Miles de familias españolas vuelven a celebrar en la calle la fiesta de la Sagrada Familia

Cientos de miles de personas han celebrado este domingo 28 de diciembre la fiesta de la Sagrada Familia en la Plaza Colón de Madrid y varios ce…

Cientos de miles de personas han celebrado este domingo 28 de diciembre la fiesta de la Sagrada Familia en la Plaza Colón de Madrid y varios centenares han participado en celebraciones similares en otras diócesis, como Barcelona, Sevilla y Bilbao.

El evento de Madrid, convocado por el cardenal arzobispo de la archidiócesis, Antonio María Rouco, comenzó con un saludo del Papa a los asistentes en directo desde la plaza de San Pedro, que no pudo escucharse por motivos técnicos, pero en el que pedía: “No dejéis que el amor, la apertura a la vida y los lazos incomparables que unen vuestro hogar se desvirtúen; pedídselo constantemente al Señor, orad juntos para que vuestros propósitos sean iluminados por la fe y ensalzados por la gracia divina en el camino hacia la santidad”, para dar “al mundo un hermoso testimonio de lo importante que es la familia”.

Tres cardenales y más de 30 obispos

Después empezó la Eucaristía, concelebrada por tres cardenales –Rouco, Antonio Cañizares de Toledo y Agustín García-Gasco de Valencia-, los arzobispos de Oviedo, Granada y Santaigo, 19 obispos y 11 obispos auxiliares de distintas diócesis españolas, además de 500 sacerdotes.

En la homilía, el cardenal Rouco animó a las familias a vivir el matrimonio de forma “muy distinta a la que en tantos ambientes de nuestra sociedad está de moda”, “en la integridad y belleza de su ser como comunidad indisoluble de amor y de vida, fundada en la donación esponsal del varón a la mujer y de la mujer al varón y por ello esencialmente abierta al don de la vida: a los hijos”, y protagonizando la educación de los hijos.

Barcelona, Bilbao, Sevilla

También se refirió al aborto como “una de las lacras más terribles de nuestro tiempo”, cuestión que también trató elcardenal arzobispo de Barcelona, Lluís Martínez Sistach, en la homilía que pronunció en una Misa que se estaba celebrando paralelamente en la Catedral de Barcelona, a la que acudieron también numerosas familias.

Martínez Sistach advirtió que la reforma de la actual ley de 1985 que está preparando el Gobierno español podría duplicar el número de abortos en España, idea que también recogió el obispo Ricardo Blázquez en la catedral de Santiago de Bilbao, a la vez quedestacaba las dificultades de las familias, “unas padecidas desde su interior y otras infligidas desde el ambiente cultural y desde algunas leyes”, entre las que citó las referidas al “matrimonio homosexual” y al divorcio.

En la catedral de Sevilla, el cardenal Carlos Amigo coincidió en señalar que la familia “no acaba de encontrar protección” y destacó la necesidad de resguardar “lo más valioso que hay en la creación: la persona, a la que se debe proteger, con incuestionable deber moral y responsabilidad política y social, desde el nacimiento hasta la muerte”.

Sin las reacciones exaltadas del año pasado

A pesar de estas denuncias, este año, la celebración de las familias no ha generado las exaltadas reacciones y críticas de la edición anterior, que varios representantes del Gobierno consideraron politizada. En este sentido, el coordinador general de Izquierda Unida, Cayo Lara, ha considerado, tras expresar su respeto por la celebración, que hay "otros modelos de familia" que no se manifestaban ayer en las calles de la capital.

Artículos relacionados:

E-Cristians declara su apoyo a los obispos y laicos que se expresaron en Plaza Colón

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>