Los países más pobres del planeta, un desafío para la cumbre del G-8

Cientos de manifestantes que reclaman justicia para los países pobres se enfrentan con la policía en la localidad de Stirling, cercana a Gleneagles (E…

Cientos de manifestantes que reclaman justicia para los países pobres se enfrentan con la policía en la localidad de Stirling, cercana a Gleneagles (Escocia), con motivo de la cumbre de los Estados más industrializados del mundo, incluyendo a Rusia, o sea el G-8. Mientras tanto, más de 30 países con un índice de desarrollo humano por debajo de los mínimos son, junto con el cambio climático, el gran desafío del encuentro del G-8. La Iglesia ya ha advertido de que sólo con la condonación de la deuda de todos los países más desfavorecidos se podrá garantizar la seguridad mundial.

 

Tal como se puede observar en la siguiente tabla, extraída del Informe sobre desarrollo humano 2003, publicado para el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, de un total de 175 países analizados 34 se hallan situados en el ranking de desarrollo humano en los últimos lugares, bajo el epígrafe de ‘desarrollo humano bajo’. La clasificación se corresponde, de mayor a menor desarrollo, con los lugares que ocupan en el índice general. La comparativa con el país mejor situado, Noruega, y con la media mundial y la de los países de la OCDE permite ver las marcadas diferencias de desarrollo que existen en el mundo.

 

ÍNDICE DE DESARROLLO HUMANO

(Datos del 2001)

 

País

Esperanza de vida al nacer

Tasa de alfabetización de adultos

Tasa bruta combinada matriculación primaria, secundaria y terciaria

PIB per capita

Valor del índice de desarrollo humano

Camerún

48,0

72,4

48

1.680

0,499

Nepal

59,1

42,9

64

1.310

0,499

Pakistán

60,4

44,0

36

1.890

0,499

Zimbabwe

35,4

89,3

59

2.280

0,496

Kenya

46,4

83,3

52

980

0,489

Uganda

44,7

68,0

71

1.490

0,489

Yemen

59,4

47,7

52

790

0,470

Madagascar

53,0

67,3

41

830

0,468

Haití

49,1

50,8

52

1.860

0,467

Gambia

53,7

37,8

47

2.050

0,463

Nigeria

51,8

65,4

45

850

0,463

Djibouti

46,1

65,5

21

2.370

0,462

Mauritania

51,9

40,7

43

1.990

0,454

Eritrea

52,5

56,7

33

1.030

0,446

Senegal

52,3

38,3

38

1.500

0,430

Guinea

48,5

41,0

34

1.960

0,425

Ruanda

38,2

68,0

52

1.250

0,422

Benin

50,9

38,6

49

980

0,411

Tanzania

44,0

76,0

31

520

0,400

Costa de Marfil

41,7

49,7

39

1.490

0,396

Malawi

38,5

61,0

72

570

0,387

Zambia

33,4

79,0

45

780

0,386

Angola

40,2

42,0

29

2.040

0,377

Chad

44,6

44,2

33

1.070

0,376

Guinea-Bissau

45,0

39,6

43

970

0,373

R. D. Congo

40,6

62,7

27

680

0,363

República Centroafricana

40,4

48,2

24

1.300

0,363

Etiopía

45,7

40,3

34

810

0,359

Mozambique

39,2

45,2

37

1.140

0,356

Burundi

40,4

49,2

31

690

0,337

Malí

48,4

26,4

29

810

0,337

Burkina Faso

45,8

24,8

22

1.120

0,330

Níger

45,6

16,5

17

890

0,292

Sierra Leona

34,5

36,0

51

470

0,275

Noruega

78,7

Sin datos

98

29.620

0,944

Media total mundial

66,7

Sin datos

64

7.376

0,722

Media países OCDE

77,0

Sin datos

87

23.363

0,905

 

Precisamente, en defensa de ayudar a estos países y en contra de la política practicada por el G-8, cientos de manifestantes se enfrentaron este miércoles, 6 de julio, con agentes del orden en Stirling. Los incidentes violentos se produjeron a las afueras de la ciudad, en el día en que comienza la reunión anual del grupo de países más industrializados. En los últimos días, manifestantes contrarios al G-8 se han reunido en la citada localidad antes de partir hacia Gleneagles, donde tendrá lugar la cumbre entre los líderes de Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Reino Unido y Rusia.

 

Un portavoz de la Policía Central de Escocia manifestó que se trata de “incidentes aislados” en los que participan cientos de personas y que empezaron a las 03.00 GMT de este miércoles. “Los agentes de la Policía han resultado atacados y se han detenido a dos personas”, añadió la citada fuente.

 

Edimburgo, blindada

 

El pasado día 4, en Edimburgo, se produjeron también incidentes y forcejeos entre manifestantes anarquistas y las fuerzas del orden, que terminaron con la detención de unas cien personas. Está prevista una manifestación en la capital escocesa, organizada por el músico y activista irlandés Bob Geldof, que pide a los líderes del G-8 que alivien la pobreza en Africa. Geldof espera que hasta un millón de personas acudan a la ciudad, mientras que está prevista otra marcha cerca del hotel Gleneagles para protestar contra el G-8, y la policía ha reforzado la vigilancia en la capital escocesa con más de 10.000 policías, que patrullan por las calles de Edimburgo.

 

Los principales escollos

 

Las reivindicaciones a favor de incrementar las ayudas a los países más pobres se basan en tres ejes y tienen que ver con las políticas adoptadas por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial: La ayuda al desarrollo, cifrada en 50.000 millones de dólares anuales adicionales, o sea doblar la cifra actual, sin el condicionamiento de aplicar políticas económicas como privatizaciones, desregularizaciones, liberalizaciones comerciales y disciplina fiscal, que limitan las capacidades de invertir y asegurar los servicios mínimos por parte de los países receptores.

 

El comercio internacional, que debería corregir las políticas de proteccionismo en los países ricos para favorecer la exportación desde los más empobrecidos, así como equilibrar los impuestos que éstos deben pagar para poder acceder a los mercados internacionales. Desarrollar los sistemas productivos y los circuitos de comercialización de los países pobres ofrecería posibilidades de supervivencia y un futuro mejor para millones de personas.

 

La deuda externa, que debería ser cancelada totalmente al menos en los 62 países empobrecidos más endeudados, tal como pide Naciones Unidas si se quieren cumplir los Objetivos de Desarrollo del Milenio. La oferta de ayudar con la condonación de la deuda a tan sólo 18 países ha sido denunciado por “insuficiente y engañoso”, ya que tan sólo reduciría obligaciones durante diez años sin cancelar efectivamente el stock de la deuda.

 

La Iglesia exige condonación en todos los países pobres

 

Del mismo parecer es la Santa Sede, que ha exigido a los países ricos que, para garantizar la seguridad mundial, deben ayudar a los estados más necesitados para que mejore su situación.

 

El arzobispo Celestino Migliore, observador permanente de la Santa Sede ante la ONU, ha pedido que el G-8 siga dando pasos en la dirección de ayudar a los países pobres, reduciendo la deuda exterior de otras 38 naciones, además de las 18 sobre las que ya se ha anunciado un acuerdo.

 

“La verdadera garantía de la seguridad mundial debe encontrarse en el desarrollo de los países más pobres del mundo y en el de los sectores más marginados de cada uno de estos países”, manifestó recientemente monseñor Migliore, quien añadió que “se trata de trabajar tanto sobre las desigualdades ya existentes dentro de los diferentes países, como sobre las que se dan entre Estado y Estado”.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>