Medio centenar de alumnas ya han sido expulsadas por la ley francesa de símbolos religiosos

La ley francesa que prohíbe a los alumnos y alumnas de centros públicos exhibir cualquier símbolo religioso “ostensible” ha provocado ya la expulsión …

Forum Libertas

La ley francesa que prohíbe a los alumnos y alumnas de centros públicos exhibir cualquier símbolo religioso “ostensible” ha provocado ya la expulsión de medio centenar de alumnas musulmanas que se niegan a quitarse el pañuelo. Acaba de cumplirse el primer aniversario de la aprobación parlamentaria, con votaciones en la Asamblea Nacional y el Senado, aunque el texto no entró en vigor hasta el inicio del curso escolar el pasado 2 de septiembre. Por tanto, más que de un año, habría que hablar de medio, o incluso menos si se tiene en cuenta que el Gobierno francés decidió poner un plazo de varias semanas antes de decretar expulsiones. A pesar de esto, EL PERIÓDICO se hace eco de la noticia titulando que “Francia sólo ha expulsado a 47 chicas en un año de la ley del velo”, y asegura que éste y otros hechos se han producido “en un año”, lo cual es falso.

En cualquier caso, medio centenar de alumnas de colegios públicos franceses han sido expulsadas de sus escuelas, según fuentes oficiosas recogidas por el mismo rotativo, y todo ello por llevar un pañuelo que la administración interpreta como “símbolo religioso ostensible”. En cambio, numerosos compañeros y compañeras de estas chicas han podido seguir mostrando sin ningún problema otros signos, como caras de futbolistas, fotografías de todo tipo de personajes populares y prendas de vestir más o menos llamativas, así como llevar piercings o tatuajes sobre sus pieles. A las expulsiones que ya se han llevado a cabo, hay que sumar los centenares de casos de conflicto entre el Ministerio de Educación y los estudiantes junto con sus familias.

Aunque la ley incluye todas las religiones, las alumnas musulmanas son las que se han visto más perjudicadas. La Unión de Organizaciones Islámicas (UOIF) y la Liga Francesa de la Mujer Musulmana acaban de elaborar el libro El curso 2004: una verdad desvelada. En el documento, que presenta varios testimonios, ambas entidades hablan de “al menos 806 víctimas de la ley” y denuncian “numerosos casos” de estudiantes menores de 16 años que han dejado de ir al colegio, concretamente 25. Y en mayores de 16, la cifra llegaría al centenar. También se asegura que otras chicas han sido escolarizadas en el extranjero por culpa de la ley, concretamente en Inglaterra, Bélgica, Alemania, Holanda e incluso Turquía. Es sencillamente una vergüenza que, en un país moderno y democrático como Francia, haya ciudadanos que se vean obligados a matricular a sus hijos fuera.

Centros católicos y aplicación del texto

Otro hecho relevante, incluido también en el documento de las asociaciones musulmanas francesas, es que las escuelas católicas, a diferencia de las públicas, sí que admiten que sus alumnas lleven el pañuelo islámico. Son centros con ideario propio, pero no tienen ningún inconveniente en aceptar la prenda, igual que otras de cualquier tipo, siempre que las familias tengan presente la orientación religiosa del colegio. “En nuestros centros, no es obligatorio dejar en la puerta los símbolos religiosos, porque creemos en la educación y en la libertad de preguntarse sobre cuestiones fundamentales de la vida”, explicaba en septiembre el portavoz de la Federación de Centros Educativos Católicos, Gilles Retail.

El Gobierno francés, que sigue dividido a la hora de afrontar la aplicación de la ley de símbolos religiosos, mantiene los controles en los centros públicos a pesar de los avisos que le han llegado desde la sociedad civil sobre las consecuencias de un texto tan discriminatorio. Cabe recordar que, sólo el primer día (2 de septiembre), ya se negaron rotundamente a quitarse el pañuelo unas 70 alumnas musulmanas, cifra que supera ampliamente las 40 en que se basó el propio ejecutivo de Jean-Pierre Raffarin para impulsar el texto legal. Justo hace un año, el presidente de la Federación Internacional de Derechos del Hombre de Helsinki (FIH), Aarón Rodees, ya aseguraba que la ley de símbolos “viola las convenciones internacionales sobre los derechos del hombre y las normas internacionales que Francia se ha comprometido a respetar”.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar