Navidad, calor en la tarjeta de crédito

Ya hace tiempo que la Navidad empieza en Octubre, a base de campañas publicitarias, y la transformación del sentido de estas fiestas es ya un hecho co…

Forum Libertas

Ya hace tiempo que la Navidad empieza en Octubre, a base de campañas publicitarias, y la transformación del sentido de estas fiestas es ya un hecho consumado.

La Natividad del Señor ya no es tal, sino que sirve de decorado para unos días dedicados al intercambio de objetos y a la ingesta de alimentos que, dependiendo del bolsillo de cada uno, suelen ser de categoría superior a la acostumbrada.
 
Con el tiempo, y si esta manifestación cultural sigue la evolución que está mostrando, las caras de felicidad y los encuentros familiares en hogares bucólicos que se pueden ver en los anuncios no tendrán otra explicación que el puro placer por el estallido de materialismo que todos experimentamos en estas fechas, dado que el motivo original de la celebración se difumina entre tanto papel de regalo. 
Es por esto que el ver un grupo de personas –yo diría que unos cincuenta- que se manifiesta silenciosamente por las calles de Barcelona con pancartas tales como “Hambre, paro y esclavitud infantil, crimen político. No matarás", en plena campaña comercial, extensiva y agresiva, supone un motivo para la esperanza y una ocasión para reflexionar sobre la relación que hay entre el consumo sin freno de nuestra sociedad, y el padecimiento de millones de personas.
La manifestación se realizó de manera pacífica, en silencio. El sábado 18, a las 19:00, salió de Plaza Cataluña y recorrió las calles comerciales del centro barcelonés. Iban con cirios encendidos, y la palabra “hambre” era una constante en los mensajes escritos de sus carteles. Todo un contrapunto al ambiente cargado de luces y canciones alegre s, que a modo de estímulos, nos recuerdan que la Navidad, hoy, es una excusa para calentar la banda magnética de la tarjeta de crédito.
El hecho de no ver en el pesebre de la Plaza San Jaime al niño Jesús es una muestra de ello. 
 
Hazte socio

También te puede gustar