Matrimonio y familia, la encuesta del Vaticano: una manipulación inaceptable

Josep Miró i Ardèvol, presidente de e-Cristians y miembro del Consejo Pontificio para los Laicos, ha hecho pública a travé…

Josep Miró i Ardèvol, presidente de e-Cristians y miembro del Consejo Pontificio para los Laicos, ha hecho pública a través de la asociación católica una declaración por medio de la cual analiza detallada y atinadamente el cuestionario de 38 preguntas que la secretaría general del Sínodo de los Obispos envió a los obispos del mundo con el objetivo de preparar el Sínodo extraordinario sobre la Familia que el Papa Francisco ha convocado para octubre de 2014.

La razón de este análisis del documento realizado a la luz de la doctrina de la Iglesia tiene como base responder a la inmensidad de noticias sesgadas y manipuladas que se han vertido citando este cuestionario. Muchos medios han querido ver en el mismo una supuesta apertura al llamado ‘matrimonio’ homosexual y a otros aspectos que entran en frontalidad directa con los preceptos básicos del Magisterio católico.
El documento preparatorio tiene como objetivo analizar cómo debe enfocar la Iglesia la evangelización en las familias y en las diferentes singularidades que esta tenga (divorciados, separados, vueltos a casar, etcétera). Para ello, el documento debe citar ese tipo de uniones lo cual, en ningún caso significa que se estén asumiendo por Iglesia sus conceptos, tal y como reflexiona Miró i Ardèvol.
El miembro del Consejo Pontificio para los Laicos afirma que los medios de comunicación “han presentado en su gran mayoría el cuestionario sobre la familia del próximo Sínodo de obispos de forma muy manipulada de manera que ha llegado alterar su contenido”. Además, denuncia que se ha omitido el hecho de que se trate de un texto que forma parte de un contexto mucho más amplio y preciso sobre las intenciones de las preguntas, y explica que “éstas no pueden comprenderse en su alcance e intención si se omite el marco de referencia del que forman parte”. También subraya la omisión por parte de estos medios de que se trata de un texto dirigido a las Iglesias particulares de manera que puedan “participar activamente en la preparación del Sínodo Extraordinario que tiene como objeto anunciar el Evangelio en los actuales desafíos pastorales en relación a la familia”, tal como afirma el propio cuestionario.
“Existe una tendencia generalizada de una buena parte de los medios de comunicación –prosigue el texto- a no presentar la realidad, sino a utilizar fragmentariamente algunos de sus elementos, aun al precio de destruir la verdad, es decir, la realidad, a la búsqueda del sensacionalismo”.
También debe subrayarse otra tendencia, la de “instrumentalizar la realidad en función de la ideología a la que se adscribe el medio de comunicación”. Ambas cosas se ha hecho, según Miró i Ardèvol, con el documento preparatorio del Sínodo, “mezclando la ignorancia de muchos con la mala fe de algunos”.
“Una falta grave de la deontología periodística”
Para el presidente de e-Cristians esta práctica periodística “debe ser denunciada y rectificada, porque más allá del hecho en sí, entraña como toda desvirtuación de la realidad, un engaño a las personas y una falta grave de la deontología periodística”. “No debe utilizarse para intentar justificar determinadas perspectivas de cambio en relación a la concepción del matrimonio y la familia contrarias a las que viene presentado la Iglesia, y si es lógico esperar una pastoral que contemple y acoja en mayor medida a los apartados, no para darles razón en su lejanía sino para facilitar una mejor escucha y recepción del Evangelio, y facilitar así su conversión”, subrraya.
La declaración concluye que se trata de una consulta “no con el fin de cambiar la doctrina fundamental de la Iglesia sino para mejorar el anuncio del Evangelio”. Además, se acentúa que “el fin del documento, incluidas las preguntas, es mejorar la evangelización” y que “es evidente que todas estas situaciones son presentadas como problemas y desafíos y no como modelos a integrar, porque el único modelo posible es el de matrimonio como sacramento”.
Hazte socio

También te puede gustar