No hay dinero para créditos, pero los directivos de los bancos se reparten sustanciosas primas

Estamos en tiempos de crisis aguda y los bancos no pueden conceder créditos. Ese es el discurso de las entidades financieras para argumentar la…

Forum Libertas

Estamos en tiempos de crisis aguda y los bancos no pueden conceder créditos. Ese es el discurso de las entidades financieras para argumentar la sequía de créditos que tiene a una gran cantidad de empresas y familias contra las cuerdas.

Sin embargo, los directivos de esas entidades bancarias están al margen de la crisis y se reparten suculentas primas cuando toca, y al Santander, por ejemplo, le toca.

El banco que preside Emilio Botín tiene previsto repartir bonus por valor de 330 millones entre sus directivos y distribuirá hasta un total de 423 millones entre su plantilla hasta 2015.

El reparto del ‘botín’ es como sigue: 165 millones en concepto de ‘Variable Condicionada’ para un total de 250 directivos; 155 millones como ‘Acciones vinculadas a objetivos’ entre 6.500 mandos; y otros 40 y 63 millones, en concepto de ‘Acciones de entrega diferida y condicionada’ y ‘Plantilla Santander UK’, respectivamente, a un número indeterminado de personas de la plantilla, según informaba este miércoles, 11 de mayo, el diario El Economista.

Al mismo tiempo, la retribución fija de los consejeros ejecutivos para 2011 es la siguiente: 1,344 millones para Emilio Botín; 3,703 millones para Alfredo Sáenz; 1,710 millones a Matías R. Inciarte; Ana Patricia Botín percibirá 2 millones; Francisco Luzón, 1,656 millones; y Juan R. Inciarte, 0,987 millones.

Serán los asistentes a la Junta de accionistas del Santander quienes decidan si los directivos reciben esas primas, y la convocatoria de esa junta que preside Botín está prevista para el próximo 17 de junio.

No parece de recibo que, con la que está cayendo, algunas entidades financieras hagan esa ostentación pública de reparto de unas primas que escapan a la comprensión de cualquiera.

Cabe reflexionar sobre el hecho de que no se trata de beneficios de un empresario, ya que los favorecidos no son empresarios que arriesgan su empresa, sino, a fin de cuentas, asalariados con unos sueldos de vértigo, eso sí.

Ferrocarrils de la Generalitat, a lo mismo

Por otra parte, la empresa pública Ferrocarrils de la Generalitat (FGC) parece seguir la estela de esas entidades bancarias y ha repartido 680.000 euros en bonus entre sus directivos.

La empresa ha hecho efectivo ese complemento de sueldo que beneficia a 93 directivos y mandos intermedios que supone en algunos casos hasta un 15% del sueldo para esos cargos.

Al mismo tiempo, FGC se ha negado a explicar qué cantidad supone el pago de estos bonos, que se realizó en el mes de marzo, una vez liquidiado el ejercicio de 2010, y si ya se han realizado los pagos o no, según informa el diario El País el pasado lunes, 9 de mayo.

Hay que destacar que la base para el abono de estas primas es la gestión hecha por el equipo anterior nombrado por el Tripartito, aunque se ha mantenido con el actual Gobierno.

El bonus que se paga a estos directivos ‘por productividad’ ha incomodado en gran manera a no pocos trabajadores de la empresa, que consideran que que con ello solo se logra incrementar las diferencias salariales ya existentes entre unos y otros.

Hazte socio

También te puede gustar