Pensiones: están jugando con fuego

Las declaraciones en sede parlamentaria del gobernador del Banco de España sobre la fragilidad de nuestro Sistema Público de Pensiones h…

Forum Libertas

Las declaraciones en sede parlamentaria del gobernador del Banco de España sobre la fragilidad de nuestro Sistema Público de Pensiones han generado una tormenta. El ministro de Trabajo ha intervenido con inusual dureza contra el máximo representante de la autoridad monetaria independiente, y esto en cualquier lugar de Occidente constituye un conflicto de perfil institucional. No se trata sólo de disparidad de opiniones, sino que éstas afectan al Gobierno y al propio Banco de España, cuyo presidente, no lo olvidemos, es nombrado por el Parlamento y no por el Gobierno, y que tiene por ley independencia de gestión.

No es prudente por parte del ministro Corbacho rebatir las afirmaciones de gobernador del Banco de España.En ForumLibertas.com de hoy (ENLACE) puede encontrar una cumplida información del porqué. Corbacho se apoya en un informe del 2008, pero los supuestos de este informe han quedado destrozados por los resultados del año pasado y, sobre todo, por el hundimiento de afiliaciones que se está produciendo este año.
La respuesta de los sindicatos, descalificando también al gobernador, resulta incomprensible, porque los más interesados en que las pensiones sean sostenibles y dignas deberían ser ellos. Y la verdad es que el peligro es tan grande y tan cercano que resulta sorprendente que la oposición con los datos disponibles no haya tomado ya una iniciativa contundente en este terreno. Si este año no se produce déficit, el resultado estará ajustadísimo, y el próximo con toda certeza se dará este balance negativo.

El resultado de todo ello, con una recuperación que tardaremos años en alcanzar, será que nos acercaremos a las anteriores previsiones del propio ministerio, que situaban el inicio del déficit ya permanente en el 2015, y el agotamiento del fondo de reserva en el 2020. Quedan tan pocos años que ya ahora la respuesta será tremendamente dolorosa, y puede llegar a producirse una situación de una brutalidad inusitada porque, recuérdese, la Seguridad Social es el factor más redistributivo de la política española y el que permite reducir casi 20 puntos el riesgo de pobreza en España.

En cualquier caso, un gobierno responsable debería aportar cifras actualizadas a partir del informe del ministerio de Trabajo del año 2008 y su comparación con el precedente del 2005, a la luz de los últimos datos disponibles sobre pérdida de afiliados, y las previsiones macroeconómicas de éste y los próximos años.
Tienen el deber de hacerlo, y los ciudadanos tenemos la obligación de exigirlo porque lo que nos jugamos es algo vital para el futuro de todos nosotros.
Hazte socio

También te puede gustar