Nueva parodia de Bieito: Una delirante ‘Madame Butterfly’ indigna al público de Berlín

El director español de teatro Calixto Bieito sigue escandalizando con sus obras en lo que se puede considerar como una estrategia para aumentar la taq…

El director español de teatro Calixto Bieito sigue escandalizando con sus obras en lo que se puede considerar como una estrategia para aumentar la taquilla por la vía de la provocación y la trasgresión sin nada que las justifique. Después de causar un auténtico revuelo en la Komische Oper berlinesa con su anterior ópera El rapto en el Serrallo, que fue motivo de enfrentamientos verbales y huída de la sala de una parte del público, vuelve ahora a la carga con una delirante Madame Butterfly que ha indignado al auditorio de la misma sala de Berlín.

 

Al final de la representación, el público berlinés se dividió entre los que dedicaron aplausos a los cantantes y al controvertido director teatral y los que abuchearon de forma masiva a este ‘enfant terrible’ de la ópera. Bieito convierte el rigor y la belleza de Madame Butterfly, de Giacomo Puccini, en un esperpento gore en el que Japón se transforma en un paraíso del turismo sexual donde se suceden las escenas con prostitutas; las felaciones, coitos y masturbaciones; donde aparece una especie de Fidel Castro violador, o niños que disparan contra una mujer embarazada. Todo ello regado con abundante sangre.

 

¿Masoquismo o ansia de recaudación?

 

Los responsables de la Komische Oper de Berlín parecen dispuestos a apostar por el polémico Bieito, a pesar de los dos escándalos que ya ha montado en su patio de butacas. Cabe preguntarse el porqué de esa apuesta que, salvo masoquismo, apunta a que están dispuestos a explotar el filón de una buena recaudación basada en la trasgresora peculiaridad de las obras del director español.

 

El drama japonés de Giacomo Puccini, estrenado en 1904 en el Teatro alla Scala de Milán, queda reducido a una parodia trágica sobre el turismo sexual y la sociedad de consumo, aunque, eso sí, guarda "la esencia de Madame Butterfly", según Bieito.

 

Devaluando personajes

 

La principal protagonista se convierte en una ‘jinetera’ asiática que sueña con hacerse norteamericana a través del matrimonio, mientras Benjamín Franklin Pinkerton no pasa de ser un mero turista sexual estadounidense con camisa a flores, pantalón corto y playeras. El cónsul de Estados Unidos, Sharpless, es un desaprensivo; la sirvienta Suzuki, una prostituta; Goro, el casamentero, el propietario de un burdel; y el tío Bonze tiene un más que sospechoso parecido con Fidel Castro.

 

Con este devaluado elenco de personajes, Beitio construye una supuesta ópera en la que, por ejemplo, Suzuki practica una felación a Pinkerton en la bañera, o la madre de Butterfly le hace a ésta la tradicional prueba de la virginidad con un puro que le entrega el ‘doble’ de Fidel Castro, en silla de ruedas, con uniforme militar y el pecho cargado de medallas.

 

Violación pedófila simulada

 

En otra escena, el seudo Castro hace el gesto de violar a una muñeca con una botella de ron, o practica el coito en el inicio del segundo acto con Butterfly. En la escena de la carta, el cónsul venda los ojos a Butterfly y la obliga a masturbarle, mientras ella se da cuenta de que Pinkerton no volverá nunca.

 

Otra de las escenas más controvertidas es la del final del segundo acto, en la que Bieito llena el escenario de niños y niñas que, vestidos ellos como Pinkerton y ellas como pequeñas Butterfly, son dirigidos por un Micky Mouse y terminan disparando contra una mujer embarazada, mostrando al mismo tiempo todos pasaporte estadounidense.

 

Al final de la obra, Butterfly degüella a su hija (en el original entrega a su hijo a Pinkerton y a su mujer norteamericana y se suicida) y mata a la sirvienta, mientras cubre el cadáver de la niña con una bandera norteamericana.

 

¿Alguien da más por tan poco?, parecen preguntarse los responsables de la Komische Oper después de consentir que Bieito destroce el bello libreto de Puccini.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>