Por un nuevo bloque social, cultural y político: 60 tesis (III). Una sociedad en autodestrucción.

Normal 0 21 false false false MicrosoftInternetExplorer4 /* Style Definitions */ table.MsoNormalTable {mso-style-name:”Tabla normal”;…

Forum Libertas

24 Sin vínculos, sin instituciones, la sociedad no puede existir. Es una consecuencia inexorable que se manifiesta de una forma tan clamorosa que transforma en cierta manera el dicho de que los dioses ciegan a los que quieren perder. Las grandes tendencias son evidentes.

25 En primer lugar, la destrucción de las funciones sociales necesarias: la incapacidad para educar a los niños y adolescentes, de mantener la estabilidad matrimonial para llegar acompañados hasta la edadde la dependencia, o al menos hasta completar la educación del último hijo. La violencia creciente en el seno de las familias contra los hombres, contra las mujeres, aún más, contra los niños, y mucho más, hasta nueve veces más, contra las personas mayores. La estrecha relación cuantitativa de la pobreza, la violencia, y el fracaso educativo, con la ruptura matrimonial. Todo un largo listado de disfunciones interrelacionadas patente que muestra laincapacidad de la sociedad para cumplir con sus funciones. Anomia y enajenación son el signo.

26 Porque hay una estrecha relación entre vivir el presente desvinculado como una necesidad compulsiva de satisfacer el deseo y la fuerza de los instrumentos de alineación. En el franquismo se criticaba el ‘exceso’ del fútbol como un mecanismo de enajenación del régimen. Si aquello era exceso, ¿qué es lo que tenemos hoy? Nunca la sociedad occidental había tenido en términos relativos tantos drogodependientes, nunca la prostitución ha conocido el alcance actual.

27 La inviabilidad a largo plazo del sistema de bienestar hunde sus raíces en la desvinculación, que ha interrumpido la natalidad, multiplicado los individuos solos, aislados, necesidades de la burocracia de la despersonalización, que genera derechos sin vínculos ni obligaciones. Creando una construcción moral corrosiva para la sociedad: el derecho es resultado de una ley. Es bastante y suficiente con la presión para ‘fabricarlo’. La lucha para queel poder otorgue privilegios con denominación de derechos. La legislación española y catalana es un ejemplo abusivo de este problema occidental.

28 La dificultad para salir de la crisis económica, y para no recaer en el futuro, radica en que los mecanismos profundos que la hicieron posible no han sido modificados. La razón de esta carencia extrema radica también en la ideología de la desvinculación, que hace imposible la fuerza moral necesaria para impeler el cambio.

29 Y es que las grandes opciones transformadoras desde el cristianismo hasta llegar al marxismo han nacido siempre de un impulso moral de vinculación, esto es de amor, de solidaridad, de justicia hacia los demás.

30 La desvinculación se manifiesta en la insolidaridad intergeneracional. Endeudados, con los recursos naturales dañados, con un seguridad social adelgazada, con más recursos vertidos en las personas de más de 65 años que en las jóvenes.

31 Aquí hay una fractura generacional insólita en tiempo de paz, una contradicción que puede buscar su síntesis superadora en la eutanasia legalizada y fomentada: "¿Y tú por qué tienes que vivir así?" "¿Qué haces en este mundo?" Uno de los corolarios de la desvinculación será la eutanasia generalizada de los grandes dependientes y la gente mayor que no pueda pagarse la autonomía personal. Serán suficientes para construir la opinión pública adecuada y formatear las mentes, las políticas públicas como las que fomentan el sexo en los menores de 16 años.

Josep Miró i Ardèvol, presidente de E-Cristians y miembro del Consejo Pontificio para los Laicos

Hazte socio

También te puede gustar