Nuevos descubrimientos del inicio de la vida: los bebés aprenden el acento antes de nacer

Los investigadores lo comprobaron comparando a diferentes recién nacidos

(La Vanguardia).- Está bien, no te acuerdas, pero mientras estabas formándote en el vientre de tu madre, tu pequeña cabecita se encargaba de recolectar todo tipo de señales que llegaban desde el exterior. Una de ellas, aunque no lo creas, es el acento.

Mucho antes de hablar los bebés están viendo, escuchando y procesando todo tipo de estímulos del mundo que les rodea. El cerebro de un recién nacido trabaja con mucha intensidad para conseguir darle sentido al nuevo lugar que habita y, antes de hacer uso de la lingüística, según especifica un ensayo y como hemos podido comprobar, se encuentran en un estado constante de ensayo y experimentación.

Desde el momento en el que nacen, los bebés intentan, a su manera, comunicarse mediante el lenguaje que utiliza su familia pero incluso antes de conseguir palabras, tienen incorporados los acentos.

Kathleen Wermke, directora del Centro para el Desarrollo del Lenguaje de la Universidad de Würzburg en Alemania, junto a un grupo de investigadores se encargó de analizar acústicamente más de 6000 gritos y “onomatopeyas” de niños que estuvieran en su primera semana de vida. En el primer análisis se centraron en dos grupos de bebés: unos nacidos en Alemania y otros nacidos en China. En el segundo análisis de lenguaje y audición, compararon a los niños de familias alemanas con otros niños de familias de Nso en Camerún.

recien-nacido-azul-duerme-p

Desde  el momento en que nacen, los bebés están continuamente intentando comunicarse mediante el lenguaje que utiliza su familia.

A diferencia del alemán, en el chino mandarín y en el lamnso (nombre del lenguaje que proviene de Nso, Camerún) una combinación única de sonidos puede crear varias palabras y la misma cambia dependiendo del tono que se utiliza.

El estudio demostró enormes diferencias en los sonidos proyectados por los distintos bebés. “Los nacidos en China alcanzaron tonos más agudos y rápidos, frente a los nacidos en Camerún que proyectaban tonos más graves. En cuanto a los nacidos en Alemania, sus proyecciones eran de alto volumen, graves y con una lenta frecuencia”.

La comparación, según Wermke, sugiere que “los bebés están aprendiendo los matices del lenguaje incluso antes de nacer, absorbiendo la información que reciben de sus madres mientras crecen en su vientre. Esta es la fuente principal del discurso acústico debido a que la voz maternal no se ve limitada por las paredes abdominales de su cuerpo”.

Asimismo, los investigadores aseguran que “esta comparación debe también verse sostenida por un estudio adicional que muestre cuánta información específica son capaces de recoger los fetos mientras están en el vientre materno”.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>