Movilización contra la trata de personas y el tráfico sexual al inicio del Mundial de Fútbol

El pasado 8 de mayo se inició en Brasilia, impulsada por la Iglesia, una campaña contra la trata de personas “Juega a favor de la …

El pasado 8 de mayo se inició en Brasilia, impulsada por la Iglesia, una campaña contra la trata de personas “Juega a favor de la vida. Denuncia la trata de personas”, con una marcha de antorchas en recuerdo de las víctimas de esta lacra social. La campaña tenía como objetivo advertir de la trata de personas con vistas al Mundial de Fútbol 2014 que se celebra en Brasil.

Ahora, cuando está a punto de iniciarse la ceremonia inaugural del Mundial y de pitarse el inicio del primer partido, que enfrenta este jueves, 12 de junio, a las 22 horas, a Brasil y Croacia, cobra especial relevancia la marcha contra el tráfico de personas que comenzará justo con el toque de silbato que dará inicio a esta competición futbolística.

Según informa Valores Religiosos, se reunirán cientos de miles de personas en Brasilia con consignas de alerta frente a este delito. Al mismo tiempo, es frecuente en estos días ver por las calles de San Pablo y Río, pero también de otras ciudades brasileñas que serán sedes del Mundial, a grupos que se concentran en diferentes lugares con carteles contra el tráfico de personas.

Una lacra con diferentes caras

Por lo general cantan, a veces rezan. En todos los casos distribuyen volantes y folletos ilustrados, especialmente preparados con algunas pocas recomendaciones. Según los promotores de la campaña “Un grito por la vida” esas advertencias son fundamentales para prevenir la trata de personas en sus múltiples formas.

Entre esas variables hay que destacar: desconfiar de las propuestas de casamiento por medio de agencias así como de las ofertas de trabajo que prometen ganancias fáciles y rápidas; no entregar nunca documentos de identidad personales para que los cuiden, ni siquiera momentáneamente, a personas desconocidas o que se conoce desde hace poco tiempo y llevar siempre, además, una fotocopia autenticada de los mismos cuando se viaja al exterior o a grandes distancias del lugar de residencia habitual; mantener contacto constante por lo menos con un familiar o una persona de confianza y comunicar a los familiares todos los desplazamientos y las informaciones necesarias para ser localizado.

El toque de silbato inicial del Mundial puso en movimiento la marcha contra la trata que se inició este miércoles por las calles de Brasilia. El punto de encuentro fue la gran explanada de los ministerios, donde se concentraron cientos de miles de personas convocadas por una larga lista de asociaciones brasileñas como el Centro Cultural Missionário (CCM), la Pontifícias Obras Missionárias (POM), la Pastoral Vocacional, la asociación Mobilidade Humana, el grupo de trabajo sobre el tráfico de personas de la Conferencia episcopal de Brasil (CNBB), la Red un grito por la vida, el Consejo indigenista misionero (CIMI) y la Conferencia de los religiosos de Brasil (CRB).

El mensaje de la movilización fue elaborado en los últimos meses y difundido de manera capilar por todo Brasil: vigilancia masiva contra el tráfico de personas -especialmente los jóvenes- que durante los grandes eventos colectivos tiende a aumentar y normas de prevención que se proponen dar a conocer a la mayor cantidad de gente posible, sobre todo a los que corren mayor peligro.

Coreando la consigna de “Un grito por la vida” los participantes rindieron homenaje a los niños, adolescentes y mujeres que cayeron en las redes del tráfico humano. Un estudio reciente de la revista Cidade Nova, del Movimiento de Focolares, confirmó que Brasil es país de origen, tránsito y destino de la trata, y que las víctimas son sobre todo mujeres jóvenes, pobres y poco instruidas.

“Solamente en Brasil se han identificado 241 rutas de tráfico sexual con destino a Europa”, denunció Cidade Nova. Uno de los aspectos que revela el estudio y que muchas veces se descuida al momento de establecer responsabilidades o actuar con fines de prevención, es que este tipo de crímenes involucra en la mayoría de los casos a personas cercanas a la víctima: amigos o los mismos familiares.

La "Copa de la Paz"

Al mismo tiempo, los obispos de Brasil han aprovechado el evento para invitar a todos los participantes y espectadores a jugar la"Copa de la Paz". Monseñor Anuar Battisti, arzobispo de Maringá y responsable de la Pastoral del Turismo de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), afirmó que “la Iglesia no puede quedar aparte de un hecho tan importante como la Copa”. En ese sentido, explicó la campaña de la CNBB denominada “Copa de la Paz”.

“En un acontecimiento de esta importancia, donde no se tiene control de quien llega, vienen aquellos que hacen el bien y aquellos que no. Queremos que este acontecimiento sea un hecho positivo de dignidad, justicia, paz y no-violencia. El gol de la victoria será el gol de la vida. Los obispos jugamos por la vida y el juego ya comenzó”, subrayó.

La Copa de la Paz, señaló monseñor Battisti, saca “tarjeta roja” a la explotación sexual, al trabajo esclavo, el tráfico de personas y a las drogas”.

La CNBB preparó un folleto que ya están siendo distribuidos a los párrocos, sacerdotes y a los agentes de pastoral en las celebraciones y en las reuniones de sus comunidades, principalmente en las ciudades sede, promoviendo así el compromiso de la Iglesia con la divulgación y la concienciación frente a la dignidad y a la paz, jugando siempre a favor de la vida.

Falta de respeto al Cristo Redentor

Por otra parte, la arquidiócesis de Río de Janeiro pidió a la televisión estatal italiana RAI entre cinco y siete millones de euros en concepto de indemnización por incluir en un anuncio de autopromoción una imagen del Cristo Redentor de la ciudad brasileña con una camiseta azul de la selección italiana de fútbol.

La arquidiócesis -que cuenta en exclusiva con los derechos de autor, materiales y morales del monumento- presenta dos acusaciones en contra del anuncio de la RAI. La primera por faltarle al respeto a un símbolo religioso muy querido por los brasileños y la segunda por explotar de forma ilícita la imagen de Cristo, según informa la agencia Aica.

"La arquidiócesis se siente ultrajada. Es como si una televisión brasileña utilizara mulatas y gladiadores en el Coliseo de Roma para promocionar su programación. Es un insulto a un símbolo nacional", argumentó el abogado italiano Alessandro Maria Tirelli, encargado de trasladar la notificación a la RAI en nombre de la arquidiócesis de Río de Janeiro.

Tirelli dijo que pudo hablar con directivos de la RAI el viernes y que estos anuncios fueron retirados. Sin embargo, la demanda de la arquidiócesis de Río de Janeiro sigue en pie y amenaza en su carta con recurrir a la vía judicial si no se alcanza un acuerdo que "incluya la indemnización por la utilización indebida ya consumada".

Los responsables jurídicos de la arquidiócesis de Río de Janeiro aseguran que la indemnización sería utilizada con fines caritativos. "No tiene fines lucrativos. Una marca internacional de ropa deportiva propuso a la arquidiócesis vestir al Cristo Redentor con una de sus camisetas a cambio de dos millones de dólares, pero la arquidiócesis lo rechazó", aseguró Tirelli.

El anuncio de la RAI mostraba al Cristo Redentor portando una camisa “azurra” con el número 10, publicidad que muchos en Brasil han considerado, incluso, blasfema. La RAI retiró el anuncio, pero la arquidiócesis de Río de Janeiro quiere frenar la posible explotación de un símbolo fundamental para el país con mayor número de católicos del mundo.

Hazte socio

También te puede gustar