Objetivos del Milenio: en 2015 el mundo será un lugar mejor

En veinte años, las muertes de niños de entre 0 y 5 años se han reducido a escala mundial a casi a la mitad y el índice de…

En veinte años, las muertes de niños de entre 0 y 5 años se han reducido a escala mundial a casi a la mitad y el índice de mortalidad materna ha bajado un 45% desde 1990. La lucha contra la malaria ha salvado unos 3,3 millones de vidas y la dirigida contra la tuberculosis, 22. Reducir a la mitad los niveles de pobreza extrema y el hambre se ha conseguido en prácticamente todas las regiones del mundo.

Estas cifras se encuentran recogidas en el Informe de los Objetivos de Desarrollo del Milenio 2014, hecho público por Naciones Unidas el pasado 7 de julio. Algunos de sus datos más relevantes se encuentran en el gráfico publicado por La Vanguardia y presentado a continuación.

Los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) se establecieron en la llamada Cumbre del Milenio en el año 2000, y trataban fundamentalmente de rebajar los niveles mundiales de pobreza para el año 2015.

A tan solo un año y medio de la fecha límite del programa, la ONU hace el último balance que debe servir para preparar el asalto final. También debe usarse a fin de perfilar la nueva agenda para el desarrollo, según afirma la misma Organización.

Los éxitos más destacables

Viendo las cifras más relevantes, se puede decir que los ODM están en su mayoría cumplidos o a punto de cumplir. Entre los que destacan de forma especialmente positiva se encuentra la educación primaria universal. En las regiones en desarrollo la escolarización ha alcanzado el 90% de la población, cuando en 1990 era del 80%. A pesar de que el objetivo era lograr el 100% de escolarización en 2015, los avances son igualmente enormes.

También destaca el trabajo hecho en materia de igualdad hombre-mujer: prácticamente se ha alcanzado la paridad en educación. Resalta especialmente la educación terciara, con un 99% respecto al 69% de 1990. Y ello a pesar de que en el cálculo también entran los países musulmanes, en los que la mujer sigue teniendo un papel marginal. Además, en 46 países había en enero de 2014 más de un 30% de parlamentarias mujeres.

En el capítulo de las enfermedades, las nuevas infecciones anuales de VIH se han reducido un 40% en las regiones en desarrollo. 9,5 millones de personas recibieron tratamiento antirretroviral contra la sida en 2012, y la tasa de mortalidad por malaria ha caído un 42% desde 2000.

Récord en la ayuda al desarrollo

Los ODM sufrieron durante 2011 y 2012 una caída en los fondos que se les destinan desde los países desarrollados. No obstante, en 2013 la ayuda volvió a aumentar con fuerza y alcanzó la cifra récord de 134,8 miles de millones de dólares. Además, la deuda de los países más pobres se mantiene entorno el 3% de sus ingresos por exportaciones, cuando en el 2000 rozaba el 75%.

A pesar de las halagadoras cifras, hay que matizar que la ayuda se está reduciendo en los países que más la necesitan por ser los más pobres. La ayuda a África bajó un 5,6%, posiblemente debido a la inestabilidad política.

Asignaturas pendientes

El objetivo de reducir la pobreza extrema se alcanzó en 2010, cuando se redujo a la mitad las personas que vivían –o más bien sobrevivían- con menos de 1,25 dólares al día. Sin embargo, las cifras globales impiden ver problemas regionales muy graves.

El principal foco de la mísera mundial se sitúa en el África subsahariana. Allí tan solo se ha reducido en un 8% las personas que vivían con menos de 1,25 dólares diarios, y un 48% de la población sigue sin disponer de esta cantidad. Además, la mortalidad infantil continúa siendo terrorífica: uno de cada diez niños muere antes de los cinco años. De hecho, cuatro de cada cinco muertes infantiles se produce en el África subsahariana o en el sudeste asiático.

A nivel mundial, la mortalidad infantil no se ha reducido tanto como se había propuesto: de los 114 millones de muertes de menores de 5 años en 1990 se ha pasado a 59, pero no se ha alcanzado una reducción ni del 50% cuando el objetivo era reducirla en dos tercios.

El precio a pagar por el crecimiento

Posiblemente el dato más frustrante del informe de Naciones Unidas es que la contaminación del aire sigue propagándose. Desde 1990, las emisiones de dióxido de carbono han aumentado un 33% a escala mundial. De este incremento son únicamente responsables las regiones en desarrollo; de hecho en las regiones ya desarrolladas las emisiones han bajado. Estos datos se traducen de forma muy simple: el crecimiento económico sigue siendo sinónimo de contaminar más.

Estamos mejorando, ¿por qué destacar lo negativo?

Como resumen se puede decir que el mundo se está volviendo un lugar más habitable para sus 7000 millones de habitantes. Ban Ki-Moon, secretario General de las Naciones Unidas, ha dicho al respecto que “los Objetivos de Desarrollo del Milenio han demostrado que podemos contribuir a mejorar profundamente la vida de la gente. La trayectoria que iniciamos en el año 2000nos ha permitido construir unos cimientos sólidos para seguir avanzando”.

Así pues, cuesta de comprender por qué muchos medios de comunicación insisten en destacar la parte más negativa del reciente informe de la ONU. Por ejemplo, el titular de La Vanguardia para la noticia, del 8 de julio, es un tremendo “Uno de cada diez niños muere antes de los cinco años en el África Subsahariana”. El Periódico también iniciasu informe con la parte negativa y El País dice que “la mayoría de los retos se han quedado a medio camino”.

En Europa parece que tendemos a olvidar el conjunto y nos centramos en los estereotipos que dicen que “el mundo está muy mal” y que “la ONU es un desastre”. Podría ser que después de todo, la Europa que intenta salir a trompicones de su crisis económica y social mantenga una visión tétrica del mundo que en realidad se corresponda solo con su propia situación.

El otro gran interrogante es qué planteará Naciones Unidas en 2015, una vez finalizado el programa de los ODM. Parece evidente que se debería poner el foco en el medio ambiente y en la ayuda al Continente Negro.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>