Por activa y por pasiva: corrupción

¿Se podría saber de todos los políticos, altos cargos, funcionarios, banqueros, empresarios, obreros, sindicalistas, familiares, …

¿Se podría saber de todos los políticos, altos cargos, funcionarios, banqueros, empresarios, obreros, sindicalistas, familiares, allegados, amiguetes y otros…?

  • ¿Cuántos son corruptos?
  • ¿Cuántos son colaboradores en las tareas de corrupción?
  • ¿Cuántos son tapadera que ocultan y ocultan?
  • ¿Cuántos son los que, siendo conocedores de todo, callan?
  • ¿Cuántos han sido nombrados a dedo?
  • ¿Cuántos usando despacho y cobrando no tienen nada que hacer?

¿Y cuántas personas de bien a causa de la corrupción…?

  • Están perjudicados laboralmente.
  • Están parados por esa causa.
  • Son menesterosos ocasionales.
  • Padecen hambre.
  • Son pobres que pasan miles de dificultades.
  • No pueden atender a su familia.
  • Son jubilados con una jubilación escandalosamente miserable.
  • Han sido desahuciados.
  • Siendo jóvenes universitarios se tienen que ir de España.

¿Cuántos han perdido su dinero…?

  • En preferentes.
  • En planes de pensiones.
  • En Fórum Filatélico.
  • En Afinsa.
  • En compras de piso.
  • En hipotecas.
  • En acciones bancarias en las que han sido engañados.

¿Y cuántos…?

  • ¿Cuántos talentos no tienen porvenir en España?
  • ¿Cuántos recortes en investigación?
  • ¿Cuántos recortes ocasionados por las malas gestiones políticas?
  • ¿Cuántos apuros económicos de millones de españoles?
  • ¿Cuántas humillaciones de la clase política al ciudadano de a pie?
  • ¿Cuánta traición a la democracia?
  • ¿Cuántas heridas morales a millones y millones de españoles?
  • ¿Cuánto sinvergüenza que pasea con orgullo su deshonestidad?
  • ¿Cuántos abogados chupópteros que defienden a los corruptos?
  • ¿Cuántas ilusiones perdidas por parte de la clase trabajadora?
  • ¿Cuántas banderas vilipendiadas?
  • ¿Cuánta maldad encubierta?
  • ¿Cuánta arrogancia?
  • ¿Cuánto deshonor?
  • ¿Cuántas enfermedades físicas ocasionadas?
  • ¿Cuántas enfermedades psíquicas y mentales a costa de tanta desilusión, de tanta desesperanza, de tanto desaliento?
  • ¿Cuánta miseria política, social y de valores?
  • ¿Cuántos bribones?
  • ¿Cuánta carroña?
  • ¿Cuánto fango?
  • ¿Cuántos sepulcros blanqueados?

Cuánto, cuánto y cuánto… y los millones de euros fluyen y fluyen sin piedad por los paraísos fiscales, por las cloacas o por las bolsas de basura.

Y el que no tiene, no sólo no tiene, sino que es posible que llegue a no tener lo poco que ya tiene.

Y el que pueda, que haga una mueca para reír o una mueca para no llorar, pues la tristeza del panorama no da para otra cosa.

Y que nos sigan dejando al menos respirar, tomar el sol, dejar que el aire roce nuestras mejillas, pues ya se han dado cuenta de que eso lo necesitamos y están preparando el impuesto pertinente, pues algunos corruptos aún están sin sueldo y eso es “democráticamente” inaceptable.

Hazte socio

También te puede gustar