Obama aguanta como puede gracias a que sus oponentes se quedan en blanco

La popularidad del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ha caído de tal manera que, aún teniendo enfrente a unos candidatos r…

La popularidad del presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, ha caído de tal manera que, aún teniendo enfrente a unos candidatos republicanos que cada dos por tres se quedan en blanco, tan sólo consigue empatar o ganar por la mínima en las encuestas.

A un año de celebrarse las elecciones presidenciales, Obama ignora todavía quien será su rival republicano y su mayor esperanza es que la debilidad de sus rivales le ayude a remontar la devaluada opinión que a día de hoy tienen los norteamericanos sobre su gestión.

Las políticas intervencionistas del presidente demócrata; la elevada tasa de desempleo, en torno al 9% y con alrededor de 25 millones de parados; un crecimiento débil; y su incompetencia para liderar la primera economía del mundo le están pasando factura en los sondeos.

Encuestas desfavorables

Así, según una encuesta realizada por Gallup, Obama obtendría un 47% de los votos si los comicios se celebraran ahora y su competidor fuera el republicano Mitt Romney, que empataría con el mismo porcentaje de votos.

En la misma encuesta, cuando se contrasta el porcentaje de intención de voto de los ciudadanos hacia el actual presidente con el también republicano Rick Perry, el resultado es de un 49% para Obama y un 45% para el candidato republicano.

Y si el oponente fuera Herman Cain, los porcentajes serían del 48% para Obama y 46% para el representante del Partido Republicano.

Estas distancias guardan parecida relación cuando las preguntas se refieren a los estados clave: Colorado, Florida, Iowa, Michigan, Nevada, New Hampshire, Nuevo México, Carolina del Norte, Ohio, Pensilvania, Virginia y Wiscosin.

En el caso de Mitt Romney, el republicano incluso le saca un punto porcentual (47%) a Barack Obama (46%).

De esta manera, es posible que Obama acabe ganando las elecciones, pero si lo hace será por la mediocridad de sus oponentes republicanos.

Perry: “Lo siento. ¡Ups!”.

Primero fue Rick Perry, quien el pasado 10 de noviembre tuvo un lapsus en pleno debate televisado entre los candidatos de las primarias republicanas. El gobernador de Texas se quedó en blanco enumerando los departamentos que suprimiría si estuviera en el gobierno. Los periodistas que moderaban pusieron en aprietos al político, algo habitual en un país de marcada tradición de debates.

Perry no consiguió salir del apuro y quedó en una posición cercana al ridículo. “Hay tres departamentos que suprimiré en cuanto sea elegido: Comercio, Educación y… ¿cuál es el tercero? Veamos…”, dijo el aspirante republicano, incapaz de recordar el tercero.

“¿No puede decir el nombre del tercero?”, preguntó el periodista. “El tercer organismo que suprimiría es… Educación… Comercio y… Veamos… No puedo. El tercero no puedo decirlo… Lo siento. ¡Ups!”. El nombre del departamento que había olvidado Perry es el de energía. Pero cuando lo recordó, era demasiado tarde.

Cain: “Hay tantas cosas dando vueltas en mi cabeza”

Tan sólo cinco días después, el aspirante a la candidatura Herman Cain se quedó también en blanco ante una pregunta sobre la política del presidente, Barack Obama, en Libia, durante una entrevista difundida este martes, 15 de noviembre.

En esta ocasión, Cain se encontraba respondiendo a preguntas de los editores y reporteros del diario Milwaukee Journal Sentinel cuando salió el tema de Libia. “OK, Libia”, repitió moviéndose en la silla algo inquieto. “El presidente Obama apoyó el levantamiento, ¿verdad?”, preguntó.

“El presidente Obama hizo un llamamiento para destituir a Gadafi -sólo quiero asegurarme de que estamos hablando de lo mismo antes de decir sí estoy de acuerdo o no-“, señaló en un intento por ganar algo de tiempo.

Cain comenzó a decir que no estaba de acuerdo con Obama “por las siguientes razones” que no llegó a enumerar porque hablando consigo mismo dijo “no, eso es otra cosa diferente”.

Después de una pausa, añadió que “hay tantas cosas dando vueltas en mi cabeza” y eludió la pregunta, aunque aseguró que esta crisis la hubiera gestionado mejor que Obama.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>