Polémica temática católica del Museo de Arte Metropolitano

“La moda y el imaginario católico” se llama este año la exposición del MET. Buscan mostrar la influencia de la Iglesia en el vestir desde el medioevo

El Museo Metropolitano de Nueva York ha presentado su exposición más controvertida hasta la fecha, dedicada a la constante influencia de la Iglesia católica en la industria de la moda desde los tiempos medievales hasta la actualidad. Como cada primer lunes de mayo, el MET cierra sus puertas para acoger la presentación exclusiva de la exhibición anual del Costume Institute, culminada al atardecer por la gran gala del museo y la alfombra roja por excelencia de la temporada primaveral.

Bajo el nombre de “Heavenly Bodies: Fashion and the Catholic Imagination (Cuerpos celestiales: la moda y el imaginario católico)”, la muestra estará abierta al público desde el próximo 10 de mayo hasta el 8 de octubre, repartida entre las instalaciones que el museo tiene en la Quinta Avenida de Manhattan y en las galerías medievales en los Cloisters.

“La moda y la religión se han ido entrelazando durante mucho tiempo, se inspiran mutuamente y van comunicándose una con la otra. Aunque esta relación ha sido compleja y algunas veces impugnada, ha producido algunas de las creaciones más innovadoras en la historia de la moda”, asegura Andrew Bolton, el comisario jefe del Costume Institute del Museo.

Bolton recuerda el artículo de “Newsweek” de noviembre de 2005 que se titulaba “El Papa viste Prada”, sobre el alemán Joseph Ratzinger, quien dos años después aparecería en la lista de la revista “Esquirre” como el “Rey de los Accesorios del Año” por sus zapatos rojos hechos por Adriano Stefanelli, un zapatero artesanal de la región norteña italiana de Novara.

Más significativamente, los zapatos del Papa Benedicto XVI pertenecen a una tradición papal que data de siglos atrás. Su color significa la sangre de la pasión de Cristo, así como la sangre de los mártires católicos.

Inconscientemente, el autor del artículo planteó consideraciones más profundas a tener en cuenta: el papel que la vestimenta juega dentro de la Iglesia católica y el rol que la Iglesia juega dentro de la imaginación de la moda”, añade Bolton.

Uno de los puntos estelares de la exposición neoyorquina son las 40 obras maestras eclesiásticas de la Capilla Sixtina, muchas de las cuales nunca se han visto fuera del Vaticano, entre las que se incluyen vestimentas y accesorios papales como anillos y tiaras, fechados desde el siglo XVIII a principios del siglo XXI.

El presidente y director ejecutivo del MET, Daniel H. Weiss, asegura que la “imaginación católica está basada en la práctica artística y la aceptación de la moda en imágenes, objetos y vestimenta, creando una relación constante de evolución entre la religión y el arte”.

Las colecciones de Arte Bizantino y Arte Medieval Occidental, en combinación con la arquitectura y las galerías del MET, ofrecen el contexto perfecto para estas piezas extraordinarias“, explica Weiss con relación a la colección de la Capilla Sixtina.

Acompañan a la muestra privada del Vaticano más de 150 conjuntos de ropa, principalmente de mujer, diseñados entre principios del siglo XX hasta la actualidad por los grandes diseñadores de todos los tiempos. Entre los diseños exhibidos destacan las piezas de Cristóbal Balenciaga, Marc Bohan para Dior, Thom Browne, Gabrielle “Coco” Chanel, Domenico Dolce y Stefano Gabbana, John Galliano para Dior, Jean Paul Gaultier, Rosella Jardini para Moschino, Christopher Kane, Christian Lacroix, Karl Lagerfeld para Chanel, Jeanne Lanvin, Laura y Kate Mulleavy de Rodarte, Thierry Mugler, Rick Owens, Maria Grazia Chiuri yPierpaolo Piccioli para Valentino, Yves Saint Laurent, Elsa Schiaparelli, Raf Simons, Viktor Horsting y Rolf Snoeren, Olivier Theyskens, Riccardo Tisci o los hermanos Donatella y Gianni Versace.

Horas después de la presentación de “Heavenly Bodies: Fashion and the Catholic Imagination” desfilarán por la escalinata del museo las personalidades más influyentes de la moda y el entretenimiento para asistir a la Gala del MET, presidida este año por Amal Clooney, la cantante Rihanna, la diseñadora Donatella Versace, la editora de “Vogue” Estados Unidos Anna Wintour, y los filántropos Christine y Stephen A. Schwarzman.

Hazte socio

También te puede gustar

3 Comments

  1. 1

    -“Este mundo en que vivimos tiene necesidad de la Belleza para no caer en la desesperanza”..- No dice el Papa Pablo VI, en su “Mensaje a los artistas”, uno de los documentos del Concilio Vaticano II.
    En las manos de los artistas está la posibilidad de continuar la obra creadora de Dios.
    Habla el Papa, en nombre de la Iglesia, a todos los Artistas, sin excepción.
    El Museo Metropolitano de Arte de Nueva York está en la línea de la Iglesia Católica. No hay que extrañarse.
    A través de la Historia, la Iglesia ha promovido a los artistas, para embellecer sus templos y su liturgia, con sus obras de pintura, escultura o música.

  2. 2

    MOMA Nueva York está en la línea de la Iglesia Católica. No hay que extrañarse.
    A través de la Historia, la Iglesia ha promovido a los artistas, para embellecer sus templos y su liturgia, con sus obras de pintura, escultura o música.
    .-“Este mundo en que vivimos tiene necesidad de la Belleza para no caer en la desesperanza”..-
    Nos dice el Papa Pablo VI, en su “Mensaje a los artistas”, uno de los documentos del Concilio Vaticano II.
    En las manos de los artistas está la posibilidad de continuar la obra creadora de Dios.
    Habla el Papa, en nombre de la Iglesia, a todos los Artistas, sin excepción.

    El artista hace visible el mundo de lo invisible

  3. 3

    Y es un mal síntoma cuando por la calle ves tanta vestimenta de mal gusto y negrura. Otra cosa es los que no pueden pagar ropa mejor, pero aún así siempre hay buen y mal gusto.

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>