Memoria e identidad: ventana abierta al pensamiento de Juan Pablo II

Memoria e identidad. Éste es el título del quinto libro del Papa Juan Pablo II, una obra que se presentó simultáneamente el miércoles 23 de febrero en…

Memoria e identidad. Éste es el título del quinto libro del Papa Juan Pablo II, una obra que se presentó simultáneamente el miércoles 23 de febrero en Italia, España, Alemania y Brasil. El pontífice relata, por primera vez, su recuerdo del atentado que sufrió el 13 de mayo de 1981 en la Plaza de San Pedro, cuando el turco Ali Agca disparó contra él. Por otro lado, y a partir de la conversación mantenida en verano de 1993 con los filósofos polacos Josef Tischner y Krystof Michalski, se refiere a los principales problemas del mundo actual, especialmente a las ideologías del mal y sus raíces, así como a las relaciones Iglesia-Estado y a conceptos como el patriotismo, nacionalismo y cultura, entre otras cuestiones.

En esta obra, Juan Pablo II ha querido recoger una consideración global sobre la historia del siglo XX, en clave filosófica y teológica. En el último capítulo, el dedicado al atentado, interviene en las conversaciones el secretario personal del Santo Padre, el también polaco Estanislao Dziwisz, que fue testigo de aquel momento vivido en los jardines de la residencia de Castelgandolfo. Es la primera vez que Karol Wojtila reconoce que, detrás de la acción violenta de Ali Agca, se escondía una estrategia, una mente y, por tanto, un complot para matar “a un Papa polaco considerado incómodo”. El propio pontífice revela que, cuando se reunió con su agresor en la cárcel donde el terrorista había ingresado, Agca sólo quería saber cómo era posible que él no lograse matarle a pesar de que sabía dispara y de que lo hizo con el objetivo de causarle la muerte.

Uno de los temas más interesantes del libro es la explicación teórica sobre la idea de patria, nación y Estado, tres conceptos sobre los que Juan Pablo II reflexiona a partir de la realidad polaca. En esta línea, incluye el patriotismo dentro de los Diez Mandamientos. “Es una parte del cuarto, que nos exige honrar al padre y a la madre”, dice. Por otro lado, el Santo Padre analiza el nazismo y el comunismo, dos regímenes totalitarios que tuvo que soportar él personalmente durante el siglo pasado. Tanto el Holocausto judío como la eliminación de sacerdotes y creyentes católicos y ortodoxos en la antigua Unión Soviética encuentran, para Wojtila, una raíz clara en el pensamiento ilustrado que proclama que, “si el hombre por sí solo, sin Dios, puede decidir lo bueno y lo malo, también puede disponer que un número de seres humanos sea anihilado”. Pero estas reflexiones las realiza sin negar los frutos positivos de la Ilustración.

Tras “la caída de los sistemas cimentados en las ideologías del mal”, el Papa avisa sobre el peligro de un mal uso de la libertad. Son las corrientes contrarias al Evangelio y que “socavan los fundamentos mismos de la moral humana, implican a la familia y propagan el permisivismo moral: los divorcios, el amor libre, el aborto, la anticoncepción, los atentados contra la vida en su fase inicial y terminal o su manipulación”.

El libro Memoria e identidad muestra, en definitiva, la fuerza grande pero limitada del mal, una realidad que tiene precisamente en el bien, como también recuerda Juan Pablo II, a su límite para la esperanza de la humanidad. Con esta obra, se cierra una trilogía que empezó con el libro titulado Dios y misterio, que narra las experiencias de Karol Wojtila durante sus primeros 50 años de sacerdocio, y el publicado el año pasado con el título de ¡Levantaos! ¡Vamos!.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>