Otra mirada sobre los musulmanes

La fundación ACSAR ha organizado un interesante coloquio sobre el Islam confiando en Jordi Moreras la introducción de la reflexió…

La fundación ACSAR ha organizado un interesante coloquio sobre el Islam confiando en Jordi Moreras la introducción de la reflexión. De las varias cosas dichas, y que probablemente tendré ocasión de comentarlo en otra nota, quisiera referirme en un primer momento al sugerente comentario, casi una advertencia, sobre la necesidad de cambiar de perspectiva a la hora de abordar algunos aspectos relacionados con el Islam. Jordi Moreras constataba que abundan reflexiones y crónicas en los medios de comunicación sobre el proceso de radicalización terrorista de los jóvenes musulmanes, especialmente los que acaban en grupos terroristas haciendo atentados en Europa o marchando para unirse al Estado Islámico, y mucha menos atención al camino de integración cívica que han recorrido la mayoría de jóvenes musulmanes europeos.

A raíz del atentado de Charlie Hebdo y del supermercado judío se ha hablado mucho de sus autores, se ha escrutado su pensamiento y los diferentes contextos de sus vidas. En contraste, se ha hablado muy poco de los contextos que han hecho posible que un joven musulmán, Ahmed Merabet, se hiciera policía para defender los valores básicos de la república francesa (fue el policía asesinado en el atentado de Charlie Hebdo) o las razones del por qué Lassana Bathily, el musulmán originario de Mali, actuase defendiendo a los judíos en el supermercado. Estos dos jóvenes musulmanes son testigos de un comportamiento cívico y de un modelo de integración.

Tanto el joven policía, lamentablemente fallecido, como el joven empleado del supermercado, muestran la posibilidad de otra mirada para entender el fenómeno del Islam en las sociedades europeas. El exceso de notoriedad dada a la radicalización terrorista de algunos jóvenes musulmanes enturbia, nos distrae en exceso, por entender que existe un Islam que está arraigando en Europa y que se esfuerza por convertirse en una religión más dentro de la pluralidad religiosa actual. Mientras se genere un interés, algunas veces excesivo y sobreactuado, para enfatizar los riesgos de los musulmanes extremistas y violentos, y se olvide que existen muchas vivencias del Islam entre nosotros que quieren vivir en armonía y cívicamente su religión, se instalará entre nosotros una visión distorsionada del Islam. Sólo hay que ver como algunas tertulias televisivas acentúan, algunas veces con exageración, los riesgos y conflictos generados por las interpretaciones radicales del Islam. Pienso que hay que hacer un esfuerzo, especialmente los medios de comunicación, para presentar el otro rostro del Islam. Hay que hablar más de los musulmanes que conviven pacíficamente como unos ciudadanos más, aunque, en más de una ocasión, deban luchar activamente para defender sus derechos como ciudadanos de un país democrático.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>