Pedro Sánchez eliminaría la exención del IBI a la Iglesia; Rivera e Iglesias, de acuerdo

El candidato socialista a la Moncloa hace públicos algunos aspectos de su programa electoral. En el apartado de laicidad Sánchez reclamará a la Iglesia los bienes inmatriculados sin títulos

Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, en el acto de presentación de candidatos al Congreso de su partido

Si Pedro Sánchez, líder del PSOE, es presidente del Gobierno revisará toda la fiscalidad que atañe a la Iglesia Católica para que pague el impuesto del IBI de los inmuebles que no dedica al culto. Así figura en el borrador de su programa electoral en el apartado de laicidad en el que se ha decidido “la reclamación de la titularidad del dominio de los bienes que desde 1998” la Iglesia Católica inmatriculó. El avance hacia “la autofinanciación de las confesiones religiosas” y la “revisión de los acuerdos con el Vaticano”, son otras de las propuestas, junto a la elaboración de “un protocolo para la organización del actos de Estado de carácter civil”, para que los homenajes no siempre sean religiosos.

Lo que el líder del PSOE no señala es que, con respecto al IBI, se trata de un impuesto del que están exentos todas las confesiones religiosas, los sindicatos, las fundaciones y los propios partidos políticos. ¿Los hará también pagar ese impuesto? Nada se ha dicho.

El texto base del programa de Pedro Sánchez, en el apartado de laicidad, aborda cómo serían las relaciones con la Iglesia Católica. Si llega al Gobierno “revisará los acuerdos de España con la Santa Sede”, compromiso que ya figuraba con el anterior candidato, Alfredo Pérez Rubalcaba, de imposible cumplimiento al perder las elecciones. En todo este largo epígrafe se desprende el objetivo de eliminar aspectos de ese acuerdo Santa Sede-Gobierno español desde la perspectiva económica.

“Avanzaremos en la autofinanciación de las confesiones religiosas y estableceremos una fiscalidad general para aquellos bienes de las confesiones religiosas que no están afectos a uso de culto”, dice el borrador. Actualmente la Iglesia no paga impuestos por los templos donde ejerce el culto, pero tampoco por algunos de los inmuebles que no están dedicados a ese uso. La polémica por la exención del pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) tiene años de antigüedad, y ningún Gobierno lo abordó; tampoco el del socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

Ahora Pedro Sánchez abre el debate, muy demandado en su partido, sobre las relaciones con la Iglesia en un Estado aconfesional como es España constitucionalmente, aunque se confunda por sectores como los socialistas como un estado laicista.

Además de la exigencia del pago de impuestos, el PSOE aborda otro asunto pendiente en el que no ha tenido una actitud siempre lineal. “Reclamaremos la titularidad del dominio o de otros derechos reales sobre los bienes que desde 1998 han sido inmatriculados a favor de la Iglesia Católica, si no hay un título material que lo justifique”.

Se trataría de revertir la “apropiación masiva de la Iglesia Católica sobre bienes públicos”, según denunció el PSOE el pasado año. La Iglesia ha tenido la capacidad de poner a su nombre edificios, sin necesidad de demostrar los títulos de propiedad de los mismos, porque sencillamente no existen. Es el caso por ejemplo de la catedral de Córdoba, que es de la Iglesia desde hace cinco siglos aunque normalizó su situación en 1998.

Un cambio en la Ley Hipotecaria impediría que la Iglesia pudiera normalizar la situación de estos edificios. Esta es la razón por la que Pedro Sánchez va “a reclamar” a la Iglesia los bienes cuya propiedad no pueda demostrar, aunque sean evidentes.

Pablo Iglesias y Albert Rivera, de acuerdo

Precisamente en el debate que tuvo lugar este domingo entre los líderes de los dos principales partidos emergentes, Pablo Iglesias (Podemos) y Albert Rivera (Ciudadanos) en el programa Salvados de la Sexta, los candidatos a la Moncloa abordaron este tema.

Iglesias y Rivera debaten junto al periodista Jordi Évole

Iglesias y Rivera debaten junto al periodista Jordi Évole

A pregunta del presentador Jordi Évole Pablo Iglesias afirmó que obligaría a la Iglesia a pagar el impuesto del IBI del que está exenta. Por su parte Albert Rivera certificó lo mismo, pero añadió que también eliminaría esa exención al resto de organismos que disfrutan de la misma: el resto de confesiones religiosas, partidos políticos, sindicatos, patronales, etcétera.

Por lo tanto, tres de las cuatro fuerzas políticas a las que se les supone actores principales en el hemiciclo parlamentario posterior a las elecciones generales del 20 de diciembre consideran en sus programas castigar económicamente a la Iglesia católica. El debate está sobre la mesa.

Hazte socio

También te puede gustar

2 Comments

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>