Nissan, víctima del Brexit

Los últimos días han sido muy oscuros para la fábrica del grupo Nissan-Renault: se ha detenido una gran inversión por culpa de la incertidumbre generadas por el Brexit

BREXIT

La fábrica del gigante automovílistico Nissan-Renault, localizada en Sunderland, está empezando a sufrir seriamente los efectos del Brexit. Carlos Ghosn, presidente y CEO de Nissan, Renault i presidente de la rusa AvtoVAZ, ha anunciado en los últimos días que si el gobierno británico no compensa al mercado automovílistico los futuros aranceles, frenará una gran inversión prevista para este mismo año. Esta noticia ha alarmado a la población de Sunderland, ya que de la fábrica dependen miles de empresas pertenecientes a la industria auxiliar.

Esta indústria da trabajo a más de 6.700 personas y ha fabricado aproximadamente hasta la fecha 8,5 millones de vehículos. Inagurada por Margaret Thatcher en 1986, la fábrica destina al mercado exterior el 80% de la producción total. Sin embargo, desde el inicio del proceso de “desconexión” del Reino Unido con la Unión Europea (UE), Nissan-Renault anuncia duros cambios y pronostica un futuro nada esperanzador.

No solo la inversión está en peligro, también el Nissan Juke

Además, una nueva declaración por parte de la empresa formada por las dos marcas automovilísticas ha forzado más al Gobierno a tener en cuenta el futuro de las exportaciones de su industria. Trevor Mann, uno de los hombres con más peso en Nissan, ha rechazado en declaraciones a la prensa que esté garantizada la continuación del SUV (coche todocamino compacto) Nissan Juke. En este sentido, ha anunciado que hasta que no conozca el nuevo marco comercial entre la UE y el Reino Unido, se buscarán alternativas a la fábrica que mantiene en la isla Británica para producir este super ventas del gigante nipón.

El Brexit: menos ventas del Qashqai

Por otro lado, uno de los vehículos más vendidos en Europa producido también en la fábrica de Sunderland, el Nissan Qashqai, también está en riesgo. El grupo de automoción había decidido finalizar la fabricación del Note para la próxima primavera para aumentar así la capacidad de producción del Qashqai en la misma fábrica. Al año salen de Sunderland 500.000 unidades de este modelo, siendo el más producido en la fábrica.

La inestabilidad política que está sufriendo el Reino Unido a raíz de su voluntad de separarse de la Unión Europea, junto con la falta de concreción sobre el cómo se van a establecer las relaciones comerciales con el resto de la Zona Euro, ven peligrar la producción de Nissan-Renault en el Reino Unido. Uno más de los retos a los que se debe enfrentar Westminster en el proceso del Brexit.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>