Obispos y personalidades de todo el mundo expresan sus críticas al matrimonio gay

La aprobación parlamentaria definitiva del Congreso, el pasado jueves tras el levantamiento del veto del Senado, y la entrada en vigor el sábado, con …

La aprobación parlamentaria definitiva del Congreso, el pasado jueves tras el levantamiento del veto del Senado, y la entrada en vigor el sábado, con su publicación en el Boletín Oficial del Estado después de la firma del Rey Juan Carlos, han situado al matrimonio homosexual muy cerca de la mirada de todo el mundo. Desde muchos lugares del planeta, se habla de España como un nuevo país que se ha apuntado a la excepción en las legislaciones, ya que es el cuarto del mundo que aprueba legalmente esta ruptura antropológica. El resto de los 191 países de la ONU prohíben casarse a dos personas del mismo sexo. La noticia ha dado paso a reacciones contrarias especialmente entre la jerarquía de la Iglesia católica (recogidas por la agencia ZENIT, www.zenit.org) y también entre personalidades de la vida civil. Las críticas también se refieren, en muchos casos, a otro nuevo texto aprobado en España: la reforma de la ley de divorcio, también llamado ‘divorcio rápido’, que elimina el requisito de un período de separación previa a la ruptura de un matrimonio.

 

El cardenal Renato Martino, presidente del Pontificio Consejo de Justicia y Paz, aseguró que la reforma del Código Civil español es “una aberración de los principios que provienen de la naturaleza”, y recordó que la decisión “no refleja la verdadera voluntad del pueblo español”. Por su parte, el cardenal Alfonso López Trujillo, presidente del Pontificio Consejo para la Familia, calificó el texto de “ley inicua” y añadió que no se entiende “cómo la propuesta puede promover la familia” desde el momento en que presupone “su destrucción”.

 

Otros comentarios de los últimos días contra la ley del matrimonio gay han llegado desde Perú. El arzobispo de Lima, Juan Luis Cipriani, alertó sobre lo que para él es una “dictadura del relativismo moral”. Concretamente explicó que, con la normativa española, “se disfraza el mal de bien y se impone; ¡y pobre del que no lo acepta! Es tildado de intolerante, de alguien que no es plural, que no admite el diálogo de la fe y la ciencia”. En esta línea, calificó la reforma de “pseudomatrimonio con el que se impone la sociedad de la desfiguración, es decir, el atentado más fariseo e hipócrita”. El contexto social y político que ha rodeado la tramitación de la ley es, para el cardenal Cipriani, “un discurso hueco y sin valores, sustentado en puras corrientes de opinión”. El presidente de la Conferencia Episcopal Peruana, Hugo Garaycoa, denunció que “el Gobierno español se ha dejado arrastrar por el populismo sin valorar las consecuencias funestas de una ley así no sólo para el pueblo español, sino también para las demás naciones, especialmente las de América latina”.

 

Por otro lado, las reacciones también se han producido en África. El arzobispo de Gulu (Uganda), John Baptist Odama, mostró a la agencia FIDES (www.fides.org)  su esperanza de que “otros países no sigan el ejemplo de España”, y comentó que “Europa está perdiendo su alma presa de un relativismo sin ética”. Por su parte, el arzobispo de Dakar y presidente de la Conferencia Episcopal de Senegal, Theodore Adrien Sarr, destacó que la ley “es un paso atrás en la civilización humana porque va contra la ley natural”. Y reveló que “los africanos de todos los credos religiosos se han quedado profundamente sorprendidos porque la ley natural está enraizada en la cultura del continente”.

 

Finalmente, cabe destacar las reacciones desde Asia. El secretario general y portavoz del Episcopado de la India, Donald De Souza, comentó que “la Iglesia india expresa el descontento por la aprobación de la ley que legitima el matrimonio homosexual en España”. En este sentido, concluyó que “la Conferencia Episcopal India expresa su plena solidaridad a los obispos españoles por la batalla que están llevando adelante a favor de la vida y de la auténtica familia”. La Iglesia española, a través de la Oficina de Información de los obispos, difundió el pasado jueves una nota en la que decía que “es necesario oponerse a estas leyes injustas por todos los medios legítimos que el Estado de derecho pone a disposición de los ciudadanos”. Y animaba a los ciudadanos a “trabajar para que los derechos desprotegidos y conculcados sean de nuevo reconocidos y tutelados”.

 

Estabilidad familiar frente al laicismo

 

El presidente de la Conferencia Episcopal Española y obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez, se ha pronunciado públicamente también estos días para denunciar que el matrimonio homosexual “afecta a la estabilidad de la familia y abre un camino de retroceso”. Para el prelado, esta ley y la del divorcio rápido “afectan gravemente a las instituciones del matrimonio y la familia”. También señaló que la reforma del Código Civil introduce “una enorme confusión de orden humano y moral”, y la calificó de “atrevimiento increíble”. Finalmente, Monseñor Blázquez lamentó que el ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero no haya hecho caso “ni a las confesiones religiosas ni a importantes organismos como el Consejo de Estado o el Consejo General del Poder Judicial”, muy críticos con esta normativa.

 

Además de las valoraciones recogidas anteriormente, el arzobispo de Oviedo dedica al tema su carta dominical de esta semana. Bajo el título La verdad sobre el hombre comienza en la familia, Carlos Osoro afirma que “asistimos hoy a una contaminación de las ideas y las costumbres que puede llevar a la destrucción del hombre”. También recuerda que el matrimonio de hombre y mujer es “el único lugar idóneo para la regeneración y la educación de los hijos”.

 

También ha habido personalidades de diversos ámbitos que se han pronunciado sobre este cambio legal después de su aprobación. Es el caso del presidente del Senado italiano, Marcello Pera, durante su participación el lunes en el Campus FAES, celebrado en Navacerrada (Madrid). Para el político, la entrada en vigor del matrimonio gay y la legislación sobre el divorcio rápido son “un triunfo del laicismo en Europa”. Se trata de “un ataque llevado a cabo contra la idea misma del matrimonio mediante una maniobra de tenazas: por una parte el divorcio rápido y, por otra, el matrimonio entre homosexuales”, dijo. En la misma línea, destacó que “es falso que se trate de conquistas civiles, de medidas contra las discriminaciones o de ampliación de la igualdad, sino más bien del triunfo de dicho laicismo que pretende transformar los deseos, y a veces incluso los caprichos, en derechos humanos fundamentales”.

Hazte socio

También te puede gustar

One comment

  1. 1

    AHI SE VIO QUE EL REY JUAN CARLOS ES UN GRAN TRAIDOR DEL CRISTIANISMO-DE TAL MANERA QUE UN GRUPO HA HECHO QUE ESPAÑA REINE Y PREDOMINE SATANAS EL DIABLO,LUCIFER O MEFISTOFELES,LUSBEL LA SERPIENTE ANTIGUA EL GRAN DRAGON,EL PRIMER MENTIROSO Y EL PRIMER ASESINO QUE HUBO EN LA HISTORIA SEGUN LA BIBLIA EN EL RELATO HISTORICO DEL LIBRO GENESIS-QUE JEHOVAH-333 LO REPRENDA DURAMENTE ALLA EN ESPAÑA-

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>