Ni vallas ni Ejército: Continúan las avalanchas de inmigrantes en Melilla y Ceuta

Melilla está desbordada. Ni las dobles vallas, ni la elevación hasta los 6 metros de las mismas, ni la presencia de casi 500 miembros del Ejército esp…

Forum Libertas

Melilla está desbordada. Ni las dobles vallas, ni la elevación hasta los 6 metros de las mismas, ni la presencia de casi 500 miembros del Ejército español en las líneas fronterizas, ni el último anuncio del presidente del Gobierno español de levantar una tercera valla, consiguen frenar la constante avalancha de inmigrantes subsaharianos ante esta ciudad y ante Ceuta. Los inmigrantes siguen ‘colándose’ por centenares, día tras día, en territorio español.

 

La última incursión se produjo minutos antes de las 6 de la mañana de este miércoles, 5 de octubre, en las inmediaciones de Pinares de Rostrogordo, en Melilla, donde la valla todavía no alcanza la altura de 6 metros. Alrededor de 500 subsaharianos lo intentaron y casi un centenar lo consiguieron. Mientras tanto, la Unión Europea ha criticado desde Bruselas que se levanten muros para combatir la inmigración ilegal.

 

Inmigrantes y guardias civiles heridos

 

Según fuentes de la Delegación del Gobierno, dos grupos protagonizaron el asalto a la valla de Melilla y decenas de inmigrantes resultaron heridos, la mayoría por cortes y contusiones aunque los hay también con fracturas y traumatismos craneoencefálicos. También resultaron heridos de diversa consideración dos guardias civiles, uno de ellos al volcar el vehículo todoterreno que conducía, según ha informado el servicio de emergencias.

 

Según informa la agencia EFE, a la zona del asalto acudieron los servicios de asistencia de ambulancias y bomberos y, debido al lanzamiento de botes de humo y a los disparos de pelotas de goma de la Guardia Civil, que empleó material antidisturbios, se produjo un “conato de incendio” en los matorrales próximos a la valla, que fue sofocado por los bomberos.

 

Saturación absoluta

 

El centro de estancia temporal de inmigrantes (CETI) continúa con una saturación absoluta, ya que tras este último asalto son unos 1.700 los inmigrantes atendidos allí, cuando el centro tiene una capacidad para 500.

 

La Delegación del Gobierno señaló que el importante despliegue en el perímetro se ha visto reforzado por dos nuevas unidades de la Agrupación Rural de Seguridad de la Guardia Civil (ARS), con lo que en la actualidad la Comandancia de Melilla cuenta con ocho de estas unidades. Además, desde la pasada noche, el despliegue cuenta con el apoyo aéreo de un helicóptero de la Guardia Civil desplazado desde Málaga, equipado con cámara de visión nocturna.

 

Este nuevo asalto se produce dos días después de una de las más virulentas avalanchas sobre Melilla, con el intento de entrada masivo de casi 700 subsaharianos, de los que 350 lo lograron finalmente, derrumbando una parte de la valla que ya había sido recrecida desde los tres a los seis metros, y con el saldo de 142 heridos, 135 subsaharianos, cuatro guardias civiles y tres militares, tal como informábamos en un anterior artículo.

 

“Infranqueable”, pero “inofensiva”

 

Por otra parte, según ha anunciado el Gobierno español, la doble valla melillense se reforzará con una tercera alambrada y un sistema tecnológico de alerta temprana que ya han encargado construir a la empresa Indra para poner freno a las continuas avalanchas de inmigrantes que se están sucediendo sobre la ciudad autónoma.

 

El Ejecutivo de Zapatero quiere que la misma sea “infranqueable”, pero al mismo tiempo “inofensiva” para los inmigrantes que tratan de asaltarla, según fuentes gubernamentales. Esto se debe a que el presidente se ha mostrado “negativamente sorprendido” al descubrir que las vallas actuales están rodeadas de una alambrada de concertina con cuchillas con las que se lesionan los subsaharianos que quieren llegar a Melilla.

 

Reunión en la Moncloa

 

Mientras tanto, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, recibió este miércoles en el palacio de la Moncloa a los presidentes de Ceuta y Melilla, Jesús Vivas y Juan José Imbroda, respectivamente, con el fin de analizar la situación creada tras las avalanchas de inmigrantes de las últimas semanas.

 

Imbroda y Vivas, ambos del PP, han denunciado la “incompetencia” que está demostrando el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero para hacer frente al problema y le exigen mayor firmeza ante Marruecos para que colabore en la búsqueda de una solución.

 

Tras el asalto de hoy, Imbroda ha pedido que todo el término municipal de Ceuta y de Melilla se consideren terrenos fronterizos, de modo que en cualquier punto los inmigrantes ilegales puedan ser devueltos sin necesidad de abrir un expediente de devolución.

 

La UE cuestiona las barreras

 

Desde Bruselas no se contempla con buenos ojos la política de levantar vallas para combatir la inmigración ilegal. El vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Justicia y Libertades, Franco Frattini, aseguró este martes que “Europa no puede ser una fortaleza” y rechazó la iniciativa de levantar ‘muros’ o barreras como instrumento para erradicar la inmigración subsahariana.

 

La Unión Europea “debe hacer todo lo que pueda para evitar este tipo de mensajes negativos” a los países del Tercer Mundo, porque estas medidas no van a solucionar el problema, dijo Frattini.

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar