Murió Oriana Fallaci, la escritora políticamente más incorrecta

Ha muerto con 77 años en un hospital de Florencia, después de varios años de lucha contra el cáncer. En su juventud, en la Segunda Guerra Mundial, se …

Ha muerto con 77 años en un hospital de Florencia, después de varios años de lucha contra el cáncer. En su juventud, en la Segunda Guerra Mundial, se unió a la resistencia antifascista en Italia. Fue valiente corresponsal de guerra después, y osada entrevistadora de líderes como Arafat, Golda Meir, Jomeini o Henry Kissinger, quien ante ella reconoció que la guerra de Vietnam había sido "inútil".
 
Escribía entonces también novelas o reportajes novelados: "Un hombre" (sobre un héroe de la resistencia griega), "Inshallah" (sobre las tropas italianas en Líbano…)
 
En los años 90 se recluyó en silencio en su casa de Manhattan, sin contestar llamadas o mensajes…hasta que cayeron las Torres Gemelas. Entonces dedicó sus últimos cuatro años a criticar el Islam, el activismo homosexual,  a comparar unos Estados Unidos que tienen orgullo con una Europa que desprecia sus raíces, a participar en la campaña italiana contra la clonación e investigación con embriones.
 
Sus tres libros de artículos en prensa italiana tras el 11-S vendieron un millón de ejemplares cada uno en Italia. También en Francia ha tenido mucho éxito.
 
"La gente está sola en Occidente", escribe, "nadie les dice las cosas que yo digo y han encontrado esta madre que les cuenta la verdad. Son ellos los que se compran a sí mismos. Les digo lo que piensan y no saben que piensan".

 
Entre las cosas más políticamente incorrectas, su denuncia del lobby gay, denuncia que viene de una mujer agnóstica, liberal y sexualmente independiente.
 
"No hay más que pensar en el voto masivo con que en América [los gays] chantajearon a Clinton y con el que en España han chantajeado a Zapatero. Tanto, que la primera decisión que Clinton tomó nada más ser elegido fue meter a los homosexuales en el ejército, y una de las primeras tomadas por Zapatero fue el de darle la vuelta al concepto biológico de la familia, es decir autorizar el matrimonio y la adopción gay», escribió en sus últimos años.
 
Oriana Fallaci y los Papas 
 
Disparando a diestro y siniestro, la Fallaci acusaba a Juan Pablo II de  "favorecer y beneficiar al Islam". En cambio, expresó su admiración por Benedicto XVI, por su defensa de la cultura europea y sus raíces. En agosto del 2005, ya muy enferma, se encontró en la residencia de verano papal con Benedicto XVI.
En su obra "La fuerza de la razón" se definía como "atea cristiana". Como otros personajes italianos (por ejemplo Marcello Pera, agnóstico y ex-presidente del Senado italiano, también amigo de Ratzinger), pertenece a esa clase que no puede creer en un Dios personal, pero que entiende que el pensamiento cristiano ha sido fuente de libertad, progreso y justicia para el mundo y Europa.
 
"Me siento menos sola cuando leo los libros de Ratzinger", declaró. Persona de fuerte carácter, rápida en juzgar y denunciar, escasa en modestia, audaz y sincera, contará sin duda con las oraciones del Papa de cara a la Entrevista definitiva que todos debemos afrontar y en la que nos jugamos algo más que un artículo o un puesto de trabajo.
 
 
Artículo de Oriana Fallaci contra la investigación con embriones:
http://www.unav.es/cdb/otcanibales.html 
 
Su artículo sobre el terrorismo islámico y el 11-M:
 
Colección de artículos en PDF: "La rabia y el orgullo", muy duro con los inmigrantes árabes en Europa:
Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>