Miró i Ardèvol: “La sentencia del ‘caso Morín’ da carta blanca a los abortos ilegales en España”

Este jueves, 31 de enero, los magistrados que juzgaban el ‘caso Morín’ dictaron una sentencia insólita. El médico abo…

Este jueves, 31 de enero, los magistrados que juzgaban el ‘caso Morín’ dictaron una sentencia insólita. El médico abortista y sus colaboradores eran absueltos de los cargos de 89 abortos ilegales, falsedad documental y asociación para delinquir. Una sentencia que pone en duda la ecuanimidad de la justicia española en los casos de aborto ilegales y la carga ideológica con la que algunos jueces abordan estos casos.

La asociación e-Cristians fue la principal promotora del juicio gracias a su querella que presentó junto con una gran documentación y una testigo protegido que había trabajado para Carlos Morín. Gracias a esa iniciativa la jueza inició una investigación que desembocó en el primer macrojuicio por abortos ilegales de la historia de España. Dialogamos con el presidente de e-Cristians y miembro del Consejo Pontificio para los Laicos, Josep Miró i Ardèvol, que ha anunciado que recurrirán el resultado al Tribunal Supremo.
¿Qué valoración hace del contenido de la sentencia?
Es una sentencia radicalmente ideológica, que toma como referencia los criterios del doctor Santiago Barambio, el portavoz de las clínicas abortistas. Todos los hechos son juzgados desde el punto de vista más favorable para los acusados. En realidad se trata de una argumentación que es más propia de la defensa que no del resultado de un juicio. Es evidente que la sentencia del ‘caso Morín da carta blanca a los abortos ilegales en España.
“Creemos que la sentencia es lo suficientemente escandalosa para estudiar otras vías adicionales”
¿Qué proceso seguirá a partir de ahora el recurso de e-Cristians?
Se trata de presentar el recurso al Tribunal Supremo dentro del mes de febrero. Es un recurso difícil porque su naturaleza es limitada y está previamente establecido qué es lo que se puede recurrir. De todas maneras no pensamos solo en este punto, creemos que la sentencia es lo suficientemente escandalosa para estudiar otras vías adicionales, que de momento prefiero no comentar. Lo que sí también haremos es una amplia difusión de sus contenidos. Porque es importante que las instituciones y la sociedad conozca un tipo de interpretación judicial que sin duda debería preocuparnos a todos con independencia incluso de nuestra posición a favor o en contra del aborto.
¿Tras lo sucedido, qué cree que pasará con la reforma de la ley que proyecta Gallardón?
La ley no puede hacerse al margen de lo que sucede con el caso Morín, de la impunidad con la que se pueden practicar abortos y de las dificultades que existen para que éstos se ajusten a la legalidad y, si no lo hacen, para que la demostración sea evidente. Cuando -como ha sucedido en este caso- ni las declaraciones de diversas mujeres diciendo que no han tenido ninguna entrevista médica, ni han realizado los tests dirigidos a verificar si realmente sufrían alguna enfermedad mental, cuando las numerosas falsificaciones de documentos que la propia sentencia describe tampoco son tomados en consideración, entonces establecer la ilegalidad del aborto es imposible. Esto lo ha de contemplar la nueva ley.
“Una parte del mundo de la justicia considera que para que un aborto sea legal basta con que la mujer lo decida”
¿Cómo cree que debería plantearse la futura reforma para evitar que se vuelva a repetir otro ‘caso Morín’?
Lo que ha de hacer la reforma anunciada es considerar que de acuerdo con el criterio de las clínicas abortistas hay toda una parte del mundo de la justicia que considera que para que un aborto sea legal basta con que la mujer lo decida y que se realice en una clínica homologada, mientras sea así todo es posible.
¿Qué repercusión cree que tiene el ‘caso Morín en el contexto europeo?
En realidad lo que está funcionando en España es la libertad absoluta de abortar y constituye una anomalía en el contexto europeo. No puede ser que una usuaria de los servicios de Morín que estaba en un avanzado estado de gestación sea acusada de homicidio por infanticidio en un país tan permisivo con el aborto como es Holanda y que en España el autor de todo este tipo de abortos pueda ser absuelto. Hay una tremenda contradicción que solamente se explica por lo que decía al principio: el carácter ideológico con que algunos jueces abordan este tema.
Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>