Ongi etorri! (¡Bienvenidos!)

¡Coge nuestro tesoro en tus manos y úsalo!

La Contxa de Donosti desde el Monte Urgull con la catedral del Buen Pastor domingo 21 de agosto de 2016

Así empieza el saludo de un diccionario de bolsillo en euskara, català, castellano, galego, english, français y deutsch. Finaliza el saludo con el subtítulo de mi escrito. No es la primera vez que acudo a Guipúzcoa. Después de unos días con mi esposa en dera Val d’Aran regresamos a casa, para escaparnos en breve estancia a conocer la costa guipuzcoana. Descubrimos Mutriku, Deba, Zumaia, Getaria, Zarautz, Orio, Pasaia y Lezo. Volvimos de nuevo a Hondarribia y paseamos de nuevo por Donostia. ¿Dónde nos alojamos? Un lugar muy importante que es el estímulo a mi primera pincelada en serio.

En la oficina de turismo de Zarautz recogimos el diccionario y la guía de turismo 2015-2016 en lengua catalana. En ella se indica que San Sebastián cuenta con 180.397 habitantes. En toda la provincia 714.360 con una densidad de 374,21 hab/Km2. No quise entrar en Tolosa. Me trae recuerdos muy recientes y al mismo tiempo lejanos. ¡Recuerdos que me emocionan!. Tampoco en el casco histórico de Hondarribia. La otra vez que estuve pregunté en una tienda por una persona conocida y dí recuerdos para ella. Son recuerdos de canto coral infantil en mi condición de Secretari del Cor Infantil l’Esquellerinc de nuestros seis hijos, especialmente Tolosa en el intercambio con Laskorain. De las 127 corales infantiles federadas entonces en Catalunya, sólo L’Esquellerinc accedió a una petición de intercambio. Este intercambio coral fue noticia de primera página en la prensa local.

Una vez más subimos al monte Urgull de Donostia hasta los pies del Sagrado Corazón. Paseamos por la kalea 31 de agosto y degustamos los pintxos. También en Zarautz. Pudimos contemplar dos días los fuegos artificiales de la Semana Grande.

Ésta para muchos complicada lengua se me antoja entrañable. Hoy al igual que ayer. Volvimos por la sierra de Aralar. Divide geográficamente Guipuskoa de Navarra o Nafarroa. Debo precisarles que, más allá de planteamientos geopolíticos, el euskera es lengua viva en el hablar corriente de las personas. A diferencia de la catalana se precisa su estudio. El catalán se pilla; el euskera, no.

Si piensan que alimentarse es caro pues no es cierto. Por precios que, en ciudades como Barcelona son difíciles de encontrar salvo comidas en bares de lunes a viernes, te alimentas muy bien por estos precios, sea en menús o en pintxos. Te alimentas muy bien a módico precio en menús en los jatetxeas y en las tabernas. Como en todas partes hay lugares para gastar más. Íbamos sobre la marcha y la verdad es que no nos hemos apartado del presupuesto que teníamos antes de partir. Esta vez queríamos conocer la costa. Los santuarios ignacianos de Loiola y Arantzazu están al alcance. Contemplar los flujos de las mareas, tanto en las playas como en la desembocadura de ríos tales como el Deba, el Urola, el Oria, el Urumea, el Oiartzun, etc, es un encanto. Que en agosto luzca el sol, no haga ni pizca de frío, no llueva y haga calor me ha roto un poco los esquemas. No tanto ver surfistas, remeros y niños y niñas que se lanzan al agua a las rías desde los puentes de estas localidades sin que  nadie los vigile y sufra por ellos. ¡Piérdanse por Guipúzcoa! ¡Vale la pena!

Hazte socio

También te puede gustar

4 Comments

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>