Los pobres, igual de pobres que hace diez años

Ni la desigualdad ni las situaciones de pobreza monetaria se han reducido en España en la última década a pesar del contexto de c…

Ni la desigualdad ni las situaciones de pobreza monetaria se han reducido en España en la última década a pesar del contexto de crecimiento económico producido entre los años 1994 y 2007. Este “inmovilismo” no se producía desde hacía 40 años. En la última década, 8,5 millones de personas (el 19,7% de la población) han continuado siendo pobres y 1,5 millones (entre el 3 y el 4%) se han mantenido en la pobreza severa.

Así lo señala el VI Informe FOESSA sobre Exclusión y Desarrollo Social en España 2008, constituida en 1965 con el impulso de Caritas para realizar estudios sociológicos en España, presentado este martes 28 de octubre en Madrid. El estudio considera pobres a las personas con ingresos inferiores a los 6.895 euros anuales.
La pobreza afecta a la quinta parte de los hogares españoles
Según el informe, la pobreza sigue afectando a la quinta parte de los hogares españoles y en la estructura social española permanece enquistado, además, un segmento de pobreza extrema que afectaría a entre un 2,6 y un 4% de la población.
Además, la exclusión social afecta a más de un 17% de los hogares españoles y las situaciones de exclusión severa afectan a un 5.3% de los hogares. Las personas mayores, los niños, las mujeres y los inmigrantes forman los grupos de población más vulnerables a la pobreza.
Sorprendentemente, la tasa de pobreza infantil en España no sólo es mayor que la de la media de la población –uno de cada cuatro niños vive con rentas por debajo del umbral– sino que es una de las más altas de la Unión Europea de los 25. Esta realidad es especialmente visible en el caso de los hogares monoparentales o de las familias numerosas.
La investigación constata también que en los hogares monoparentales, se reduciría sustancialmente la pobreza si el trabajo femenino fuese retribuido como el masculino.
Pobreza “de ida y vuelta”
El estudio señala que España registra un alto porcentaje de pobres transitorios, en comparación con otros países que tienen niveles similares de pobreza e, incluso, con aquellos que registran tasas de pobreza más altas.
Este problema está relacionado con las singularidades de nuestro mercado de trabajo y suscita serios interrogantes respecto a las implicaciones de la flexibilización de los mercados de trabajo sobre el bienestar de las familias que dependen de los ingresos laborales de individuos que son activos.
Los datos del Informe indican que los contratos temporales suponen un incremento de la probabilidad de experimentar pobreza, no sólo a corto sino también a medio y largo plazo.
La distribución territorial de la renta
En lo que se refiere a la incidencia de los niveles de desigualdad a nivel estatal, FOESSA ha constatado que existe un grupo de Comunidades Autónomas que presenta niveles de desigualdad considerablemente inferiores al conjunto nacional, como Navarra, País Vasco, Murcia y Castilla-La Mancha.
En otras regiones, por el contrario, el proceso distributivo interno se ha traducido en niveles de desigualdad que superan el promedio nacional, como Andalucía, Canarias, Cantabria y Madrid, aunque sus indicadores son sólo ligeramente más elevados que los del conjunto español.
Hay un grupo bastante uniforme de regiones que presentan los mayores niveles de desigualdad y que incluye a Ceuta y Melilla, Canarias, Extremadura, Andalucía y, con algo más de sensibilidad a la encuesta utilizada, Madrid.
Piden políticas sociales para tres colectivos
El informe constata que se dan tres situaciones que combinan la pobreza y la exclusión social con diversidad de grado e intensidad y pide políticas sociales para los colectivos que las sufren:
  1. Pobreza integrada: sectores integrados socialmente, pero con ingresos insuficientes que les sitúan por debajo del umbral de pobreza, y suponen el 12,2% de los hogares. Para mejorar, las políticas redistributivas, basadas en los mecanismos clásicos de la fiscalidad y la seguridad social, deberían ser suficientes.
  2. Excluidos ‘con dinero’: uno de cada 10 hogares (el 9,8%) se encuentra situado por encima del umbral de pobreza y presenta diversos problemas de integración social, por lo que no deberían quedar al margen de la intervención de los servicios sociales.
  3. Excluidos pobres: estos hogares, que suponen el 7,2%, deberían ser los destinatarios principales de las políticas de activación unidas a la garantía de ingresos mínimos. La carencia de una auténtica malla de seguridad hace que la situación de estas familias se muestre especialmente delicada y es posiblemente el mayor reto para la cohesión social en España.
Artículos relacionados:
Portugal adelanta a España en la lucha contra la pobreza; estamos a la cola de la UE-15
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=11739
Nueva pobreza con múltiples caras: Aumenta más de un 40% la petición de ayuda a Cáritas
El ‘divorcio exprés’, las madres solteras y la inmigración ponen cara de niño a la pobreza
Burócratas de la pobreza: sindicatos y Generalitat pactan ridículas pensiones mínimas
Los sindicatos denuncian la precaria situación de los pensionistas
Viudas en España: El 84 por ciento sobrevive en condiciones de pobreza
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=1120
La crisis demográfica y familiar crea nuevos tipos de pobreza en Alemania y Reino Unido
http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=434
Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>