Maragall pide ”un estatus propio para Cataluña en la Constitución”

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pasqual Maragall, que compareció ayer ante el Parlamento autonómico para llevar a cabo un balance de los …

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pasqual Maragall, que compareció ayer ante el Parlamento autonómico para llevar a cabo un balance de los primeros seis meses de Gobierno, sorprendió con sus formulaciones, que fueron mucho mas allá del guión previsto al plantear la reivindicación de un nuevo estatus para Cataluña, “especifico y diferente”, en la Constitución. Esta posibilidad se inspiraba en la circunstancia de que ahora hay en Madrid un Gobierno que él considera “amigo”, pero también advertía que el ejecutivo del PSOE no es una garantía absoluta, porque cada uno defiende sus intereses y, por tanto, los catalanes debían ganarse aquel resultado a pulso.

También sorprendió el toque de alarma que introdujo al señalar que, si el modelo de la España plurinacional fracasa, Cataluña pagaría las consecuencias “más que nadie”, y se entraría en un escenario inédito porque, a diferencia de Euskadi, que puede refugiarse en su régimen foral, y de Andalucía, que tiene suficiente con mejorar la financiación, Cataluña no puede continuar esperando. No es la primera vez que Maragall adopta un tono trágico para describir un futuro frustrado en cuanto al nuevo horizonte de autogobierno.

Estas declaraciones del presidente catalán contrastan con las formuladas por José Luis Rodríguez Zapatero en una amplia entrevista publicada el domingo 27 de junio en el diario LA VANGUARDIA. Quizás, en el fondo, late la circunstancia de que, hasta ahora, las actitudes de Zapatero no han pasado de zalamerías, como la segunda devolución del Castillo de Montjuïc a la ciudad de Barcelona (de hecho ya existe un patronato municipal que lo gestiona) mientras que, sólo con una gestión telefónica, el lehendakari Juan José Ibarretxe ha conseguido financiar la ampliación de la policía autonómica (la erzaintza), el déficit sanitario y la corrección del cupo y el presidente andaluz, Manuel Chaves, ha logrado cobrar su deuda histórica, eso si en los términos económicos formulados por el PP. Coincidiendo en el tiempo, la misma tarde en que Maragall formulaba aquellas reivindicaciones en el Parlamento, el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, afirmaba en una conferencia, en Barcelona, que las autonomías que deseen más ingresos deberán incrementar sus impuestos.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>