Misa en Notre Dame tras los atentados: la laicista Francia acude a sus raíces cristianas

El arzobispo de París, André Vingt-Trois, ofició este domingo una misa a la que asisitó la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, al ex primer ministro Fillon, y a los presidentes del Senado y de la Asamblea Nacional

París ha visto múltiples homenajes espontáneos en sus calles París ha visto múltiples homenajes espontáneos en sus calles

El arzobispo de París, André Vingt-Trois, ofició este domingo una misa en la catedral de Notre Dame en homenaje a las víctimas del atentado que el viernes pasado costó la vida de al menos 132 personas en la capital de Francia.

Las campanas del templo comenzaron a sonar a las 18.15 horas (17.15 GMT) durante quince minutos en los que la plaza de Notre Dame estaba llena de gente que se acercó a dar aliento a los familiares de las víctimas. En los alrededores de la catedral, el silencio y algunas velas y flores acompañaron el acto, aunque la intervención del dispositivo de seguridad recordó pronto que toda manifestación está prohibida con motivo del estado de emergencia decretado por el Gobierno.

En su homilía el arzobispo de París, se preguntó cómo chicos nacidos y educados en Francia podían acabar atrapados en la mentira de una religión que reivindica la muerte.

Pero si algo sorprendió de la ceremonia fue el gran número de personalidades políticas que asistieron al acto. La laicista Francia representó como nadie los estamentos políticos en un acto religioso, un hecho que sorprendería en la aconfesional España.

En el exterior del templo se dio una manifestación espontánea

En el exterior del templo se dio una manifestación espontánea

En ese sentido, en las primeras filas se pudieron ver a la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, al ex primer ministro Fillon, y a los presidentes del Senado y de la Asamblea Nacional.

“Apoyo sincero” en Francia

Los asistentes mostraron su “apoyo sincero” a las familias de las víctimas. “No tenemos miedo y por eso estamos aquí”, declaró la parisina Malzac Michelle. Natalie Lacroix, también parisina, destacó que ese homenaje popular tiene más valor que los que puedan rendir las autoridades.

“Los que estamos aquí fuera somos personas que sinceramente queremos rendir homenaje a los fallecidos y los que están en primer plano son políticos muchas veces responsables de todo”, lamentó. “Llevo dos días viviendo en un estado de ‘shock’, yo sí tengo miedo y profunda tristeza, pero hay que levantarse como le digo a mi gente”, añadió. La misa en la catedral de Notre Dame es uno de los numerosos actos de homenaje que se suceden estos días en la capital francesa, tras la tragedia.

Velas, flores, mensajes y cánticos han ocupado los principales lugares de los atentados terroristas del pasado viernes en París, con gente que se congregó de forma improvisada pese a que las autoridades han prohibido las manifestaciones hasta el próximo jueves.

Un momento de la misa en recuerdo de las víctimas de los atentados de París

Un momento de la misa en recuerdo de las víctimas de los atentados de París

“Hay que demostrar que la vida es más fuerte, que París está de pie. No hay que dejar que el miedo gane, porque es entonces cuando dejas de vivir”, dijo Ludovic Mouly, uno de los muchos ciudadanos que se acercaron hasta allí para dejar una vela o simplemente transmitir su apoyo con su presencia.

El lema ‘Fluctuat Nec Mergitur’ (oscila pero no se hunde), que figura en el escudo de París, pintado bajo un fondo negro en un cartel de una de las esquinas de la plaza por un colectivo de Street Art, resumía el sentir de la población.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>