Monseñor Reig Plá puede predicar la fe católica sobre la homosexualidad, según la Audiencia Provincial de Madrid

Expresar sus creencias religiosas no constituye un delito. La gran polémica que suscitaron los dichos de Monseñor Juan Antonio Reig Pl&a…

Expresar sus creencias religiosas no constituye un delito. La gran polémica que suscitaron los dichos de Monseñor Juan Antonio Reig Plá en 2012, ha llegado a su fin. La Audiencia Provincial de Madrid ha establecido que el obispo no incitó al odio, discriminación o violencia.

Con motivo de los oficios de Viernes Santo, el 7 de abril de 2012 el obispo de Alcalá de Henares, monseñor Reig Plá, durante una ceremonia religiosa transmitida por televisión, explicó la doctrina católica sobre la homosexualidad y el aborto. Las palabras suscitaron una serie de denuncias en partidos políticos y colectivos de gais y lesbianas, además de una denuncia realizada por el partido Soberanía de la Razón que acusaba a Reig Plá de cometer el delito de provocación a la discriminación del artículo 510.2 del Código Penal.

Si bien, el Juzgado de Instrucción número 6 de Alcalá archivó la querella presentada contra el prelado por considerar que las palabras pronunciadas por el obispo no suponían una comisión de delito, el partido Soberanía, que preside el abogado José Luis Mazón, interpuso un recurso de apelación contra esta decisión.

Ahora, la sección número 23 de la Audiencia Provincial de Madrid ha desestimado este recurso y señala que las palabras del religioso “no contienen incitación alguna al odio, a la discriminación o a la violencia contra los homosexuales, que es el grupo al que se refiere, sino que se limita a poner de manifiesto las ideas de Monseñor Reig Plá sobre las personas de esa orientación sexual”.

“Guste o no guste lo que dijo, monseñor Reig Plá se limitó a ejercer su libertad ideológica, religiosa y de opinión”, dice el tribunal. La sala establece que el prelado superior de la diócesis de Alacalá de Henares expresó “los ‘peligros’ que en su opinión acechan a aquellas personas que sienten atracción sexual por personas de su mismo sexo” y que expresar las creencias religiosas no es un delito. “Tan solo es una opinión, no tiene por qué ser compartida y por muy desajustada que parezca con los valores de la sociedad actual, eso no la convierte en constitutiva de delito”, concluye el tribunal.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>