Manifestación 17-O: no se puede decir más alto ni más claro

El éxito de la manifestación del 17-O que llenó las calles de Madrid de ciudadanos pro vida ha levantado ampollas en el grupo soc…

El éxito de la manifestación del 17-O que llenó las calles de Madrid de ciudadanos pro vida ha levantado ampollas en el grupo socialista por el abundante número de voces que hablaron a favor de la vida y en contra del aborto. La magnitud de la marcha ha obligado a dirigentes socialista a tomar nota del malestar que provoca la Ley en la ciudadanía.

La manifestación ha sido la más grande que se recuerda desde que Rodríguez Zapatero inició su mandato como máximo responsable del Gobierno. Además, es una de las más grandes que se recuerda en la historia de Madrid. Este hecho ha conseguido uno de los objetivos más importantes que perseguía la marcha que era provocar un impacto sobre los socialistas, aunque probablemente no sobre Zapatero.
Balance de una reforma que toca fondo
La Ley de la Ejecutiva socialista ha salido muy tocada de este clamor social y pierde un nuevo round en el camino a su aprobación. El primer revés que ha tenido que hacer frente el proyecto es la falta de apoyos que ha encontrado en las tres instituciones jurídicas que tenían que evaluar el Proyecto de Ley.
La nueva Ley promovida por Gobierno socialista tenía que pasar tres consideraciones previas antes de someterse a la votación de la cámara de representantes. El Consejo de Estado es el único organismo que avaló la Ley después de que el Consejo Fiscal primero y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) después no dieran su visto bueno. A pesar de su aprobación, el Consejo de Estado incorporó varios anuncios de inconstitucionalidad de la norma como la no inclusión en los Consejos clínicos de médicos que se hubieran definido pro vida.
El Consejo Fiscal tumbó la reforma de ley el pasado junio basándose en la sentencia del Tribunal Constitucional para subrayar la inconstitucionalidad del texto. La resolución se aprobó gracias a los seis votos de los representantes conservadores de la Asociación de Fiscales (AF) frente a los cinco votos de los representantes de Unión Progresista de Fiscales (UPF).
Por otro lado, un mes después, el Consejo General del Poder Judicial reunido en pleno no aprobó el dictamen que sostenía la constitucionalidad de la Ley del Aborto gracias a la abstención del representante de CiU, Ramón Camp, y el voto negativo del presidente del plenario, Carlos Dívar que no dio salida al informe redactado por la representante del PNV, Margarita Uría, que sostenía la constitucionalidad de la Ley.
El plan de ruta ideológico de Zapatero
Otro escollo que esta Ley no ha superado es la opinión pública generalizada que ha tenido su reflejo en las encuestas. La iniciativa planteada por el Gobierno ha resultado ser un tiro por la culata. Además, ha servido para demostrar que Rodríguez Zapatero no es un hombre que gobierne a golpe de encuesta como se ha querido hacer ver desde algunos sectores. De su gobierno se desprende que sólo utiliza las encuestas cuando le benefician. Es un claro caso de pensamiento dogmático que ha hecho de la tolerancia un dogmatismo.
Un ejemplo de la hoja de ruta ideológica del presidente del Gobierno es su visita la pasada semana a Siria. En su estancia Zapatero realizó un discurso en la Gran Mezquita de los Omeyas ante un auditorio formado por los fieles musulmanes en el que expuso sus ideas sobre la Alianza de Civilizaciones que él mismo ha impulsado. De esta forma Zapatero homenajeó al Islam lo cual nunca ha hecho con la Iglesia católica ni en España ni fuera de sus fronteras.
El dirigente socialista afirmó que traía de España “un mensaje de diálogo, entendimiento, tolerancia y cariño al pueblo sirio”, para luego manifestar espontáneamente que “todas las religiones, culturas y naciones tienen que intentar convivir en paz”.
El éxito anunciado de una manifestación
El tercer varapalo que ha recibido la reforma del aborto ha sido el éxito de la multitudinaria marcha por la vida que se celebró en Madrid el pasado sábado, 17 de octubre. Esta concentración ha puesto de manifiesto un marco de fondo muy profundo debido a la coincidencia de tres corrientes en el perfil de los manifestantes: ciudadanos pro vida militantes en organizaciones, ciudadanos contrarios a la ley propuesta por el Gobierno y las clases medias trabajadoras que manifestaban su enfado con Zapatero.
Más que una manifestación beligerante con la ejecutiva socialista se dio una fiesta por la vida en las calles de Madrid. Este hecho ha evidenciado que este grueso de personas disconformes con la gestión al frente del gobierno de los socialistas irá a más porque finalmente aprobarán la polémica Ley, subirán los impuestos y la crisis se extenderá. Como consecuencia cabe esperar una secuela colateral que será la presencia diaria en los medios del caso Gürtel para desviar las miradas
Escándalo en algunos medios
Como era previsible algunos medios han tratado de minimizar el impacto de la manifestación falseando algunos datos y prestando especial relevancia a lo que no la tiene. Por ejemplo el diario El País se empeña en sostener que la cifra de manifestantes asciende a 56.000 cuando la organización habla de dos millones y la comunidad de Madrid de algo más de un millón.
El diario Público ha querido reducir la concentración a una manifestación de la vieja guardia de Aznar poniendo énfasis en que “Cospedal, Aguirre, y más de 50 parlamentarios del PP acuden a la marcha”. Además, el diario señala que los propios representantes del PP justificaron la ausencia del líder popular, Mariano Rajoy, “como muestra de que la formación no quería politizar una protesta promovida por numerosas organizaciones sociales”.
El propio Benigno Blanco, presidente del Foro de la Familia –una de las 44 organizaciones convocantes-, explicó a ForumLibertas.com que la manifestación no se convocada bajo ningún credo, ideología o color político sino bajo la única voz a favor de la vida y contraria a la cultura de la muerte favorable al aborto.
Noticias relacionadas:
Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>