Planned Parenthood en España quiere obligar a los objetores a dar la PDD, abortiva

La Federación de Planificación Familiar Estatal (FPFE), es la filial española de la mayor multinacional del aborto, la International Planned Parenthoo…

Forum Libertas

La Federación de Planificación Familiar Estatal (FPFE), es la filial española de la mayor multinacional del aborto, la International Planned Parenthood Federation, fundada por la eugenetista racista Margaret Sanger
Su presidenta en España, Isabel Serrano, dice que la píldora del día después (PDD) debe considerarse como anticonceptiva. Y que por lo tanto, los sanitarios pro-vida no pueden negarse a repartirla. "No es legal ni ético ni moral objetar en este caso", dice Serrano.
Pues bien: la FPFE miente. La PDD es abortiva en muchos casos. Lo es en todos aquellos en que impide la implantación de un embrión, cuando ya ha habido fecundación.
Esto es tan claro y estudiado que Chile, después de unos años de repartir la PDD, la prohibió, al quedar científicamente claro su efecto abortivo, contrario a la Constitución del país. Hay una animación que explica muy bien por qué la PDD es abortiva:  http://www.aciprensa.com/vida/pildorads.swf
Otra gran mentira del lobby FPFE es decir que "la píldora poscoital habría evitado 270.000 abortos en los últimos seis años en España si la prescripción de este anticonceptivo de urgencia hubiera sido accesible a todas las mujeres".
Es una cifra estúpida y arbitraria, además de falsa. La realidad es que en España hay PDD por todas partes, que la consumen menores sin que se enteren sus padres ni madres, que se dan a escondidas, que los jóvenes presionan a las chicas al sexo sin condón "porque luego te llevo a pedir una PDD al centro de salud" y que en España, desde que se reparte la PDD, hemos pasado de 60.000 abortos (en el 2000) a 100.000 abortos (en 2007) en sólo siete años. O sea, que la PDD no reduce el número de abortos.
Además de ser abortiva, crea una mentalidad pro-aborto y hábitos de riesgo sexual.
Más aún, la doctora Serrano habla de que es un "método médicamente esencial, seguro, inocuo y eficaz", olvidando los efectos secundarios y que no previene contra las enfermedades sexuales, que crecen año tras año.
¡Basta de engaños, señores de la FPFE, que las mentiras las pillamos enseguida!
Hazte socio

También te puede gustar