Mons. Javier Echevarría

Mons. Javier Echevarría Mons. Javier Echevarría

Ayer, doce de diciembre, murió en Roma el prelado del Opus Dei Mons. Javier Echevarría, el Padre, como le llaman sus hijos de la Obra. Los que hemos tenido la oportunidad de conocerle y poder estar con él seguro que guardamos un recuerdo imborrable. Desde hace unos años cada vez que hemos ido a Roma hemos tenido la suerte de poder estar con él y escuchar sus consejos.

Pero no sólo en Roma: en Barcelona, en la Iglesia de Montalegre, en la bendición de una imagen de San Josemaría; en Andorra la Vella en memoria de los 75 años de la travesía del paso de los Pirineos de San Josemaría buscando «Caminos de libertad»… Siempre iba allí donde hacía falta, en cualquier parte del mundo, de norte a sur, de este a oeste, siempre en viajes catequéticos, ya fuese para rendir homenaje al fundador o para poder ver a sus hijos e hijas, cooperadores y amigos de muchos países donde hay labor estable de la Obra.

La última «locura» que ha Impulsado ha sido la erección de Saxum, en Jerusalén, un multi espacio donde habrá acogida de peregrinos para facilitar a los medios necesarios para poder vivir con intensidad el viaje a los lugares sagrados, un centro de espiritualidad y de congresos, abierto a todo el que quiera, para renovar su encuentro con Jesucristo, un centro multimedia para visitantes y guías turísticos para ilustrar la herencia cristiana de la fe y sus raíces judías y poder profundizar en el mutuo entendimiento con otras creencias religiosas…

El nombre de Saxum, que quiere decir «piedra, roca», es en recuerdo del primer sucesor de San Josemaría, el beato Álvaro del Portillo, ya que así le llamaba el fundador por su solidez y fidelidad. Saxum se encuentra en Quiriat-Yearim, el lugar donde se depositó la antigua Arca de la Alianza y que significa «Aldea del bosque» a 18 km de Jerusalén.

Ayer por la noche D. Fernando Ocáriz, vicario auxiliar y general de la Prelatura, sobre el que recae ahora el gobierno ordinario mientras no se escoge el sucesor, envió estas letras:

Muy queridos todos: 

Aunque ya estaréis todos enterados, es una triste obligación comunicaros que esta noche, a las 21:10, el Señor ha querido llevarse al Padre consigo, precisamente en la fiesta de la Virgen de Guadalupe a la que tenía gran devoción. El desenlace se ha debido a una complicación de la pulmonía que padecía estos últimos días. 

¡Dios sabe más! Hacemos sufragios como deber de hijos, aunque seguro que serán oraciones de ida y vuelta.

El pasado día 3, día de su santo, nos decía: 

«Yo quiero apoyarme en vosotros. El Padre os necesita. Yo ya estoy de paso». Y más adelante:»Que sostengáis al Padre siempre, sea quien sea». 

Que el Señor nos sostenga a todos en estos momentos tristes.

Un cariñoso abrazo, más unidos que nunca.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>