Manipulan a los niños: Los hijos buscan padres de repuesto en un nuevo concurso de Cuatro

Todo vale cuando una sociedad individualista y aburrida busca diversión, incluida la manipulación de niños. No basta con que los hijos tengan que asum…

Todo vale cuando una sociedad individualista y aburrida busca diversión, incluida la manipulación de niños. No basta con que los hijos tengan que asumir, en los tiempos que corren, que el golpe que para ellos supone la separación de sus padres es algo habitual. Ahora, además, el canal Cuatro de televisión les ofrece la ‘oportunidad’ de buscar padre o madre de repuesto ante las cámaras.

 

En un rizar el rizo para elevar la audiencia, Cuatro quiere convertir en divertido lo que para el niño supone el primer trauma de su vida: el abandono o marcha forzada del hogar de uno de sus progenitores.

 

Con ¡Menuda decisión!, título del concurso televisivo, los niños cogen las riendas de la vida sentimental de su padre o madre y ponen a prueba al aspirante a ocupar el puesto del progenitor ausente.

 

Pruebas a superar

 

En horario infantil, a las 17,55 horas, los futuros pretendientes tendrán que pasar un casting y contestar acertadamente a un cuestionario que los niños habrán confeccionado.

 

De entre todos los aspirantes, los dos que superen esa prueba podrán disfrutar cada uno de ellos de un fin de semana lleno de actividades para conocer a la familia al completo.

 

En ese tiempo, tendrán que ganarse el afecto de los niños y de la que puede convertirse en su nueva pareja, o sea, tendrán que mostrar su cara más amable y condescendiente (no necesariamente la más auténtica) para optar a formar parte de la familia.

 

Después de esos dos fines de semana, los pequeños tendrán que escoger al aspirante que más les haya gustado, que podrá entonces disfrutar de una cita romántica para conocer más a fondo al padre o a la madre de sus infantiles jueces.

 

Valores materiales

 

Pero, ¿qué criterios tienen los menores para decidir sobre cuál es la mejor opción de pareja ideal para su progenitor? El casting previo nos da algunas pistas.

 

Las ‘divertidas’ preguntas a que son sometidos los pretendientes son del tipo “¿Cuánto me vas a dar de paga?” o “¿Me haces los deberes de Matemáticas?”. También les hacen pasar todo tipo de pruebas, ideadas por los pequeños desde su particular prisma o valoración.

 

En el primero de los seis programas de ¡Menuda decisión!, los dos hijos de la familia Zambrana, residente en la localidad barcelonesa de Mollet del Vallès, Daniel, de 14 años, y su hermano Didier, de 11, someten a los candidatos a un casting de lo más atrevido.

 

El primer aspirante conquista a toda la familia con un fin de semana lleno de actividades. Mientras compiten en una partida de paintball, navegan en velero y juegan en la playa, María no puede ocultar su entusiasmo por el nuevo integrante de la familia. Pero aún no hay nada definitivo. Falta el segundo candidato y está dispuesto a luchar.

 

Patinaje, baloncesto y juegos en casa, demuestran que los hermanos Zambrana han vuelto a acertar con su elección. Llega la hora de la verdad y la decisión no puede ser más difícil: Didier apoya al primer candidato y Daniel al segundo. ¿Serán capaces de elegir al hombre que más le convenga a su madre?, se preguntan algunos medios de comunicación.

 

Frivolizar con algo tan importante como el amor entre un hombre y una mujer no es la fórmula más elogiable para un programa de televisión; pero, si los principales protagonistas y receptores de esa fórmula son menores de edad entonces, además, sus efectos son nocivos para los niños implicados.

 

Artículos relacionados:

 

¿Quién protege a los niños de la tele?: En 14 semanas, 9.000 infracciones del código autorregulador

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>