Los países musulmanes rechazan debatir en la ONU los derechos de los gays

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU organizó el pasado 7 de marzo un debate de más de tres horas sobre los derechos de las personas…

Forum Libertas

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU organizó el pasado 7 de marzo un debate de más de tres horas sobre los derechos de las personas homosexuales en el mundo. La propuesta fue rechazada de plano por los 56 países de la Organización de la Conferencia Islámica (OCI).

Los países miembros de la OCI anunciaron que boicotearían la reunión aunque, al final, algunos de ellos acudieron para expresar su absoluta desaprobación por considerar que “la legitimación de la homosexualidad es inaceptable para la OCI”, advirtió el embajador de Pakistán, Zamir Akram, que actuó como portavoz del conjunto de los países islámicos.

“Condeno enérgicamente el intento de algunos Estados de introducir la noción de orientación sexual en el marco de los derechos humanos”, subrayó Akram.

La homosexualidad corre el riesgo de provocar, según él, disturbios sociales, degenerar en pedofilia e incesto, debilitar la institución familiar y hasta perjudicar la salud pública. En el mismo sentido se manifestó su homólogo senegalés, Babacar Mbaye, quien solicitó “respeto para las diferencias culturales”.

“El momento de actuar”

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, declaró mediante un mensaje a través de un vídeo con el que inauguró la conferencia que “ha llegado el momento de actuar”.

“Hay vidas en peligro y el deber de la ONU es proteger los derechos de todas las personas allí donde vivan”. “Déjenme decir a las que son lesbianas, gays, bisexuales o transgéneros que no estáis solos”.

A continuación le tocó el turno a Navi Pillay, la Alta Comisionada de la ONU para los derechos humanos. Presentó un estudio, que acabó a finales del año pasado, sobre la violencia que padecen los homosexuales, a veces son incluso asesinados, en numerosos lugares del mundo. Sin llegar a esos extremos su orientación sexual dificulta con frecuencia su vida cotidiana en el trabajo, en el ocio.

Cabe señalar que 76 países en el mundo poseen legislaciones que discriminan a los gays, según Pillay. “Estas leyes son un anacronismo y violan los derechos fundamentales”. “Sé que algunos van a oponerse a lo que estamos diciendo”, vaticinó anticipándose a las intervenciones de los pocos representantes de países musulmanes que permanecían en la sala.

Hazte socio

También te puede gustar