Primer acto público en España con cristianos y musulmanes más allá del ámbito religioso

Cristianos y musulmanes protagonizarán este sábado el primer acto público conjunto que se celebra en España más allá del ámbito religioso. En la Plaza…

Forum Libertas

Cristianos y musulmanes protagonizarán este sábado el primer acto público conjunto que se celebra en España más allá del ámbito religioso. En la Plaza de San Agustín de Barcelona y a las 18.30 horas, creyentes de ambas confesiones, unos a título personal y otros en representación de numerosas entidades de la sociedad civil, recordarán y reiterarán su compromiso de acción común en defensa de la vida, la familia y las libertades, un proyecto que ya quedó reflejado en un manifiesto presentado el pasado 28 de junio por varios colectivos de orientación cristiana e islámica. También se pretende colaborar en la mejora de las relaciones entre las dos religiones e intensificar el diálogo interreligioso La concentración, convocada por E-Cristians y la Asociación Catalana de Estudios Islámicos, se basará en la lectura de un manifiesto conjunto a favor de la paz, intervenciones de representantes de ambas confesiones y una oración común. El mensaje que los promotores quieren transmitir a la sociedad es muy claro: Cristianos y musulmanes “quieren convivir fraternalmente y en paz”, así como encontrar puentes de entendimiento en la vida pública.

 

Enrique Martínez, que hablará en representación de E-Cristians como miembro del Secretariado de esta asociación, partirá de la frase “todos nosotros, cristianos y musulmanes, somos creyentes”, pronunciada recientemente por el Papa Benedicto XVI en su encuentro con miembros de las comunidades musulmanas dentro de su visita a Colonia para presidir la Jornada Mundial de la Juventud. Entre otras reflexiones, Martínez dirá que “por la palabra podemos establecer el diálogo cordial propio de la amistad” y que, por ese mismo instrumento, la palabra, “se constituye la sociedad, cuando por medio de ella hablamos de lo que es justo e injusto, tal y como expresaba Aristóteles, un filósofo tan apreciado por pensadores de ambas religiones”.

 

Desde esta convicción, el representante cristiano se dirigirá a los responsables políticos para exigirles “que se respete nuestro derecho a vivir de acuerdo con nuestras creencias, tanto en privado como en público”, y recordará que “el laicismo últimamente tan presente en nuestra sociedad es una dictadura de aparente tolerancia que frena el estímulo de la fe cuando la declara intolerante”. También pedirá que se respete la vida, la libertad educativa para las familias y el matrimonio entre hombre y mujer.

 

Por su parte, el secretario de la Asociación Catalana de Estudios Islámicos, Omar Ribas, hablará en nombre de la representación musulmana del acto. En forma de oración asumible por todos los asistentes, pedirá a Dios “la paz auténtica entre cristianos y musulmanes” a través de “un mayor entendimiento entre sus creyentes dentro de la sociedad de nuestro tiempo”. En esta línea, hará un llamamiento a la acogida recíproca de los que se identifican con una y otra creencia, en un clima de “fraternidad, apertura y comprensión”. Al finalizar el acto, que es abierto a todo el mundo, se ofrecerá a los participantes una merienda popular con aportaciones de cristianos, concretamente chocolate y pastas, y también de musulmanes, en este caso con presencia de la repostería árabe que tanto ha influido en la cultura del dulce en España.

 

Compromiso cívico compartido

 

Este nuevo marco de colaboración entre personas y entidades cristianas y musulmanas ya dio su primer fruto hace pocas semanas, con la presentación del Manifiesto por la vida, la familia y las libertades. El documento expone seis puntos comunes, para trabajar en la esfera pública, que van desde la defensa del “derecho a la vida desde la concepción” hasta el apoyo al “derecho a transmitir valores trascendentes en el ámbito escolar”, pasando por el respaldo total a “la familia como institución natural” y por la defensa de “la dignidad de pobres y marginados”. Además de lo que los promotores denominan “seis objetivos de acción común”, el acuerdo también prevé la colaboración mutua en acciones concretas que se determinen en el día a día. En la misma línea, ambas partes decidieron crear un grupo de coordinación que prevé reunirse como mínimo mensualmente.

 

Este manifiesto publicado por cristianos y musulmanes es definido por sus promotores como “un acuerdo de principios” para “defender toda vida humana, la naturaleza del matrimonio y la familia y el ejercicio de las libertades cívicas, según el plan del Creador, impreso en la naturaleza humana, y ante el laicismo de la exclusión religiosa que pretende acallar la voz de los creyentes”. Por otro lado, y ya dentro de los seis puntos, el documento rechaza “la legislación despenalizadora del aborto” y la “manipulación genética”. Sobre la familia, defiende la unión matrimonial entre hombre y mujer y se muestra claramente contra “la consideración matrimonial de las relaciones homosexuales y la posibilidad de que adopten hijos”. Y en cuanto a la pobreza, los autores del manifiesto reivindican “la aplicación de una justicia distributiva que atienda prioritariamente a los más necesitados, con un especial énfasis en la consideración que merece la gente mayor”.

 

MANIFIESTO DE ENTIDADES CRISTIANAS E ISLÁMICAS POR LA VIDA, LA FAMILIA Y LAS LIBERTADES

 

« Dijo pues Yahvé: El clamor de Sodoma y Gomorra es ciertamente grande y su pecado es sin duda muy grave… Quien judica toda la tierra no hará justicia?” (Génesis 18, 20-25).

 

El presente manifiesto es un acuerdo de principios entre organizaciones cristianas e islámicas que quieren hacer pública su determinación de defender toda vida humana, la naturaleza del matrimonio y la familia, y el ejercicio de las libertades cívicas, según el plan del Creador, impreso en la naturaleza humana, y ante el laicismo de la exclusión religiosa que pretenden acallar la voz de los creyentes en la sociedad.

 

1)       Defendemos EL DERECHO A LA VIDA HUMANA desde el momento de la concepción, rechazando en consecuencia tanto la legislación despenalizadora del aborto quirúrgico o químico como la manipulación genética

2)       Defendemos LA FAMILIA como institución natural, fundamento de cualquier sociedad, compuesta por la unión estable y comprometida de un hombre y una mujer, rechazando en consecuencia la consideración matrimonial de las relaciones homosexuales y la posibilidad que adopten hijos

3)       Defendemos la DIGNIDAD DE LOS ENFERMOS, reivindicando en consecuencia la generalización de la medicina paliativa en todos los casos en que sea necesaria y rechazando la aplicación de la eutanasia

4)       Defendemos LA LIBERTAD DE ENSEÑANZA y el derecho a transmitir valores trascendentes en el ámbito escolar según las convicciones de los padres, reivindicando en consecuencia la gratuidad de la enseñanza con independencia del ideario del centro

5)       Defendemos LA DIGNIDAD DE POBRES Y MARGINADOS, reivindicando la aplicación de una justicia distributiva que atienda prioritariamente a los más necesitados, con un especial énfasis en la consideración que merece la gente mayor

6)       Defendemos LA LIBERTAD RELIGIOSA en nuestra sociedad, rehusando las ofensivas laicizantes y las campañas antireligiosas que llevan a cabo poderes públicos y medios de comunicación, acentuada últimamente

 

Junio 2005

Enlace relacionado

Hazte socio

También te puede gustar