Obama será juzgado por la Cámara de Diputados de su país por el programa de salud conocido como “Obamacare”

La Cámara baja norteamericana aprobó por 225 votos contra 201 una resolución autorizando al presidente del cuerpo, John Boehner, …

La Cámara baja norteamericana aprobó por 225 votos contra 201 una resolución autorizando al presidente del cuerpo, John Boehner, a comenzar un procedimiento judicial contra el presidente, acusándolo de haber violado sus responsabilidades constitucionales por no aplicar fielmente la ley de reforma del sistema de salud de 2010. Todos los demócratas votaron en contra.

El sistema de salud denunciado, conocido como "Obamacare", incluye la obligatoriedad de subvencionar prácticas anticonceptivas y abortivas. El Supremo norteamericano se pronunció recientemente en contra de esa medida, alegando que violaba la libertad de conciencia. Amparándose en esa sentencia, los republicanos demandan ahora al presidente.

"El presidente Obama se excedió en sus poderes constitucionales y es responsabilidad de la Cámara de Representantes defender la Constitución", explicó John Boehner el lunes en un artículo.

El futuro del procedimiento de la Cámara es incierto, porque la Justicia se mostró hasta ahora reticente a arbitrar en los conflictos entre los poderes ejecutivo y legislativo.

Los aliados demócratas del presidente afirmaron en los últimos días que el objetivo republicano es en realidad el "impeachment" (procedimiento de destitución) de Barack Obama, una suerte reservada a presidentes acusados de delitos graves, como Bill Clinton. Pero los líderes republicanos desmintieron firmemente que esta sea su intención real.

"En lugar de presentar una demanda contra mí porque hago mi trabajo, quiero que el Congreso cumpla con el suyo y haga la vida de los estadounidenses que los eligieron un poco mejor", replicó Obama el miércoles durante una reunión en Misuri. "¡Paren de hacer teatro!", exclamó.

Es otra excelente noticia próvida, porque no solo se frustró con el fallo el intento de Obama de que las empresas pagaran a sus empleadas abortos y el costo de las pastillas tanto anticonceptivas como abortivas -declarando inconstitucional la violación de la objeción de conciencia o el ideario de las mismas-, sino que ahora lo llaman a responsabilidad política.

Con el 70% de desaprobación que tiene ya Obama, constituido en el jefe de Estado más impopular de la historia del país del norte, este juicio político puede terminar con la ya baja popularidad que padece. Moraleja: cuando se pretende legislar contra la conciencia no solo se frustra tal medida sino que genera consecuencias.

Carlos Álvarez Cozzi

Catedrático universitario de Derecho en Uruguay

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>