Nueva pobreza con múltiples caras: Aumenta más de un 40% la petición de ayuda a Cáritas

La crisis económica se está cebando en los sectores más vulnerables y ha creado ya un nuevo perfil de la pobreza en España…

La crisis económica se está cebando en los sectores más vulnerables y ha creado ya un nuevo perfil de la pobreza en España con múltiples caras. Al mismo tiempo, según constata un informe de Cáritas Española, las demandas de ayuda de emergencia han aumentado más de un 40% en el primer semestre de 2008 con respecto al promedio de 2007.

De hecho, el cambio de ciclo económico ha sido tan rápido que las familias no han tenido tiempo de adaptarse a la nueva situación de recesión, en la que el paro ha entrado en muchos hogares impidiendo hacer efectivos los pagos de la hipoteca o de las deudas.

Así, muchas familias o colectivos, que hasta hace unos meses no se encontraban en una situación de precariedad o pobreza, piden ayuda ahora a los servicios de acogida del llamado brazo caritativo de la Iglesia.

Un avance del informe de Cáritas Demandas en situación de crisis económica, que se puede consultar en su web bajo el epígrafe ‘Encuesta sobre evolución demandas de ayuda’, dentro de la Memoria anual de actividades 2007, muestra los nuevos perfiles de las personas que les piden ayuda.

Los nuevos rostros de la pobreza

“No son los habituales de los servicios sociales. Son los nuevos pobres […] Se trata de hogares que estaban asentados con un empleo estable y regularizado”, explica Víctor Renes, director del departamento de Estudios de Cáritas Española y uno de los responsables del avance del informe.

“El paro de uno de los miembros principales de una pareja vulnerable lleva directamente al empobrecimiento familiar y a la demanda de ayuda […] También ha crecido la ayuda para conciliar la vida familiar y laboral, especialmente en familias monoparentales que buscan el cuidado de sus menores”, detalla el informe.

“De repente empiezan a aparecer rostros que te llaman la atención, porque cuando acceden a pedir ayuda a nuestros servicios tampoco nos ha dado tiempo a nosotros de cambiar el prototipo que tenemos, de modo que la persona que tiene cierto nivel de cualificación o empleo no es esperable que venga a pedir una ayuda social básica”, añade Renes.

“Mujeres solas con cargas familiares generalmente no compartidas y con problemas de conciliación entre vida familiar y laboral; hombres en paro reciente procedentes de empleos de los sectores de la construcción y la hostelería; familias jóvenes con niños pequeños; mujeres inmigrantes reagrupadas de 40 años o más que buscan trabajo; y mujeres mayores con pensiones no contributivas o pensiones mínimas”, entre otros, son las nuevas caras de la pobreza.

Crecen las demandas

Y es que el aumento de las hipotecas, el incremento del paro y el encarecimiento de los productos alimentarios de primera necesidad están haciendo estragos en la economía familiar.

Es por ello que las peticiones de ayuda que están recibiendo los servicios de acogida tienen su origen, sobre todo, en problemas causados por la falta de vivienda, alimentos, ropa y calzado, educación y formación, trasporte y gastos sanitarios.

Los datos de la encuesta, realizada por el Servicio de Estudios de Cáritas Española entre todas las Cáritas Diocesanas del país, revelan que en el primer semestre del año ha habido un incremento de demandas de ayuda económica del 40,8%.

Además, esta organización estima que el incremento llegará al 50% al finalizar este año, ya que las solicitudes están aumentando en el segundo semestre.

Mientras en 2007 el número total de demandas de ayuda a Cáritas fue de 142.746, en el primer semestre de 2008 ya se han registrado un 70,4% de solicitudes con respecto a 2007 (100.471).

Llamamiento a la solidaridad

Este significativo aumento de las peticiones de ayuda está suponiendo para Cáritas un auténtico esfuerzo presupuestario y organizativo. Por esa razón, el secretario general de Cáritas Española, Silverio Agea, aprovecho la presentación de los datos de la encuesta para hacer un llamamiento a la solidaridad de los donantes españoles con todas las Cáritas Diocesanas del país para hacer frente a esta nueva coyuntura.

En situaciones difíciles la ciudadanía responde con generosidad. Cáritas sabe por experiencia propia que hay muchas personas dispuestas a compartir incluso lo necesario para ayudar a quien tiene menos oportunidades”, afirmó Egea.

En este sentido, reclamó también la implicación de los poderes públicos en la lucha contra la pobreza en estos momentos de crisis. “La pobreza es inmoral porque tiene solución. Es necesario un mayor esfuerzo presupuestario por parte de las Administraciones para erradicarla, junto a la implicación de todos nosotros. No olvidemos que con lo que nos gastamos en perfume o en armamento se acabaría con el azote de la pobreza”, añadió.

Más de 10 millones de personas atendidas

Por otra parte, el presidente de Cáritas Española, Rafael del Río, y el secretario general presentaron los datos más destacados de la Memoria 2007, en la que se detalla exhaustivamente el destino de los más de 200 millones de euros invertidos por toda la Confederación Cáritas en sus acciones de lucha contra la exclusión dentro y fuera de España.

Los programas desarrollados por Cáritas Española en el último ejercicio llegaron a un total de 10.300.000 personas (cerca de un millón dentro de España y 9.300.000 en un total de 44 países del Tercer Mundo) en situación especialmente precaria.

Los mayores esfuerzos presupuestarios, según explicó Silverio Agea, se realizaron en los apartados de personas mayores (29,7 millones de euros), de cooperación internacional (26,6 millones), empleo e inserción social (23,5 millones), acogida y atención primaria (20,4 millones) y personas sin hogar (16,5 millones).

A pesar de registrarse un aumento del 8,5% en el volumen total de fondos manejados con relación al ejercicio anterior, Cáritas ha logrado reducir el porcentaje destinado a gastos de gestión y administración (sólo el 6,93%).

Asimismo, en 2007 se constata un año más la fuerte confianza que el trabajo de Cáritas a favor de los más desfavorecidos despierta entre sus socios y donantes y el conjunto de la ciudadanía española, ya que casi el 61% de sus recursos proceden de donaciones privadas, mientras que el 39% restante tiene su origen en subvenciones privadas.

Por Comunidades Autónomas, Cataluña encabeza el volumen de fondos invertidos (22,7 millones de euros), seguida de Andalucía (22,5 millones), Madrid (22,1 millones), Castilla y León (20,2 millones) y País Vasco (14,4 millones). Las comunidades donde los recursos de Cáritas tienen un mayor apoyo por parte de los donantes privados son Navarra (casi el 94% de sus recursos proceden de aportaciones privadas), Cantabria (77,8%), Cataluña (72,9%) y Madrid (72,8%).

En su intervención, Rafael del Río elogió la labor gratuita desarrollada por los más de 56.000 voluntarios y voluntarias que apoyan en toda España el trabajo por la justicia de Cáritas.

Asimismo, el presidente llamó la atención sobre la importante labor oculta que, más allá de los datos contables contrastados recogidos en la Memoria anual, llevan a cabo en todo el país numerosas Cáritas Parroquiales para paliar las situaciones de precariedad más urgentes.

Noticias relacionadas:

Portugal adelanta a España en la lucha contra la pobreza; estamos a la cola de la UE-15

Fundación Bonanit, una alternativa para los ‘sin techo’ en Tarragona

Centros para los ‘sin techo’ en Barcelona: El 56%, relacionados con la Iglesia

Manos Unidas ayudó en 2007 a más de 31 millones de personas

Jóvenes, mujeres e inmigrantes: El nuevo rostro de los ‘sin techo’, en ascenso

Manos Unidas, Cáritas y otras ONG católicas presentan la campaña ‘Sin duda, sin deuda’

Acercando el Norte y el Sur: Las ONG, voz de los sin voz

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>