¿Pagamos más impuestos que la media de la UE?, los cuatro indicadores

Los contrastes entre la presión fiscal española y la europea; las cotizaciones sociales e impuestos directos son más altos en España, mientras la imposición indirecta es más baja, aunque con matices

Un informe del Banco de España sobre el modelo fiscal en este país, con datos también de Eurostat, desvela algunas cuestiones interesantes sobre la estructura impositiva y la capacidad de recaudar impuestos en España. El estudio desvela las claves del modelo fiscal español en contraste con el de la Unión Europea (UE) con datos de cuatro indicadores: la presión fiscal, las cotizaciones sociales, la imposición indirecta (IVA e impuestos especiales) y los impuestos directos (IRPF e impuesto de sociedades). Como se puede observar en la siguiente tabla, reproducida a partir de los datos del estudio, publicados por el diario El País el pasado sábado, 19 de septiembre, la presión fiscal y la imposición indirecta son más bajos en España; mientras con las cotizaciones sociales y los impuestos indirectos sucede lo contrario, aunque con matices. La presión fiscal española ascendió en 2014 al 37,8% del PIB, representando este porcentaje unos siete puntos menos que la media de la UE, con datos de Eurostat. En Dinamarca, Finlandia o Noruega, por ejemplo, este indicador ronda el 50%. Sin embargo, hay que matizar que el hecho de que en España sea más baja en España no equivale a decir que también lo son los impuestos, sino que se recauda menos en relación al PIB. En este sentido, hay que recordar que España tiene un elevado nivel de economía sumergida; así como el hecho de que el sistema impositivo es bastante laxo con aquellos que más tienen, con fórmulas como la que les permite a las SICAV tributar solo un 1% de lo que tienen.Sobre el total de la presión fiscal, en las cotizaciones sociales, la partida con mayor peso sobre los ingresos impositivos, España estaba seis puntos por encima de la media del conjunto de la Unión en 2012, según el Banco de España. Lo que representa un 36,8% del total. Por su parte, la imposición indirecta, es decir IVA y especiales, tienen menos peso sobre la recaudación en España que en el resto de Europa. Los ingresos por estos tributos equivalen al 32,9% del total, unos seis puntos menos que la media comunitaria, según el supervisor. Aquí hay que decir que esto es debido a que hay más productos con el IVA reducido y súper reducido. No es que el tipo normal de IVA, que puede variar, sea muy bajo, es que hay muchos más productos que en el resto de Europa con IVA muy reducido. Y los impuestos directos, o sea IRPF y sociedades, representan el 30,4% del total, que equivale a 2,3 puntos más que la media europea, como se ve en la tabla.

Hazte socio

También te puede gustar