Mejora la creación de empleo, pero gracias al impulso de dos sectores de corto recorrido

La vitalidad en la creación de empleo, aunque lenta y con una gran parte de contratos temporales o precarios, es un hecho innegable a dí…

Forum Libertas

La vitalidad en la creación de empleo, aunque lenta y con una gran parte de contratos temporales o precarios, es un hecho innegable a día de hoy. De hecho, el balance de la mejora en general de la creación de puestos de trabajo es muy positivo desde que la actividad económica empezara a recuperarse a partir del tercer trimestre de 2013.

Tanto es así que “el número de afiliados a la Seguridad Social lleva creciendo en términos desestacionalizados desde agosto de 2013 y la tasa de variación interanual se ha ido incrementando prácticamente sin pausa mes tras mes, hasta alcanzar el 3,5% en abril”, según constata el Informe Mensual de junio de 2015 de “la Caixa”,

Sin embargo, este crecimiento generalizado del empleo y del número de afiliados tiene como motor principal dos sectores concretos: las Administraciones Públicas y la Construcción. “si descontamos la aportación de la construcción y de la Administración pública, la tasa de variación interanual de abril se sitúa siete décimas por debajo de la variación total, concretamente en el 2,8%”, tal como se puede observar en el siguiente gráfico, reproducido a partir del Informe Mensual.


El avance en el sector público…

Así, los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) “revelan que la ocupación en el sector público superó el nivel precrisis en el 1T 2014 y que actualmente se sitúa un 1,2% por encima de dicho nivel”, tal como muestra este segundo gráfico, también publicado en el estudio de “la Caixa”.

En el informe también se hace mención a que esta creación de empleo en el sector público continuará a lo largo de este año, y cita el porqué de esta afirmación: “el Real Decreto-Ley 3/2015, de 22 de marzo, amplió de forma sustancial la oferta pública de empleo para 2015. En concreto, se ofrecieron 6.692 empleos ordinarios (1.684 en 2014) y 724 empleos extraordinarios”.

…y en la construcción

Por otra parte, la segunda principal fuente de creación de puestos de trabajo es la construcción, que ha despuntado por su buen comportamiento en los últimos meses. “Tras perder más de 1,5 millones de afiliados a la Seguridad Social entre 2008 y 2014, desde el mes de octubre presenta una tasa de crecimiento interanual positiva”.

Tanto es así que “ésta se situó en el 5,6% en abril, claramente por encima del resto de sectores. El ajuste que sufrió la construcción redujo el peso de empleo de este sector sobre el total del 12% en 2008 al 5,7% en 2014”, como se observa en el tercer gráfico reproducido a partir de los datos del estudio.

“Esta última cifra es comparable con la de la eurozona (del 6,6%), por lo que cabe esperar que a partir de ahora vuelva a contribuir positivamente a la creación de empleo a ritmos compatibles con la moderada recuperación del mercado inmobiliario.”.

Los límites ante un recorrido corto

Ahora bien, aun reconociendo que cabe felicitarse por la mejora en la creación de empleo, tanto el empleo generado por las Administraciones como el surgido del sector de la Construcción tienen un recorrido corto. Es decir marcado por unos límites.

En el caso de la Administración, la contratación de funcionarios tiene el límite que marca la consolidación fiscal en el marco de la UE, es decir el límite del déficit de las cuentas de cada país, que no gasten más de lo que ingresan y eviten en la medida de lo posible el endeudamiento.

“Por tanto, el grueso de la recuperación debería proceder del sector privado, cuyo nivel de ocupación todavía se encuentra un 18,1% por debajo del de 2008”, como se aprecia en el segundo gráfico. “En este sentido, destaca la buena evolución del sector turístico, con un incremento de afiliados del 4,1% interanual en abril, que coincide con la llegada de 5,4 millones de turistas internacionales en ese mes, un 2,8% más que en abril de 2014”, agrega el estudio.

En cuanto al sector de la construcción, que como decíamos llegó a representar el 12% del empleo en 2008, cuando en la Eurozona representaba el 6,6%, actualmente está en ese 5,6% y se podría llegar a alcanzar a lo largo de 2015 entre el 6% y el 7%; pero, todo lo que sea sobrepasar estos últimos porcentajes significaría inflar una nueva burbuja inmobiliaria.

En ese sentido, hay que recordar que, con datos del propio Ministerio de Fomento, la estimación del stock de viviendas nuevas sin vender a 31 de diciembre de 2013 era de 563.908, como se ve en la evolución de ese stock desde el año 2005. Actualmente, la sobreoferta se mueve entre las 525.000 y 550.000, según informaba el diario El País en febrero de este año.

“En definitiva, el balance de la evolución del empleo en la recuperación es muy positivo. Si bien es cierto que una parte importante de la mejora de la ocupación se debe al impulso de la Administración pública y de la construcción, esperamos que este dinamismo se extienda al resto de sectores”, concluye el Informe Mensual de “la Caixa”.

Hazte socio

También te puede gustar