Muere Pere Esteve, un político comprometido con Cataluña

El ex consejero de Comercio, Consumo y Turismo de la Generalitat de Cataluña, Pere Esteve i Abad, ha fallecido a la una de la madrugada de este vierne…

El ex consejero de Comercio, Consumo y Turismo de la Generalitat de Cataluña, Pere Esteve i Abad, ha fallecido a la una de la madrugada de este viernes, 10 de junio, en su domicilio de Alella, Barcelona, a causa de un cáncer de pulmón. Su desaparición ha generado inmediatas reacciones políticas que coinciden en señalar su patriotismo, coherencia y afabilidad.

 

El político de 62 años e ingeniero industrial de profesión, una persona comprometida con Cataluña, se vio obligado hace unos meses a abandonar su cargo en el Gobierno tripartito de izquierdas, liderado por Pasqual Maragall, debido al agravamiento de su enfermedad. De hecho, Esteve padecía esta enfermedad desde antes de ser designado consejero.

 

Pere Esteve había sido también entre los años 1996 y 2000 secretario general de Convergencia Democrática de Catalunya (CDC). Sin embargo, el 25 de septiembre de 2002 renunció a todas sus responsabilidades y militancia en CDC, por desacuerdos con el pacto que esta formación alcanzó con el Partido Popular en la anterior legislatura. El 27 de noviembre del mismo año fundó la Asociación Cataluña 2003, con la que concurrió a las últimas elecciones autonómicas en coalición con Esquerra Republicana de Catalunya.

 

Un perfil marcado por el nacionalismo

 

El ex consejero catalán, nacido en Tiana el 26 de diciembre de 1942, era vicepresidente del Patronat Cátala Pro Europa y comisionado de la Generalitat para la Eurorregión, cargo al que accedió poco después de que el cáncer le obligara a dimitir.

 

Pere Esteve, con un perfil marcadamente nacionalista, se afilió a CDC en 1976 y desde aquel momento fue ocupando responsabilidades cada vez mayores en su partido, tras ser concejal en Tiana entre 1979 y 1983, una evolución que le llevó en 1996 a ser secretario general de su partido, cargo que cedió en el año 2000 al que fue candidato autonómico de CiU y ahora líder de la oposición, Artur Mas.

Fue diputado en el Parlamento de Cataluña y en el Parlamento europeo en representación de CiU, y la cumbre de su carrera política antes de llegar a consejero fue su elección en 1996 como secretario general de CDC en sustitución de Miquel Roca.

 

Permaneció en el cargo de secretario general de CDC hasta el XI Congreso de este partido en noviembre de 2000 y su mandato estuvo marcado por iniciativas como la Declaración de Barcelona, junto con el PNV y el BNG, o por abonar los postulados más nacionalistas del partido que lideraba Jordi Pujol.

 

Durante su ejercicio como consejero, Esteve impulsó una ordenación de los horarios de los establecimientos comerciales en Cataluña, entre otras iniciativas turísticas y de consumo, y actualmente desarrollaba sus funciones de comisario de la Eurorregión mediterránea.

 

Reacciones políticas

 

Poco después de conocerse la noticia de su fallecimiento se producían las primeras reacciones políticas. Así, el portavoz del gobierno catalán y dirigente del PSC, Joaquim Nadal, dijo que Esteve era una persona con un “gran compromiso con el país” y que en el terreno político se distinguió por su “alto nivel de elegancia, dignidad y coherencia”. Nadal ha dicho que Esteve mantuvo en su trayectoria política “un compromiso catalanista insobornable” y que su marcha de CDC y su posterior acercamiento a ERC obedeció a su “coherencia con el planteamiento nacionalista”.

 

El portavoz parlamentario de CiU, Felip Puig, afirmó que Esteve demostró un gran “coraje humano” al enfrentarse al cáncer que padecía y ha destacado su personalidad “fuerte” y su “exigencia nacional”. Puig subrayó que Esteve desempeñó un papel destacado en el proceso de relevo de liderazgo en CiU, desde Jordi Pujol a Artur Mas, por lo que “cumplió una etapa importante en CDC y en el nacionalismo catalán”.

 

El presidente de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira, destacó la “coherencia con su ideología” en la trayectoria política del ex consejero de Comercio, Turismo y Consumo. Carod-Rovira ha afirmado que Esteve siempre pasaba las ideas “por encima del cargo que ocupaba en cada momento” y que cuando ambas cuestiones pudieron entrar en contradicción, “nunca dudó en hacer prevalecer las ideas”.

 

El actual consejero de Comercio, Josep Huguet, también alabó la capacidad de su predecesor en el cargo de “poner las convicciones por encima de intereses particulares”.

 

El portavoz parlamentario de ICV, Joan Boada, destacó que Esteve era “una buena persona, muy afable y muy educada”, que mantuvo una coherencia política en su paso de CDC a ERC.

 

Por su parte, el portavoz parlamentario del PPC, Francesc Vendrell, dijo que “su característica más importante era la honestidad con sus ideas” y su “compromiso con el modelo de país que entendía”. “Fue una persona con ideas claras, terriblemente sincera” dijo Vendrell, quien añadió que fue “coherente y a la vez abierto al diálogo”.

 

También la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE hizo público un comunicado para trasladar sus condolencias a los familiares de Esteve, de quien destaca “la coherencia y calidad humana”.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>