Mi Música y…

Y…: Empieza a saturar demasiado que éstas últimas (las tecnologías), en su lucha de poder por el monopolio de su dominio …

Y:

Empieza a saturar demasiado que éstas últimas (las tecnologías), en su lucha de poder por el monopolio de su dominio absoluto, crean que gozan de permanente derecho de pernada conmigo. Hace tiempo que pienso que yo debería afirmar algo sobre ello. Omitan, o tal vez mejor no, lo que voy a decirles respecto a una gran dama de la canción.

Todos tenemos alguna preferencia musical por alguien. La mía- de modo sostenido desde mis 19 años- es por la gran señora de la canción Maria Dolores Pradera. Cassettes creo que aún tengo alguno; LP’s, algunos. Por ahora tengo pendiente convertir a sonido mp3 unos cuantos LP’s míos, tanto de ella como de otros intérpretes. También en música instrumental y en géneros líricos. No hay prisa. Dispongo de plato giradiscos y reproductor de cintas cassette. Convendrán conmigo que, para preservar mi música, en el caso de Vds. la suya, es muy conveniente: Primero, convertir el sonido en formato mp3. Segundo, guardarlo en carpetas específicas del disco duro del propio PC o portátil. Tercero, efectuar copia en disco duro externo. Y cuarto, si alguien quiere, caso que no es mi caso, guardarlo inocentemente en un espacio galáctico de almacenaje, que recibe el patronímico de nube. En mi nube tengo una sola cosa: la fotografía de mi reciente pasaporte.

Tengo en mp3 mis CD’s de Maria Dolores Pradera. Faltan tres. De momento me quedo con las ganas de guardarlos en disco duro como primera- y tal vez única- opción informática mía ahora. El tema tiene tela. La primera vez que inserté un CD mío en mi equipo (en concreto el recopilatorio cantando en español del gran Nat King Cole), el sistema, identificándolo por su carátula, me preguntó si quería comprarlo. En aquel entonces el sistema operativo Windows 98 era nuevo.

Y ahora el tema de este escrito. ¿Quiénes se han creído que son HP, Google y etcéteras varios para impedirme que yo convierta lo mío en mp3 y guarde en Mis Documentos de mi disco duro con el reproductor de medios que yo elija? He dicho míos y de nadie más ¿Acaso no basta con ser cliente registrado de Hewlett-Packard en entorno Microsoft Windows 8.1? ¿Por qué razón, nada más estrenarlo, el “sistema” me colocó en la nube la totalidad de Mis Documentos de mi anterior equipo? ¿Por qué razón el “sistema operativo” omite mi voluntad manifestada en panel de control que el reproductor de medios quiero que sea el de Windows Media?

En cuanto a grabación no tengo nada qué decir del programa preinstalado en mi portátil HP de vanguardia ProBook denominado Cyberlink Power 2 Go. Supongo que para visionar películas en formato DVD debe funcionar muy bien. Yo las veo por mi Pionner en pantalla grande de televisor sin conexiones internáuticas (sólo si quiero). Tampoco tengo nada que objetar del Media Go para transferir mi música adquirida e instalada desde mis sistemas operativos Windows 98 y sucesivos de Microsoft Windows. En mi maquinita a dos dedos Sony Ericsson tengo bastante música mía, que escucho desde ella, cuando me da la gana y donde me da la gana sin molestar a nadie.

Ahora bien. Yo utilizo preferentemente el reproductor Windows Media de Microsoft Windows. Me permite crear listas de reproducción de la música de mi propiedad a mi gusto. Microsoft Windows me permite, en programa Outlook, remitir canciones, fotografías y documentos en un mismo correo electrónico, sea con la arroba dominio que sea, hasta un total de 10 Mb. El Media es por otra parte el más extendido y el que más agradece el receptor. Realmente es un placer, más gratificante que el del omnipresente y gratuito WhatsApp de Google, utilizar el programa de correo Outlook. Programa integrante de la licencia mía de pago Office de Microsoft. Por ejemplo mis pinceladas redactadas previamente en Word de pago, declinando todo uso de Word gratuito que ofrece la corporación Google a todo usuario de @gmail.

Por dejación mía tengo ahora 3 Cd’s de hace unos cuantos años pendientes de reproducción en mi HP y de guardar como en Mis Documentos. En memoria de reproducción “el sistema” me deja uno de los reproducidos con anterioridad. Estos tres no me los lee, al insertarlos en la unidad correspondiente, con ningún reproductor de medios. Me impide crear lista. El Media Go hace lo que le da la gana cuando le da la gana. En fin: Menos mal que existen estudios de grabación pagando, salas de audición pagando entrada y música comprable en distintos establecimientos. Si mi hija soprano algún día graba un CD se lo haré saber. A mi modo de ver canta muy bien. A mi modo de ver no conozco padre o madre de mi quinta con hija o hijo Grado Superior de Canto.

¿Te has enterado sistema? Esta pincelada es para ti con todo mi agradecimiento a tus desvelos tecnológicos, cierto inconformismo mío ciudadano y mi visceral asco de usuario a tu pueril prepotencia de control y conocimiento. Mi libertad es mía y no pienso compartirla contigo. Si yo respeto las reglas de tu juego, tú respetarás mi juego de jugador. Si te molesta lo que afirmo, simplemente corrige lo que debas corregir.

PD. La fotografía que les acompaño es la portada del trabajo discográfico Gracias a Vosotros en su volumen I de finales de 2012. El primer tema es La Flor de la Canela a dúo con Joaquín Sabina. ¡Fotografía escaneada con mi impresora HP!

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>