No todo lo “con” es “neo-con”; Irak abre heridas.

Desde el simplismo del análisis habitual europeo, la política  de Estados Unidos está tomada por los “halcones de la guerra”,  conservadores ultradere…

Desde el simplismo del análisis habitual europeo, la política  de Estados Unidos está tomada por los “halcones de la guerra”,  conservadores ultraderechistas que actúan por nacionalismo ultrarradical,  intereses empresariales (el petróleo, la reconstrucción de Irak…)  y fundamentalismo religioso.

Una vez más, la aproximación a la realidad sorprendería  a este esquema simple con el que el pensamiento progresista se siente tan cómodo.

La guerra de Irak es un buen ejemplo para descubrir algunas paradojas. Muchos  de los conservadores más tradicionales (supuestamente más “de  derechas” en las simplificaciones habituales) están en contra de  la guerra o al menos no lo ven todo tan claro. Estas mismas diferencias se observan  cuando nos movemos en el eje más-menos católico. En sectores tradicionales  de la Iglesia las dudas también estuvieron presentes desde el principio.

Pat Buchanan (político republicano, antiguo aspirante a la Casa Blanca),  ya publicó un libro en 1999 con el título Republic, not a empire,  reclamando los fundamentos de la nación como república, (doméstica,  popular) y en contra de la política exterior como policía global  al servicio de un ideal abstracto y ajeno al ciudadano norteamericano. Es cierto  que el 11-S hizo difícil sostener esos principios, y el shock brutal  favoreció un ambiente difícil de contrarrestar; pero el tiempo  va pasando y el debate vuelve a florecer.

Así, Pat Buchanan volvió a la carga en 2004: Where the right  went wrong : how neoconservatives subverted the Reagan revolution and hijacked  the Bush presidency. El título –Cuando la derecha se estropeó: cómo los neoconservadores subvirtieron la revolución Reagan y secuestraron la presidencia Bush– habla por sí mismo.

Desde ambientes católicos, se ha publicado un libro que se opone a la  guerra desde argumentos católicos y conservadores: Neo-Conned! : Just  War Principles: A Condemnation of War in Iraq (Neoconeados, principios de la guerra justa, una condena de la guerra en Irak). Es de varios autores,  y ya ha tenido una secuela: Neo-Conned! Again : Hypocrisy, Lawlessness, and  the Rape of Iraq (Neoconeados. De nuevo, hipocresía, falta de legalidad y la violación de Irak).

Los argumentos conservadores contra la guerra quedan bien resumidos en un artículo  de un congresista republicano, John J. Duncan, de marzo de 2003, (publicado  en un site anti-guerra, buen ejemplo de lo que es imposible en España:  en una causa común, en este caso la guerra, no hacen ascos a aportar recursos  de sitios libertarians, pacifistas, izquierdistas o conservadores).

En el fondo hay una diferencia de formación política de fondo.  Los neo-con son en muchos casos antiguos progresistas que, hastiados del  esquema ideológico izquierdista, se han “pasado a la derecha”  (alguien dijo que un neo-con es un izquierdista asaltado por la realidad). Ello  es muy valorable y demuestra un apego a la búsqueda de la verdad que tiene  mucho mérito. Pero, en muchas ocasiones, mantienen ciertos esquemas ilustrados,  muy reduccionistas por lo que a cualquier buen conservador repele: la abstracción. La definición en el aire de sistemas sociales o políticos que  por sí mismos son buenos y aplicables en todo momento y en todo lugar.

Y eso les pasa a algunos neo-con con la democracia. Pensar que es un traje “prêt à porter”, trasladable de la civilización  occidental al mundo islámico, de un día para otro, con unos cuantos  tanques y unas urnas, es desconocer el fundamento de la civilización occidental  y las categorías mentales y el tipo de individuo que la cultura cristiana  ha ido configurando durante siglos. Y de la que el mundo musulmán carece  por completo. No es que la intención sea mala… pero la realidad es testarudamente antiutópica.

Publicado originalmente en American Review ( www.a-r.es )

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>