‘Madre de la Gracia’, por José Morales

San Bernardo había dicho refiriéndose a la Virgen: “De Maria nunquam satis”, que significa que nunca se hablará suficientemente de María.  Esa afirmac…

San Bernardo había dicho refiriéndose a la Virgen: “De Maria nunquam satis”, que significa que nunca se hablará suficientemente de María. 
 
Esa afirmación queda corroborada en un libro como este en el que, en nueve homilías en honor de Santa María el autor desgrana, con lenguaje nuevo, la fe de la Iglesia en torno a la Madre del Redentor.
La primera homilía, que es como un pórtico, trata de un tema importante que es el instinto profético del pueblo de Dios. Aunque la reflexión de la Iglesia se basa en el estudio teológico fundamentado sobre la Escritura y la Tradición, es también cierto que la piedad y devociones marianas, en las que hay un importante influjo emocional, juegan un papel importante en el culto a María. De ahí la defensa con la que empieza este libro del lugar de María en la fe y en la teología.
 
De ninguna manera debe permitirse la sospecha de que la devoción a María es propia de gente ingenua o poco instruida. Más bien debe señalarse que en María coinciden todos los hijos de la Iglesia, los más grandes doctores y los más sencillos. Es difícil no descubrir en ella las maravillas con que la gracia divina la ha regalado.
En los capítulos siguientes, que deben mucho a la Marialis cultus de Pablo VI, al magisterio de Juan Pablo II y a las enseñanzas de san Josemaría Escrivá y del Cardenal Newman, se desarrollan otros aspectos de la Virgen, como su condición de primera discípula del Señor o Reina de los apóstoles.
En conjunto es un bonito libro sobre nuestra Madre, escrito con conocimiento teológico y de la mejor tradición cristiana, pero también con fervor filial de quien se sabe hijo de María. Por eso puede ser una gran ayuda para la oración y para profundizar en nuestro conocimiento de la Madre del Verbo.
 
El género literario elegido por el autor es muy adecuado. No se trata de un ensayo teológico, sino de homilías. Las homilías exigen una doble faceta que no siempre se consigue. Por una parte han de estar bien fundamentadas en el estudio, porque así lo exige la predicación de la fe, y por otra han de conseguir un lenguaje adecuado a los destinatarios.
 
El autor ha conseguido elaborar nueve piezas muy ajustadas que harán las delicias de quienes las lean y las lleven a la oración.
 
 
MADRE DE LA GRACIA
José Morales
Rialp
Madrid 2006
153 páginas
Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>