¿Porque el Gobierno se olvida de la economía sumergida?

Las duras e improvisadas medidas del Gobierno deZapatero no sólo constituyen una contradicción difícil de superar con las pol&iac…

Forum Libertas

Las duras e improvisadas medidas del Gobierno deZapatero no sólo constituyen una contradicción difícil de superar con las políticas seguidas hasta el mismo momento del anuncio del ‘gran cambio’,sino que entrañan el grave peligro de condenarnos durante años al estancamiento económico. No sólo se trata de un daño social que podía evitarse, sino que muestran su improvisación, porque son el fruto de una imposición exterior. Sin medidas que relancen la economía, recortar sólo el gasto entraña un gran riesgo. De ahíque el clamor por la urgente adopción de reformas resulte abrumador.

Pero, junto a todo ello, se observa un grave e inexplicable agujero. El Gobierno argumenta, por ejemplo, que aumentar los impuestos sobre los muy altos ingresos puede ser contraproducente. Bien, admitámoslo, aunque ningún país europeo que haya adoptado medidas de este tipo ha sufrido ninguna deslocalización de capitales, quizás por la razón de que los costes directos e indirectos de tamaño cambio son mayores que el poco más que se debe pagar al fisco. Pero da igual, admitamos la omisión.

Pero, ¿qué justifica el olvido de una nueva y más eficaz política económica para reducir el peso de la economía sumergida? Éstarepresenta el 19,8% del PIB, es decir unos 200.000 millones de euros y detrae al erario público unos 74.000 millones de ingresos. Una acción dirigida a reducir un 10% su tamaño, situándola en un todavía muy grande 17% del PIB,aportaría 7.400 millones en ingresos al Estado, es decirla mitad del actual recorte, y mucho más que la congelación de las pensiones. La reducción en un 15% (y su peso sobre el PIB continuaría siendo grande, el 16,8 %) aportaría más de diez mil millones. Las dos terceras partes del recorte.

¿Qué impide actuar en este plano? ¿No meterle mano a las economías de supervivencia, a los apaños que se están montando? Eso sería un argumento estúpido. Primero, porque la lucha contra la economía sumergida debe empezar por los peces mayores, y segundo, porque si ésta fuera la razón -y aunque no lo sea, si se permite que siga ahí, creciendo- estaríamos progresando por la senda de las economías bananeras, del trapicheo y el mirar hacia otra parte.

Ah!, y por si no hay ideas concretas, ahí va una: Aborden uno de los peces grandes de la economía sumergida y a la vez bien a la vista, peinen una y otra vez la prostitución, los macroclubs, los puticlubsy demás fauna de la misma especie.

Hazte socio

También te puede gustar