Los primeros en llegar: “Cáritas está desplegando un operativo de ayuda en Haití tras el terremoto”

Haití ha sufrido el peor terremoto de sus últimos doscientos años. Se habla de cien mil muertos. Los primeros en llegar han sido …

Haití ha sufrido el peor terremoto de sus últimos doscientos años. Se habla de cien mil muertos. Los primeros en llegar han sido las asociaciones de Iglesia por una sencilla razón: ya estaban allí ayudando. Cáritas, Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) y Manos Unidas están ofreciendo las primeras ayudas a los cientos de miles de damnificados por el terremoto de 7,3 grados en la escala Richter que ha asolado Haití.

El coordinador de campaña para Haití de Cáritas Española, Martín Lago, ha podido confirmar a ForumLibertas.com que ya tienen comunicación vía internet con la filial de Cáritas en el país caribeño. Gracias a esa primera comunicación ha explicado que desde el primer momento la organización ya ha podido desplegar las primeras ayudas gracias a que sus instalaciones se han mantenido en pie. Catholic Relief Services Hatí (como se denomina Cáritas americana) ya está distribuyendo la primera ayuda que tenía almacenada en sus dependencias haitianas.
Cáritas española ha enviado 175.000 euros de nuestros fondos propios a nuestra filial en Haití como un primer contingente. Ahora iniciaremos una segunda etapa en la que sondearemos a instituciones, entidades y optaremos a subvenciones públicas para enviar más ayuda. Hacemos un llamamiento de emergencia para dar una pronta respuesta al desastre” ya que, según subraya Lago, “las primeras horas son las más importantes. El tiempo es fundamental”.
Según el coordinador de Cáritas, ayer se mantuvo en la organización un gabinete de crisis para organizar cómo se haría llegar el dispositivo de refuerzo ya que “ las comunicaciones, las infraestructuras y las carreteras se han visto fuertemente afectadas”. Lago ha llamado la atención sobre el hecho de que no solamente la capital de Haití, Puerto Príncipe, –situada a 16 kilómetros del epicentro- se ha visto afectada por el temblor sino que otras ciudades y localidades más pequeñas como Jacmel, Léogâne o Petit Goave han sido golpeadas.
“Gracias al funcionamiento en red de Cáritas y que ya tiene una estructura en el país damnificado puede prestar apoyo directo, facilitar información sobre el terreno y realizar una rápida movilización, esperemos que en forma de respuesta eficaz”, ha concluido Martín Lago.
Manos Unidas, manos disponibles
La organización de ayuda humanitaria Manos Unidas recuerda en su página web la difícil realidad que ya vivía Haití antes del terremoto: “las estructuras sociales y políticas son débiles e inestables, y es notoria la desestructuración social”. Y recuerda que “una misión de la ONU, con 6.700 militares de 17 países , trata de dar estabilidad al país desde mediados de 2004”.
En 1987 se aprobó la primera Constitución haitiana. Tras 30 años de dictadura militar de la familia Duvalier se inició una etapa con frecuentes golpes de estado y la persistencia de inestabilidad política.
“Haití ocupa el último lugar del hemisferio occidental en su renta per cápita y en el Índice de Desarrollo Humano, según el Programa de la ONU para el Desarrollo (PNUD), en posiciones similares a las de los países de África más empobrecidos (posición 149, de un total de 182 países). La esperanza de vida es de 55 años, una de las más bajas del mundo. Sólo la mitad de los haitianos sabe leer y escribir, y apenas el 5% de la gente tiene acceso al agua potable en su casa”, explica la organización de Iglesia.
Manos Unidas seguirá trabajando como lo ha hecho hasta ahora en la zona arrasada. Según explica en un comunicado en los tres años pasados (2007-2009), Manos Unidas “financió 68 proyectos, por un monto total de 2.373.890 euros”.
En septiembre de 2008 la organización apoyó ocho proyectos de emergencia, “destinados a paliar la situación de los damnificados por los huracanes Gustave, Hanna e Ike, que afectaron el país en la última semana de agosto y primera de septiembre”. La cantidad destinada a ello fueron 429.960 euros.
AIN, como siempre: ayudando a ayudar
La organización internacional Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) ha iniciado una campaña de ayuda de emergencia para socorrer a los damnificados del terremoto. La Iglesia católica haitiana a través de los numerosos sacerdotes y misioneros que operan en la zona será la encargada de distribuir la ayuda entre la población afectada por el seísmo.
En este sentido, Regina Lynch, directora de Proyectos de AIN ha comentado la dificultad de comunicarse con la zona: “nuestro corazón está con la gente de Haití en este momento. Estamos haciendo lo mejor que podemos para contactar a alguno de nuestros partners pero la brecha de comunicación nos ha hecho, hasta el momento, imposible hacerlo”, según reproduce Aciprensa.
“Apenas tengamos información actualizada, enviaremos la ayuda necesaria”, precisó. “Gracias a la generosidad de nuestros benefactores, podemos proporcionar ayuda a largo plazo a la Iglesia y sus estructuras para permitirlse la recuperación que necesitan”, explicó Lynch que añadió: “en estos dolorosos momentos, es importante que tengamos a Haití en nuestras oraciones. Rezamos para que Dios consuele a la gente en este momento tan difícil”.
El Papa pide ayuda para Haití
El Papa Benedicto XVI ha pedido ayuda urgente para Haití, el país más pobre del continente americano. En la Audiencia General del pasado miércoles, 13 de enero, el santo padre realizó una llamada “por la dramática situación en la que se encuentra Haití. Mi pensamiento va en particular, a la población duramente golpeada, hace pocas horas, por un devastador terremoto, que ha causado graves pérdidas en vidas humanas, un gran número de damnificados así como cuantiosos daños materiales”.
El pontífice exhortó a “la generosidad de todos, para que no falte a estos hermanos y hermanas que viven un momento de necesidad y dolor, nuestra concreta solidaridad y el efectivo sostenimiento de la Comunidad Internacional”.
Benedicto XVI recordó, según informa el portal de noticias Aciprensa, que la Iglesia católica “no dejará de ponerse a trabajar inmediatamente para que a través de sus instituciones de caridad pueda salir al encuentro de las necesidades más inmediatas de la población”.
Además, el obispo de Roma, invitó a todos a “unirse a mi oración al Señor por las víctimas de esta catástrofe y por aquellos que lloran su desaparición. Aseguro mi cercanía espiritual a quienes han perdido sus hogares y a todas las personas probadas de diversos modos por esta grave calamidad, implorando a Dios el consuelo y alivio en su sufrimiento”.
Todas muertes importantes y algunas, además, significativas
En el apartado de decesos a las decenas de miles de fallecidos hay que lamentar la muerte del arzobispo de Puerto Príncipe, monseñor Serge Mito, según informó la agencia misionera de noticias MISNA y confirmó posteriormente el diario vaticano L’Osservatore Romano. La agencia de noticias Zénit también ha informado que una de las mujeres más grandes de la historia de Brasil, la pediatra Zilda Arns, ha sido una de las víctimas mortales de la catástrofe a sus 75 años. La fundadora de la Pastoral de la Infancia de Brasil había logrado con la iniciativa que comandaba algunos de los mayores éxitos en la lucha contra la mortalidad infantil. Arns se encontraba en Haití realizando una misión a favor de la Pastoral de la Infancia.
El derribo del edificio de Naciones Unidas en Puerto Príncipe ha provocado la muerte de un número indeterminado de funcionarios de la organización que puede llegar a superar los dos centenares. Entre ellos, está el tunecino Hedi Annabi, jefe de la misión de la ONU en el territorio. También han perdido la vida catorce cascos azules.
Además, el nuncio apostólico en Haití, monseñor Bernardito Auza, informó que Puerto Príncipe “está totalmente devastada” y bajo los escombros se encuentran junto con el arzobispo cientos de seminaristas y sacerdotes”. Auza ha lamentado tamaña pérdida humana que se suma a la material: “la Catedral, el Arzobispado, todas las grandes iglesias, todos los seminarios han sido reducidos a escombros” ha explicado el nuncio que ha añadido: “la misma suerte ha corrido los ministerios, el Palacio de Gobierno, las escuelas”.
La ayuda internacional no se ha hecho esperar
La respuesta internacional ha sido ejemplar. Estados Unidos ha sido el primer país en reaccionar al enviar desde Virginia un equipo de 72 expertos en búsqueda de supervivientes, también ha enviado un buque hospital. Además equipos de Francia, Reino Unido y Alemania están en camino.
Brasil también ha sido uno de los países que han reaccionado con mayor rapidez emprendiendo una ambiciosa misión de ayuda humanitaria. En este sentido, España también ha mostrado su apoyo y ya ha enviado equipos de bomberos de diferentes puntos de la península expertos en rastrear supervivientes.
Si quieres colaborar con las organizaciones de Iglesia en la catástrofe puedes hacerlo con tu aportación:
Ayuda a la Iglesia Necesitada
Banco Popular
Cuenta Número 0075-0080-17-0601667548
Referencia: Terremoto Haití
Cáritas
Cuentas Bancarias:
Santander 0049-1892-64-2110527931
BBVA 0182-2000-21-0201509050
Popular 0075-0001-81-0606839307
Banesto 0030-1001-38-0007698271
Caja Madrid 2038-1028-15-6000969697
La Caixa 2100-2208-39-0200227099
CECA 2000-0002-20-9100382307
Bancaja 2077-1277-10-3100146740
CAM 2090-5513-04-0040370409
Referencia: Haití
Manos Unidas
Banco Santander
Cuenta número 0049-1892-63-2210525246
Referencia: Emergencia Haití
Noticias relacionadas:
Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>