madera y carne humana

Pues sí: ¡Más madera, es la guerra! Nuestro sofista Presidente se ha acostumbrado a sus propios sofismas y el problema es que se los cree de verdad: d…

Forum Libertas

Pues sí: ¡Más madera, es la guerra! Nuestro sofista Presidente se ha acostumbrado a sus propios sofismas y el problema es que se los cree de verdad: después de cada tempestad viene la calma; España puede perfectamente jugar, en un mundo globalizado, el papel de laboratorio para la implantación de la ideología de género; cuando los países más económicamente responsables resuelvan el problema económico también se resolverá el nuestro; sólo hay que esperar, pero no de brazos cruzados: avancemos en derechos sociales para hacer avanzar a todo el mundo. La vocación de España no es la de liderar la economía, ahora mundial, sino la de liderar el avance mundial en derechos sociales. Por eso, a diferencia de los Marx, ZP quema, junto con la correspondiente madera, parte del pasaje, aligera carga reduciendo la necesidad de potencia de la máquina. Han caído los más débiles, los niños no nacidos; pronto, muy pronto, los siguientes en debilidad: ancianos y enfermos; después los minusválidos, que ahora se sienten fuertes y protegidos pero se terminarán viendo solos en medio de una sociedad que les verá como un estorbo y no hará nada por ellos, tal y como ahora sucede con otros… y al final… bueno ya veremos a qué estación llega esta máquina quemacarne si es que llega a alguna parte.

Hazte socio

También te puede gustar