¿Por qué los ex presidentes y ex ministros recolocados prefieren el sector de la energía?…

Que un presidente o un ministro del Gobierno de España, cuando dejan su cargo, dirijan su actividad profesional hacia el ámbito de la em…

Que un presidente o un ministro del Gobierno de España, cuando dejan su cargo, dirijan su actividad profesional hacia el ámbito de la empresa privada es algo legítimo y bastante usual. Los ejemplos son múltiples.

Pero, que la gran mayoría de ellos acaben incorporados a la plantilla de empresas de un sector determinado es algo que llama especialmente la atención.

Eso es lo que ocurre cuando se observa dónde han ido a parar ex presidentes del Gobierno como José María Aznar o Felipe González. Y otro tanto sucede con ex ministros del Partido Popular como Marcelino Oreja y Ana Palacio, o del Partido Socialista como Josep Borrell, Miguel Boyer, Luis Carlos Croissier, Luís Martínez Noval, Elena Salgado o Javier Solana, que, curiosamente, han aterrizado todos en empresas del sector energético.

En la tabla que acompaña esta información también aparecen los nombres de los populares Abel Matutes (Banca), Manuel Pimentel (Ámbito Jurídico), Josep Piqué (Aeronáutica), Rodrigo Rato (Banca) y Eduardo Serra (Consultoría); así como el del socialista Jordi Sevilla (Consultoría).

Pasión por la energía

Son un total de 16 ex gobernantes, ocho de ellos del PP y otros ocho socialistas, y lo primero que llama la atención es que, de los 16 políticos que decidieron en su día pasarse a la privada, después de abandonar su cargo en el Gobierno, diez lo han hecho en el sector de la energía, es decir más del 60%.

Pero aún sorprende más que ese porcentaje llegue casi al 90% en el caso de los socialistas, que muestran una auténtica pasión por la energía a la hora de recolocarse en el sector privado. Y es que, de ocho, siete acabaron en empresas energéticas.

Y, ¿por qué prefieren el sector de la energía? Pues, sencillamente, porque el sectorenergético les prefiere a ellos.

La cuestión de fondo es que toda la articulación del sistema de precios en el sector de la energía se mueve estrictamente por criterios políticos. En el trasfondo de todo ello está el déficit tarifario, la pugna entre renovables y no renovables, los incrementos de precios, que acaban repercutiendo en los usuarios, etc.

Al ser un sector altamente intervenido es muy importante la capacidad de influencia dentro de la propia Administración. Precisamente por eso hay una gran tendencia a que ex gobernantes políticos vayan a parar a este sector.

Limitación insuficiente

Actualmente la legislación contempla que un ex ministro o ex presidente del Gobierno no pueda trabajar durante dos años en empresas privadas en las que se ha intervenido directamente desde su puesto político, pero esto resulta a todas luces insuficiente. La legislación debería impedir esa relación contractual al menos durante una década.

Que un ex gobernante se incorpore por ejemplo a SEAT no es algo que pueda levantar sospechas. Pero que lo haga a Endesa sí tiene una clara repercusión. Y el caso de José María Aznar es paradigmático. En 2004 privatizó Endesa y desde entonces la luz subió un 80%. Hoy Aznar asesora a Endesa con un sueldo que ronda los 200.000 euros anuales.

Todas las empresas pueden tender a buscar una influencia del Gobierno gracias a incorporaciones de ex gobernantes, pero otra cosa es buscar una influencia sistemática porque todo aquello que mueven depende de lo que en cada momento decida el Gobierno.

Esto explica que, para estas empresas, no haya aparentemente diferencias en los colores políticos de sus elegidos, al revés, a las empresas lo que les interesa es tener en su plantilla a los dos partidos mayoritarios de Gobierno, aunque todo apunta a que la pasión de los socialistas por la energía los mantiene en cabeza de ese particular ranking.

Hazte socio

También te puede gustar

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no se va a publicar. campos obligatorios *

Puedes utilizar estas etiquetas HTML y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>