Los salarios de los españoles, diez años en el congelador

Tras dos años de descensos interanuales ininterrumpidos, el salario real ha logrado encadenar tres trimestres de mejoras. Sin embargo, el último Indic…

Tras dos años de descensos interanuales ininterrumpidos, el salario real ha logrado encadenar tres trimestres de mejoras. Sin embargo, el último Indicador Laboral de las Comunidades Autónomas IESE-Adecco (ILCA) constata que los salarios de los españoles llevan diez años prácticamente congelados.

 

Los precios han crecido por encima de los salarios por la entrada en vigor del euro, el consiguiente aumento de la inflación y la baja productividad laboral de nuestros trabajadores”, afirma Ángela Gallifa, profesora de la escuela de negocios IESE.

 

Al mismo tiempo, el número de desempleados creció en noviembre un 2,2% respecto al mes anterior, o sea en 45.896 personas frente a octubre, y hasta en 71.309 nuevos parados frente al mismo mes del año anterior. La cifra total de desempleados en España es de 2.094.473.

De hecho, sumando la cifra de parados, los contratos temporales y los de media jornada, tenemos prácticamente al 50% de los españoles en edad de trabajar.

 

Ese incremento del paro, unido al aumento de los precios de productos básicos y la congelación de los salarios no hace otra cosa que incrementar la desconfianza de los ciudadanos en la economía.

 

1,4% en 10 años

 

Comparado con el sueldo existente hace 10 años, el salario real de los españoles tan sólo ha mejorado un 1,4%, debido a que la productividad media del trabajo ha ido reduciéndose hasta el punto de que ya es un 3,7% inferior a la de 1997, añade el indicador del ILCA.

 

En cualquier caso, el informe indica que la escasa productividad, a pesar de hallarse a la cola de Europa, “parece haber iniciado su recuperación”, aunque de manera más lenta que los salarios. En concreto, durante el tercer trimestre, cada persona ocupada en España ha producido un 0,7% más de media que un año antes.

 

Las previsiones para el primer trimestre de 2008 apuntan a una mejora interanual del salario real del 0,9%, en paralelo a un incremento de la productividad laboral del 0,8%.

 

El empleo no avanza

 

Los datos de este informe confirman la tendencia a la desaceleración en el crecimiento del empleo, que ha sido más pronunciada de lo esperado. Así, en el tercer trimestre se crearon 615.000 puestos de trabajo, un 3,1% en términos interanuales, “la tasa más baja en 11 años”.

 

De esta forma, ya son siete los trimestres consecutivos en los que el crecimiento del empleo ha sido cada vez menor. A pesar de ello, la cifra de ocupados sigue en máximos históricos, con 20.511.000 personas trabajando.

 

Según el IESE-Adecco, por primera vez en tres años los puestos de trabajo creados no han sido suficientes para proporcionar una ocupación a todos los que iniciaron la búsqueda de un empleo, por lo que parte de ellos han ido a engrosar las listas del paro.

 

Los creadores de este índice prevén que la ralentización en el crecimiento del empleo se mantenga entre dos y cuatro trimestres más, hasta estabilizarse en un ritmo interanual próximo al 2%. Para el primer trimestre del próximo año se espera que la tasa interanual de creación de empleo se sitúe en el 2,5%, con 492.200 nuevos puestos de trabajo.

 

Los precios, por las nubes

 

Mientras tanto, el 60 por ciento de los hogares españoles no llega a final de mes y el Instituto Nacional de Estadística (INE) estima que la pobreza relativa afecta al 20% de las familias.

 

Los fuertes incrementos de la vivienda registrados en los últimos años, unidos a la subida de los precios de los productos básicos y el freno de los salarios, han erosionado significativamente el poder adquisitivo de las familias españolas.

 

Cada hogar destinó una media mensual de 221 euros a gastos relacionados con la vivienda principal en 2006, un 4,2% más que el año anterior. Esta cifra se dispara hasta los 517 euros si se paga un alquiler a precio de mercado.

 

La encuesta de condiciones de vida elaborada por el INE también indica que los ciudadanos “económicamente más felices” representan casi el 40%.

 

Artículos relacionados:

 

Menos afiliados a la Seguridad Social y más desempleo: las cifras desmontan las excusas del Gobierno

 

Los cinco puntos débiles de la baja competitividad en España

 

El actual salario mínimo en España es casi la mitad que el de la media europea

 

Más de la mitad de los asalariados en España son ‘mileuristas’

 

Más de la tercera parte de los jóvenes ocupan un puesto de trabajo inferior a su cualificación

 

Más despidos, cierres y deslocalizaciones: la baja productividad, principal causa

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>