Nos gobierna Franz de Copenhague con sus inventos

No sé si recuerdan los famosos inventos del profesor Franz de Copenhague, que alcanzó notoriedad allá por los años 60 y 70, en las publicaciones para …

Forum Libertas

No sé si recuerdan los famosos inventos del profesor Franz de Copenhague, que alcanzó notoriedad allá por los años 60 y 70, en las publicaciones para niños (que también leían los mayores), por sus complicados inventos destinados a obtener resultados muy sencillos, como introducir un terrón de azúcar en la taza, pero que siempre terminaban de una forma demoledora. Rodríguez Zapatero es la reencarnación de nuestro querido profesor, en plan postmoderno y rosado, porque el autocalificativo de “rojo” que se atribuye casan muy mal con las políticas económicas y sociales de este gobierno.

Todo lo que ha puesto en marcha nuestro querido “profesor”, con más frivolidad e irresponsabilidad que conocimientos, está saltando por los aires. Lo peor es que la factura no la pagará solo el Estado, sino la sociedad, con lo cual el daño es más grave y más difícil de reparar.

Ahora mismo, foto del día, ETA eleva la virulencia de la Kale-Borroka hasta hacer difícil encontrar la diferencia con el atentado puro y duro –véase lo sucedido con la estación de Baracaldo- La policía francesa informa del importante rearme que se ha producido al tiempo que de Juana se convierte en una notoriedad internacional y un nuevo emblema victimista de ETA. Los jóvenes de Jarrai se torean a las distintas policías y los presos de la banda reactivan políticamente un frente que hacía tiempo que estaba desactivado. Al mismo tiempo surgen las noticias de que el presidente del gobierno ha abierto o lo intenta, canales para reactivar la negociación. Caótico.

El Tribunal Constitucional ha prescindido de uno de sus miembros por incompatibilidades, y esto parece apuntar pésimamente para la salud del recurrido Estatuto de Autonomía de Cataluña. Se puede enmendar el desequilibrio, dicen, substituyendo al miembro del Tribunal declarado incompatible por otro previa dimisión del primero. Una especie de jueces convertidos en kleenex que cuando no pueden ser usados se tiran. ¿Los partidos políticos, el propio gobierno y los jueces, son conscientes del daño irreparable que están cometiendo a la justicia española que no anda precisamente muy acreditada en la sociedad y es vista con recelo en los ámbitos económicos internacionales? ¿Alguien tiene conciencia de que una justicia objetiva, eficaz, creíble es hoy una condición básica para competir internacionalmente para atraer inversiones?

Mientras, el tradicional bloque monolítico que siempre es el PSOE se debilita ante la inconsistencia de su líder que, por cierto, anda desaparecido excepto para preocuparse del gran reto que tiene la humanidad con el cambio climático, recibiendo a Al Gore. Ya se sabe que lo de Zapatero son los grandes retos del mundo mundial y que no acostumbra a entrar en la letra pequeña, por eso tiene el patio como lo tiene. En la reunión de diputados socialistas, la preocupación ha aflorado de forma explosiva. De hecho, el PSC, un partido clave en la ascensión de Rodríguez Zapatero, ha anunciado que un mal tanto del TC con el Estatuto significa elecciones anticipadas.

Simultáneamente la Guardia Civil, los números, por una parte y sus mandos por otra, andan revueltos, y un aliado principalísimo del PSOE, el Consejero del Interior de Cataluña, Joan Saura, responsable por tanto de la policía y de la seguridad ciudadana que atraviesa malos momentos en Cataluña, sale defendiendo la legalización de todas las drogas. Será un gesto electoral como el de su compañera de hogar, coches oficiales y salarios de la administración, la teniente de alcalde de Barcelona, Inma Mayol, que se proclamaba días pasados antisistema. Pero evidentemente eso no quita, más bien añade, que las personas normales pensemos que nuestra seguridad está en manos de una persona excesivamente oportunista y poco responsable. Ni la Generalitat tiene competencias, ni este es el discurso que puede hacer el más alto responsable policial, ni sobre todo es técnicamente viable, porque al margen de otras muchas consideraciones hasta el más lego sabe que la legalización es imposible en un solo país.

La lista de desatinos y desastres sería más larga pero se trata sólo de la instantánea de un día. Una fotografía del caos.

Hazte socio

También te puede gustar