El Papa advirte que Europa corre el riesgo de “morir sin ideales”

El pontífice recibe a 27 jefes de Estado y de gobierno de la Unión Europea y les advierte que el continente está perdiendo ideales como solidaridad, apertura al mundo y búsqueda de paz y desarrollo: no se limiten a “gestionar la grave crisis migratoria de estos años como si fuera sólo un problema numérico, económico o de seguridad”, añade

El papa Francisco advirtió este viernes a los líderes europeos reunidos en el Vaticano que Europa “corre el riesgo de morir” si pierde ideales como solidaridad, apertura al mundo y búsqueda de paz y desarrollo. El pontífice recibió a 27 jefes de Estado y de gobierno de la Unión Europea y a sus delegaciones en la Sala Regia del palacio apostólico del Vaticano, en el marco del 60 aniversario de la firma de los Tratados de Roma.

“Cada organismo que pierde el sentido de su camino, que pierde este mirar hacia delante, sufre primero una involución y al final corre el riesgo de morir”, aseveró.

Al referirse a las políticas migratorias en Europa, Francisco consideró que “no se puede limitar a gestionar la grave crisis migratoria de estos años como si fuera sólo un problema numérico, económico o de seguridad”. “El miedo que se advierte encuentra a menudo su causa más profunda en la pérdida de ideales”, subrayó.

Francisco sostuvo que Europa “vuelve a encontrar esperanza en la solidaridad, que es también el antídoto más eficaz contra los modernos populismos”. “Los populismos, al contrario, florecen precisamente por el egoísmo, que nos encierra en un círculo estrecho y asfixiante y no nos permite superar la estrechez de los propios pensamientos ni ‘mirar más allá’”, alertó.

El Obispo de Roma consideró necesario “volver a pensar en modo europeo, para conjurar el peligro de una gris uniformidad o, lo que es lo mismo, el triunfo de los particularismos”.

“A la política le corresponde esa leadership ideal, que evite usar las emociones para ganar el consenso, para elaborar en cambio, con espíritu de solidaridad y subsidiaridad, políticas que hagan crecer a toda la Unión en un desarrollo armónico, de modo que el que corre más deprisa tienda la mano al que va más despacio, y el que tiene dificultad se esfuerce para alcanzar al que está en cabeza”, añadió.

El Papa instó a los líderes europeos a dejarse “provocar” por las palabras, la pasión por el bien común y la actualidad de las ideas de los Padres de Europa. “Su denominador común ha sido el espíritu de servicio, unido a la pasión política y a la consciencia de que “en el origen de esta civilización europea se encuentra el cristianismo”, sin el cual los valores occidentales de dignidad, libertad y justicia se vuelven completamente incomprensibles”, afirmó.

Al término de su discurso, los líderes europeos posaron para la foto oficial de grupo en la magnífica Capilla Sixtina, donde se celebran los cónclaves, toda decorada por los suntuosos frescos de Miguel Angel.

Es la cuarta vez desde el inicio de su pontificado que Francisco ofrece una visión sobre el futuro de Europa: es el discurso en Estrasburgo, el 25 de noviembre de 2014, luego ante el Parlamento y el Consejo de Europa, y al recibir el 6 de mayo de 2016 el premio Carlomagno.

 

Hazte socio

También te puede gustar

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>