Más de la mitad de los españoles califican de muy importante la enseñanza de la religión

Un 55,7 por ciento de los españoles consideran que la religión es muy importante para la formación de los niños, según un informe del Centro de Invest…

Un 55,7 por ciento de los españoles consideran que la religión es muy importante para la formación de los niños, según un informe del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) que acaba de publicarse bajo el título La situación de la Religión en España a principios del siglo XXI. Este dato presenta, como gran novedad en relación con otros estudios sobre demanda de clase de religión, el hecho de que están incluidos también aquellos ciudadanos que no son padres con hijos en edad escolar y que, por tanto, no se ven directamente afectados por la posibilidad de solicitar esa materia. A pesar de ello, la cifra es muy importante y digna de ser valorada por el Gobierno y por todos los agentes implicados en la reforma educativa. En el caso de las estadísticas sobre padres que solicitan religión confesional católica en España, los últimos sondeos hablan de aproximadamente 8 de cada 10.

 

El informe del organismo gubernamental está realizado, con una muestra de 2.487 entrevistas sobre un universo de ciudadanos mayores de 18 años, lo cual quiere decir que han sido encuestadas personas que tienen entre 18 y 30 años, un sector que mayoritariamente no corresponde a gente casada o con hijos en edad escolar. Además, en esta franja de edad, los españoles presentan, según los últimos trabajos conocidos, un índice de práctica religiosa especialmente bajo. Por tanto, es muy significativo que el sondeo refleje esta mayoría de partidarios de la enseñanza de la religión como un recurso útil para el proceso formativo. Por sexos, la cifra sube en mujeres (62,7 por ciento) y cae en hombres (48,1). Por tanto, la opinión mayoritaria de los que realmente son padres lógicamente debe estar de acuerdo con esa importancia del hecho religioso en una proporción superior. En la misma línea, prácticamente todos los entrevistados declaran que han recibido una educación religiosa. En la otra cara de la moneda, un 36,2 por ciento consideran que no es relevante enseñar religión a los niños.

 

Otra cuestión interesante es la valoración de la importancia de la religión en la enseñanza según las preferencias políticas. Por un lado, el estudio revela que, cuanto mayor es la inclinación hacia ideas de derechas, con mayor nitidez aparecen los indicadores religiosos (tanto el de la educación como otros, incluido la confianza en la Iglesia), mientras que, cuanto más de izquierdas es el encuestado, menos relevancia concede al hecho religioso en los diversos ámbitos planteados en las preguntas. Sin embargo, por otro lado, tanto los votantes del Partido Popular (PP) como los del Partido Socialista (PSOE), a partir de los datos electorales del año 2000, consideran mayoritariamente relevante la enseñanza religiosa para sus hijos (69,6 y 55,3 por ciento respectivamente).

 

La mitad, a favor de ofrecer la asignatura

 

Finalmente, cabe destacar que el estudio del CIS ofrece otras conclusiones interesantes. Por ejemplo, el 16 por ciento de los españoles se muestran partidarios de la existencia de una enseñanza aconfesional sobre historia de las religiones, un 9 por ciento reclama que no se enseñen doctrinas en la escuela y algo más de 2 de cada 10 defienden una formación confesional obligatoria. Un 48,3 por ciento piensan que debería ofrecerse a alumnos y padres la posibilidad de elegir asignatura de religión católica o de otras confesiones.

 

Dentro del debate que ha dado paso a la reciente presentación del anteproyecto de Ley Orgánica de la Educación (LOE), la presencia de la formación religiosa en el sistema educativo es una de las cuestiones que se han debatido más entre los diversos sectores implicados. Los padres católicos agrupados en la CONCAPA, la Fundación Escuela Cristiana de Cataluña (que representa a 1 de cada 3 alumnos catalanes) y numerosas organizaciones cívicas han expresado estos días sus críticas al hecho de que la asignatura de religión confesional no tenga definida una alternativa evaluable, que podría ser una materia de formación social y religiosa no confesional. Todos coinciden a la hora de recordar que “la asignatura de religión católica no tiene nada que ver con la catequesis, porque nunca se evalúa la fe, sino los conocimientos”. En cualquier caso, el estado de opinión es claro: Entre los padres, 8 de cada 10 piden religión; y entre el conjunto de la sociedad, casi 6 de cada 10 ciudadanos consideran relevante esta materia en el proceso formativo.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>